29 de marzo de 2020
 
Actualizado 14/11/2008 15:58:48 CET

Expertos apuestan por la captura y almacenamiento de CO2 como oportunidad para la creación de empleo sostenible

SEVILLA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El catedrático de la Escuela de Ingenieros de Sevilla y responsable del programa de captura de CO2 de la Fundación Ciudad de la Energía, Vicente Cortés, y el profesor de la Universidad Politécnica de Cataluña, Jordi Bruno, apostaron hoy por el desarrollo de tecnología relacionada con la captura y almacenamiento de CO2 proveniente de grandes industrias como una oportunidad "indiscutible" para la creación de empleo sostenible y de riqueza.

En su intervención en I Jornada sobre Cambio Climático de la Cátedra Holcim de Desarrollo Sostenible en Sevilla, a la que acudieron más de 150 alumnos, arquitectos e ingenieros, Cortés explicó que se están buscando mecanismos para capturar el CO2 proveniente de la producción de energía fósil para inyectarlo más tarde en el subsuelo por tiempo indeterminado, aminorando el daño realizado por estas emisiones a la atmósfera.

En este sentido, aclaró que para el desarrollo de estas técnicas ya se están moviendo varias iniciativas en Europa como la construcción de plantas experimentales para el desarrollo de esta tecnología de la que se encuentran tres instalaciones en fase de desarrollo, una en España. Además, Europa prevé tener en marcha unas 12 plantas en funcionamiento en 2015 y "sería una oportunidad indiscutible para España que esta tecnología se realizara aquí".

"España ha decidido trabajar claramente en esta línea", añadió Cortés, quien recordó que ya se ha comenzado a construir una plataforma experimental en El Bierzo, cerca de Ponferrada (León), que cuenta con una inversión del Gobierno central de 74 millones de euros y que prevé esté finalizada en 2010.

El reto de esta tecnología, según Cortés, se centra en aminorar costes y conseguir procesos de captura de CO2 más baratos que lo que supondría comprar derechos de emisiones en el mercado.

ACELERAR EL PROCESO NATURAL

Por su parte, el profesor de la Universidad Politécnica de Cataluña explicó que el sistema permite reproducir y acelerar el proceso que realiza la naturaleza con el carbono mediante un "pequeño atajo". Así, se inyecta el CO2 a gran profundidad en el subsuelo en zonas de rocas sedimentarias y con aguas salinas, donde este dióxido de carbono se disuelve y queda atrapado generando un proceso de mineralización en torno a las rocas similar al natural.

Bruno recordó que en la naturaleza existen múltiples bolsas de carbono en el subsuelo y que el sistema, que podría estar listo en unos cuatro años, se basaría en estos principios de descomposición del carbono y en su conversión en minerales que se desarrollan en la naturaleza.

En estos momentos, los investigadores de este proyectos se encuentran realizando estudios sobre las situaciones de almacenamiento de la naturaleza, con bolsas de carbono o aguas carbonatadas, como la de los balnearios, para entender mejor el proceso y analizar las posibles ubicaciones para la reinyección del carbono.

Por su parte, el director de Desarrollo Sostenible de Holcim, Manuel Soriano, apostó por el desarrollo de esta cátedra basado en la creación de riqueza y valor, el respeto con el medio ambiente y el compromiso con las personas y el entorno que las rodea.

Así, señaló la educación como un elemento "clave" para salir de la actual situación y recalcó la necesidad de que los estudiantes y futuros responsables de entidades y empresas sean formados "no sólo en aspectos técnicos, sino también en responsabilidad social corporativa (RSC) y desarrollo sostenible".