Publicado 01/02/2021 16:15CET

La Junta renueva el servicio de +Bici del Consorcio de Transportes de Córdoba con 27.000 euros para diez nuevas bicis

La delegada de Fomento de la Junta en Córdoba, Cristina Casanueva,  en la presentación del servicio +Bici.
La delegada de Fomento de la Junta en Córdoba, Cristina Casanueva, en la presentación del servicio +Bici. - JUNTA DE ANDALUCÍA

CÓRDOBA, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Andalucía ha renovado el servicio de +Bici del Consorcio de Transportes Metropolitano del Área de Córdoba con una inversión de 27.171 euros para diez nuevas bicicletas, plataforma y 'software' más "acorde a los tiempos y necesidades del servicio".

Así lo ha destacado este lunes la delegada de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta en Córdoba, Cristina Casanueva, quien ha visitado el nuevo servicio y ha indicado que el Consorcio de Transportes renueva el sistema Bus+Bici con "un servicio automatizado gratuito de bicicleta pública, para que los usuarios de la tarjeta de transporte metropolitano puedan desplazarse desde las estaciones de autobuses a cualquier punto de la ciudad de una forma más cómoda, saludable y sostenible con el medio ambiente".

Casanueva ha señalado que se ha "mejorado un servicio gratuito que se presta desde hace siete años y que necesitaba de una renovación acorde a los nuevos tiempos". El crecimiento del servicio en los últimos años, con 1.082 usos en 2019 y 402 en 2020, a pesar de la pandemia, ha requerido "una mejora del equipamiento y medios tecnológicos adecuados a las nuevas necesidades ciudadanas".

Para ello, la nueva instalación cuenta con un sistema que trabaja con independencia de Internet, "por lo que, si puntualmente la conexión a la red no funciona, el sistema permite prestar y devolver bicicletas sin que el usuario detecte anomalía alguna".

Para Casanueva, "este servicio contribuye a que Córdoba sea una ciudad con una movilidad más sostenible y con un aire más limpio, una iniciativa que pretende que los ciudadanos tengan la posibilidad de utilizar medios de transporte más sostenibles y menos contaminantes". El servicio contará, de momento, con diez bicicletas públicas convencionales que se irán incrementando conforme "se vea la respuesta de los usuarios".

El punto de recogida será la estación de autobuses, donde confluyen 12 líneas interurbanas y cinco líneas urbanas. Los usuarios que quieran utilizar este servicio tendrán que acercarse hasta la oficina de atención al usuario, presentar su DNI junto con el título de transporte utilizado ese día, y firmar un contrato de préstamo en el que se compromete a cuidar la bici y a devolverla en esa jornada.

SOSTENIBLE E INTERMODAL

El proyecto Bus+Bici busca promover el uso de transportes más sostenibles y la intermodalidad, convirtiéndose en un complemento a las líneas de transporte de los consorcios. Está pensado especialmente para los usuarios en los que el origen o el destino final de su viaje se encuentra a una distancia perfectamente asumible en bicicleta desde su parada de autobús. Además, el servicio seguirá estrictos protocolos de higiene y desinfección con motivo del Covid-19.

La puesta en marcha de estos servicios coinciden con los objetivos de la Estrategia Andaluza de Movilidad y Transporte Sostenible, que la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio ha recogido dentro del Plan de Infraestructuras de Transporte y Movilidad de Andalucía (Pitma 2021-2027) y se alinea con los objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la ONU.

Recoge once líneas de trabajo, como son el desarrollo de nuevas infraestructuras con criterios de rentabilidad social, ambiental y económica, la aplicación de nuevas tecnologías aplicadas al transporte, el fomento de la intermodalidad, la reducción de emisiones o la apuesta por la movilidad en el ámbito rural.

CARACTERÍSTICAS DE LAS BICICLETAS

El sistema que se ha presentado se caracteriza por ser una bicicleta sencilla y robusta de tipo urbano, diseñada para un uso intensivo y resistente a las condiciones atmosféricas y al vandalismo.

Las bicicletas públicas cuentan con las siguientes características: cuadro pintado con los colores y diseño fijados por el Consorcio, cuadro y horquilla de acero, frenos de aluminio, llantas de aluminio de doble pared y de 26 pulgadas con tornillos de seguridad antivandálicos, y guardabarros integrado para soporte publicitario.

Además, las bicicletas cuentan con los elementos de seguridad que exige la legislación, es decir, van dotadas con freno delantero y trasero, espejos retrovisores, timbre, faro delantero con luz blanca y reflectante blanco, faro trasero con luz roja y reflectante rojo, dos dispositivos retro-reflectantes en cada rueda de la bicicleta que permiten la reflexión lateral y una banda de material retro-reflectante en el frente de cada uno de los pedales.

Para una mayor comodidad para los usuarios, las bicicletas disponen de pata de cabra, puños ergonómicos y cesta soporte delantero con capacidad suficiente para el transporte de carteras y bolsos sin riesgo de caída de los mismos durante el desplazamiento.

El sistema de sujeción de la cesta a la bicicleta evita que pueda interferir en el sistema de anclaje al aparca-bicicletas. Además, también cuenta con un sillín confortable con tija de acero, que lleva un sistema anti-extracción para impedir su robo, pero admitiendo un margen de regulación de altura.

USUARIOS DEL CONSORCIO

El Consorcio de Transportes Metropolitano del Área de Córdoba cerró el año 2020 con 913.127 viajeros, a pesar de la pandemia, que ha provocado una drástica reducción de la demanda por las limitaciones de movilidad decretadas por el Estado de Alarma. Aunque el descenso ha sido del 41,7 por ciento, ha sido inferior al de los ocho consorcios de transporte restantes existentes en Andalucía.

La crisis sanitaria del Covid-19 ha frenado la tendencia del Consorcio del Área de Córdoba, que había cerrado 2019 con un volumen de viajeros de más de 1,5 millones de desplazamientos, con un incremento del 15 por ciento y que había empezado el año con subidas del 8,1 por ciento en enero y del 2,9 por ciento en febrero. Estos datos se verían truncados a partir del 14 de marzo, con la declaración del Estado de Alarma a causa del Covid.

Pese a las restricciones, los concesionarios de transporte han puesto a disposición una oferta por encima de la demanda, adaptándose a las limitaciones de movilidad decretadas en cada momento. La última decisión adoptada por los consorcios metropolitanos ha sido reforzar servicios en hora punta con motivo de las restricciones determinadas por el nivel 4 de alerta, que limitan el aforo de los vehículos al 50 por ciento respecto al máximo permitido.

Además de la oferta de servicio, se han mantenido, desde antes de la declaración del Estado de Alarma de marzo de 2020, protocolos de prevención frente al virus, entre los que se encuentra la desinfección diaria de autobuses, el uso de la mascarilla o la recomendación del pago con tarjeta. Precisamente, esta última decisión ha traído como consecuencia un nuevo incremento de los usuarios poseedores de la tarjeta. Al cierre del pasado año se alcanzaron las 55.155 tarjetas operativas, es decir, 8.005 más que hace un año.

El Consorcio de Transportes Metropolitano del Área de Córdoba se constituyó en septiembre de 2008 y actualmente opera en 16 municipios consorciados: Córdoba, Almodóvar del Río, La Carlota, El Carpio, Espejo, Fernán Núñez, Guadalcázar, Montemayor, Obejo, Pedro Abad, Posadas, San Sebastián de los Ballesteros, La Victoria, Villafranca de Córdoba, Villaharta y Villaviciosa de Córdoba, y mediante convenio en otros cinco municipios:Montoro, Baena, Castro del Río , Villa del Río y La Guijarrosa.