Publicado 17/02/2021 12:13CET

La Consejería de Igualdad invierte 3,2 millones de euros reformar la residencia de mayores de Armilla (Granada)

Granada.- La Consejería de Igualdad invierte 3,2 millones de euros reformar la residencia de mayores de Armilla
Granada.- La Consejería de Igualdad invierte 3,2 millones de euros reformar la residencia de mayores de Armilla - JUNTA DE ANDALUCÍA

ARMILLA (GRANADA), 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, ha visitado las obras de reforma, modernización y mejora de la eficiencia energética de la residencia de personas mayores de Armilla, en el área metropolitana de Granada, que han supuesto una inversión de más de 3,2 millones de euros.

Este centro, de titularidad de la Junta de Andalucía y gestión pública, tiene prevista la finalización completa de la remodelación para el próximo mes de septiembre, según ha informado Igualdad en una nota de prensa.

"Este Gobierno viene demostrando desde el inicio de la legislatura que una de sus máximas preocupaciones es mejorar la atención a las personas mayores en Andalucía, que además está siendo la población más vulnerable a la pandemia de covid-19. La reforma de este centro en Armilla viene a dar respuesta a la necesidad de mejora de unas instalaciones que fueron construidas a finales de los años 70 y que llevan funcionando como residencia para personas mayores desde 1981", ha destacado Ruiz.

Por otra parte, la consejera ha informado que "en febrero del año pasado terminaron las obras de la reforma interior cuyo objetivo era adaptar totalmente el edificio a personas con discapacidad y mejorar las condiciones de seguridad de uso e incendio del edificio".

En esta primera fase de la remodelación, según ha revelado Rocío Ruiz, se acometió la reforma de las habitaciones de las plantas segunda y tercera, se colocaron nuevas carpinterías interiores y exteriores, se creó una nueva sala de estar, así como comedor y aseos adaptados, se realizó el saneamiento de patologías constructivas y se renovaron completamente las instalaciones de electricidad, contra incendios, climatización y fontanería. Asimismo, esta obra supuso la mejora de la seguridad en caso de incendio y de las condiciones de evacuación con la instalación de un ascensor de emergencia accesible, entre otras medidas.

La segunda fase de la obra, que se encuentra en ejecución actualmente, contempla la mejora de la eficiencia energética e incorporación de renovables dentro del Programa Operativo Feder Andalucía 2014-2020. Una vez concluida la reforma, el centro reducirá el consumo de energía primaria en casi un 36 por ciento y las emisiones de gases de efecto invernadero en un 46 por ciento gracias a "la sustitución de la iluminación en el interior y exterior del edificio, la reforma integral de las instalaciones de producción de calefacción y la colocación de paneles fotovoltaicos".

La residencia para personas mayores de Armilla cuenta con cuatro plantas en altura y un sótano. Su proyecto data de 1977, cuando se diseñaron tres plantas de habitaciones y una planta baja para zonas de administración y áreas comunes.

La Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación trabaja en un programa de rehabilitación de edificios que contempla la ejecución de obras para la conservación y mejora de la seguridad de utilización, accesibilidad en instalaciones de tipología residencial colectiva, eficiencia energética y sostenibilidad, con un presupuesto de 5,2 millones para cada ejercicio del I Plan Estratégico Integral para Personas Mayores 2020-2023.

A ellos se suman los 7,6 millones de euros que tiene presupuestado el programa de mejora de los centros residenciales para mayores de titularidad de la Junta de Andalucía que consiste en su acondicionamiento para asegurar un adecuado equipamiento.

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía aprobó el pasado mes de noviembre el I Plan Estratégico Integral para Personas Mayores en Andalucía 2020-2023 que presentó la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación y que tiene como una de sus líneas estratégicas la prevención de la dependencia. Este proyecto cuenta con una inversión prevista de 164,5 millones de euros y con la implicación de todas las Consejerías de la Administración andaluza.

Tras 20 años desde lo establecido en la Ley de Atención y Protección de las Personas Mayores de 1999, el Gobierno andaluz se puso a trabajar en este plan siguiendo un modelo de gobernanza en el que pudiesen participar todos los agentes implicados.

Ordena el conjunto de las políticas públicas destinadas a promover el bienestar de los y las mayores desde una perspectiva integral, preventiva y sostenible en el ámbito sanitario, de servicios sociales, cultural, deportivo, de ocio, urbanístico y asociativo.

En concreto, va a abordar materias "fundamentales" además de la prevención de la dependencia, como el envejecimiento activo y la red de centros de participación activa y la atención a las situaciones de mayor vulnerabilidad en este colectivo como son la soledad no deseada o el maltrato.