Junta defiende las inversiones en ciencia en un país que ha "ignorado" y "despreciado" a los investigadores

Publicado 23/05/2019 13:09:06CET
JUNTA DE ANDALUCÍA

GÉRGAL (ALMERÍA), 23 May. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad de la Junta de Andalucía, Rogelio Velasco, ha defendido este jueves las inversiones en ciencia que realiza el Gobierno andaluz tras señalar su entrada en la gestión del observatorio astronómico de Calar Alto, en Almería, frente a un país "donde históricamente se ha ignorado a los científicos y a los ingenieros" y en que "en algunos casos se les ha despreciado como si la ciencia no fuera cultura".

Así se ha pronunciado el titular andaluz de Economía tras presentar el convenio de colaboración para la entrada de la Junta en la financiación del observatorio después de que el instituto alemán Max Planck abandone su participación directa en el centro de referencia de Europa continental para la realización de estudios astrofísicos.

Velasco ha indicado que dotar de recursos a la investigación científica no supone "un lujo", ya que eso sería dar "una visión completamente errónea" a pesar de que España, "desde el punto de vista político" ha orientado sus inversiones "en mucha mayor medida a las ciencias sociales, al derecho, a la historia o a la filosofía" mientras que se "ha ignorado a científicos e ingenieros", según ha interpretado.

"En países desarrollados como Alemania o Suecia históricamente se ha tenido muy en cuenta la opinión de científicos e ingenieros" para "tomar grandes decisiones que afectaban a la ciencia o la tecnología", ha añadido el consejero, quien ha recalcado la labor de los investigadores. "Aunque no sirvieran para ningún fin práctico, al menos servirían para satisfacer el ansia de conocimiento que tenemos los hombres", ha añadido.

Con esto, ha justificado las inversiones públicas que se realizan en diferentes campos de la investigación teórica, que "tienen también un impacto positivo, práctico y aplicado" toda vez que ha insistido en que "ninguna sociedad o ningún país puede prosperar a largo plazo si no cultiva la ciencia y la tecnología".