Actualizado 26/04/2007 17:19 CET

El director general de Greenpeace pide a los candidatos a las alcaldías compromisos para reducir las emisiones de CO2

MADRID, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

Greenpeace España, que lleva más de veinte años denunciando que cambio climático es la mayor amenaza medioambiental a la que se enfrenta la humanidad, trabaja para lograr un modelo energético sostenible y en impulsar la participación ciudadana en la revolución renovable. El director general de Greenpeace España, Juan López de Uralde, analiza la situación de España ante el cambio climático y da algunos consejos sobre cuál debe ser la actitud del Gobierno para reducir las emisiones de CO2.

- ¿Qué compromiso imprescindible le pide a un candidato autonómico?

En este momento en España hay dos temas ambientales imprescindibles desde nuestro punto de vista: el cambio climático y el urbanismo. Estos temas no pueden quedar al margen de las elecciones del 27 de mayo.

En cuanto al primero, no es posible que las comunidades autónomas sigan ignorando el asunto del cambio climático. Por ello pedimos a los candidatos compromisos concretos para reducir las emisiones de CO2 al menos en un 20%, alcanzar un 30% de energías renovables, mejorar la eficiencia energética y promover medios de transporte no contaminantes. Ningún candidato debería eludir una respuesta concreta ante esta cuestión tan importante, y que tanto inquieta a la ciudadanía.

Sobre el urbanismo debe garantizarse que se va a acabar con la actual situación de desmadre especulativo. Por ejemplo, deben impedirse Planes Urbanísticos que planteen un crecimiento mayor del 10% del municipio, eliminar el convenio urbanístico como fórmula de gestión o garantizar la integridad de los espacios naturales protegidos.

- ¿Considera que España será capaz de cumplir el Protocolo de Kioto?

Hoy en día estamos muy alejados. Los últimos datos de 2006 indican que estamos un 48% por encima de las emisiones de 1990. Sin embargo, España puede cumplir Kioto. Para ello es necesario cambiar el actual modo de producción energética dando mucho mayor relevancia e impulso a las energías renovables. Un estudio reciente de Greenpeace demuestra que puede llegarse a cubrir el 100% del consumo energético de fuentes renovables. Pero para eso hay que cambiar desde hoy muchas cosas en nuestro sistema energético.

Sería deseable una atención mucho mayor por parte de los partidos a este problema, sobre el que de momento pasan de puntillas. El problema es político y no tecnológico.

- ¿Hay suficiente apoyo a las energías renovables en nuestro país?

Nosotros consideramos que el sol es el "petróleo de España". Somos el país europeo con mayor insolación y el desarrollo de la energía solar debiera ser priorioritaro.

España es líder mundial en renovables, que cuentan con un amplio apoyo social. Sin embargo, en los últimos meses se han mandado desde el Gobierno signos preocupantes con el proyecto de cambio del Decreto Ley sobre renovables. Esas dudas deben despejarse de inmediato ya que a veces da la sensación de que el Ministerio de Industria y el de Medio Ambiente hablan lenguajes diferentes, y eso ha generado un parón en las inversiones en renovables. Sería suicida para nuestro país abandonar ese liderazgo por la falta de apoyo político.

Por otro lado el sector nuclear trata de demonizar a las renovables poniendo énfasis en sus problemas, para presentar a la nuclear como alternativa, aunque creo que están fracasando.

- ¿Es el momento de abrir el debate sobre el futuro de la energía nuclear en España? ¿Podemos mantener el nivel económico y de desarrollo sin energía nuclear?

Ese debate nunca ha estado cerrado. Lo que pasa que los promotores de la nuclear usan el eufemismo 'debate' cuando quieren hablar, en realidad, de a aumentar el parque nuclear (quieren construir diez centrales nucleares más). Esto sería una locura económica y ambiental para nuestro país, que debe andar la senda de las renovables y no la nuclear. Desde el punto de vista tecnológico, social, económico y ambiental las energías renovables son muy superiores a la nuclear.

Por tanto, considero que seguir invirtiendo en nuclear sería un derroche de recursos. Por lo demás, nosotros estamos encantados de debatir lo que haga falta, ya que estamos convencidos de que la nuclear es una tecnología en extinción.

- ¿Cree que ha cambiado algo la prevención de incendios forestales de cara a este verano respecto al anterior?

Siempre decimos que los incendios se apagan en invierno. No nos referimos a más inversión en medios de extinción, sino en mantenimiento de los bosques. No creo que en este campo haya habido mejoras significativas.

- ¿Considera que se ha mejorado la protección de la costa ante posibles vertidos?

Nuevamente aquí hay que hablar de prevención. Los últimos incidentes en Algeciras, Gibraltar y Galicia con buques cargados de sustancias peligrosas para el medio ambiente han encendido las luces de alarma, ya que en algún caso se ha rozado la catástrofe, y en otros ha habido problemas graves en la gestión de la crisis. En cuestión de contaminación marina, una vez que los contaminantes llegan al medio marino ya es muy difícil hacerles frente.

Por ello, es necesario insistir en la necesidad de modificaciones legislativas en lo relativo a la responsabilidad ilimitada para hacer frente a posibles daños causados por vertidos al mar. Creemos que eso sería la mejor garantía para la prevención de grandes accidentes marítimos, pero hasta ahora no se ha producido. No debemos confiarnos, nuestras costas siguen expuestas a posibles catástrofes.