Actualizado 04/09/2008 18:20:40 +00:00 CET

RSC.-La industria cerámica española ha reducido un 50% las emisiones por cada metro cuadrado de azulejo producido desde 1990

MADRID, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

La industria cerámica española ha reducido desde 1990, gracias a las inversiones realizadas en investigación y desarrollo, un 50 por ciento el volumen de emisiones por cada metro cuadrado de azulejo producido, hasta llegar a una tasa de emisiones en 2007 de 1,3 millones de toneladas de CO2.

Las inversiones destinadas a conseguir esta reducción se calculan en unos 1.100 millones de euros desde 1985, que han permitido que el sector alcance "el mejor ratio de eficiencia energética por unidad de producto de la industria de baldosas de cerámica a nivel mundial", según la Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos (ASCER).

Así, el sector cuenta actualmente con un nivel de eficiencia global superior al 75 por ciento, y con un ahorro de energía primaria superior al 10 por ciento.

La introducción del gas natural a principios de los 80 permitió aplicar la monococción en el proceso de la producción y, con ello, reducir los ciclos de cocción que duraban unas 40 horas a 2 horas. Además, el gas natural posibilitó el uso de la cogeneración, que es un modo más eficiente que los habituales de obtener electricidad, ya que se aprovechan "al máximo" los gases calientes, evitando pérdidas de su poder calorífico.

Hasta la fecha hay más de 80 instalaciones de cogeneración en funcionamiento en el sector cerámico, con una potencia instalada de 330 MWe y una producción de electricidad de 1.500 GWh/año. El sector en su conjunto tiene una demanda de alrededor de 21.500 GWh/año de energía primaria en forma de gas natural, de los cuales la mayoría se aprovecha completamente en los procesos propios de la industria de atomización y cocción.

REUTILIZACIÓN DE RESIDUOS

El Acuerdo de Residuos no Peligrosos firmado entre ASCER y la Conselleria de Medio Ambiente de la Comunidad Valenciana en 2007 pretende mejorar la gestión de residuos no peligrosos del proceso de fabricación de baldosas cerámicas, estableciendo un control adecuado y resolviendo, al mismo tiempo, los problemas de diferencias en los criterios de calificación y caracterización entre la Administración y la industria.

El volumen de residuos reutilizados y controlados a través del Acuerdo en el año 2007 superó los 1,6 millones de toneladas de residuos no peligrosos (lodos, suspensiones, testillo crudo y tiesto cocido).