Intervienen redes de pesca y fusiles acuáticos en aguas de Cabo de Gata (Almería)

JUNTA DE ANDALUCÍA
Publicado 19/07/2018 14:54:27CET

ALMERÍA, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Andalucía ha efectuado dos operaciones en las que ha intervenido, por un lado, una red ilegal de pesca en una reserva marina del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar (Almería) y, por otro lado, dos fusiles acuáticos a dos hombres que habían capturado unos 35 kilos de pescado.

La embarcación de vigilancia de la Junta de Andalucía 'Isla de Tarifa' ha retirado una red de pesca ilegal con 1.250 metros de sedal y 500 azuelos de de la reserva marina 'Punta de Media Naranja' en la que ya había varios ejemplares de peces.

Según ha explicado la Junta en una nota, entre las especies que se encontraban atrapadas había dos ejemplares de morena --'Muraena helena'--, y un ejemplar de chopa --'Spondyliosoma cantharus'-- que han sido devueltos al mar.

Esta actuación, enmarcada dentro de la vigilancia programada por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha resuelto el decomiso de las artes en base al Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) y el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, el cual prohíbe este tipo de pesca.

Además, los agentes de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía decomisarion el pasado 6 de julio dos fusiles acuáticos a dos hombres que practicaban la pesca submarina de forma furtiva en el paraje de 'Cala Higuera'.

Se intervinieron más de 35 kilos de pescado que fue entregado a un centro benéfico, y se procedió a la intervención de los dos fusiles. Los infractores reconocieron los hechos, de forma que no se obstaculizó la labor inspectora.

El Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) y el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar establecen que en las aguas interiores de este espacio protegido sólo pueden realizarse actividades pesqueras de carácter artesanal y pesca de recreo en zonas situadas fuera de las seis áreas de reserva marina.

La normativa prohíbe en toda la franja marina del Parque Natural la pesca submarina, la pesca con artes de arrastre, de cerco y con enmallados fijos o de deriva que no se ajusten a la legislación pesquera vigentes.

El delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Raúl Enríquez, destaca la labor de vigilancia del Espacio Natural que realiza la embarcación de la Junta "para preservar los valores naturales con que contamos todos los almerienses".

Enríquez ha advertido además de que "la Junta realiza de forma periódica inspecciones en mercados, comercios, bares y restaurantes dedicados a la venta de productos pesqueros con la finalidad de detectar la tenencia de pescado capturado y adquirido por cauces ilegales y que, por tanto, no ha pasado por los debidos controles sanitarios y que puede originar un grave problema a los consumidores".