Publicado 11/02/2024 22:50

La Junta inicia las obras de reparación integral de 36 kilómetros de la A-92 en la provincia de Granada

Archivo - Imagen de la autovía A-92.
Archivo - Imagen de la autovía A-92. - MANUEL OLMEDO - Archivo

GRANADA, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Andalucía comienza este lunes las obras de reparación integral del firme de 36 kilómetros de la autovía A-92 en Granada, entre el límite con la provincia de Málaga y Moraleda de Zafayona. La Consejería de Fomento, Articulación del Territorio y Vivienda actuará así en uno de los tramos más deteriorados de la autovía con una inversión de 16,4 millones de euros y empleando para ello mezclas asfálticas sostenibles Masai, menos contaminantes y más respetuosas con el medio ambiente.

La consejera de Fomento, Rocío Díaz, ha señalado la importancia de unos trabajos que se prolongarán hasta el verano. "La A-92 acumulaba demasiado tiempo sin una reforma integral y nos hemos volcado con la mayor inversión en conservación de su historia", ha indicado Díaz, que ha recordado que en año y medio se ha iniciado el arreglo de 78 kilómetros en las provincias de Sevilla y Granada. De hecho, la Junta ya ha acometido la reforma de los nueve kilómetros de la A-92G entre Atarfe y Granada, informa la Junta en una nota de prensa.

La Consejería de Fomento ha iniciado estos trabajos que se han dividido en tres lotes o tramos en la provincia de Granada, entre los puntos kilométricos 175 y 211 de la autovía, desde el límite de la provincia con Málaga y los términos municipales de Loja, Sálar, Huétor Tajar y Moraleda de Zafayona.

Para llevar a cabo las obras de refuerzo del firme se realizará transfers semanales --de lunes a viernes-- de forma que todo el tráfico de la autovía pase por una única calzada, teniendo entonces la misma un carril en cada sentido de circulación. De esta forma se reducirán los plazos notablemente y con mayor seguridad tanto para los trabajadores como para los usuarios de la A-92. La longitud de estos transfers oscilará entre los cuatro y los nueve kilómetros.

Durante la semana del 12 al 16 de febrero se llevará a cabo el transfer desde el kilómetro 175 hasta el 179,5 en la calzada sentido Granada, lo que afectará al acceso a la localidad de Cuesta La Palma (Loja) y los vehículos que circulen por la A-92M en sentido Granada. De esta manera, se corta el sentido Granada desde la A-92M a la altura de la salida 1, así como la salida 178 de la A-92 con destino Granada. Dichos itinerarios estarán perfectamente señalizado en las carreteras A-333 y A-7200.

Las obras tendrán una primera fase en las que se realizará el fresado de las zonas en mal estado del firme para extender una capa de aglomerado en sustitución del antiguo. Los trabajos se ejecutarán primero en la calzada sentido Granada, para después hacer lo mismo en la calzada en sentido Sevilla.

Una vez acabada esta fase se procederá a ejecutar la siguiente fase para el extendido de la nueva capa de rodadura, que se ejecutará a ancho completo de calzada. Se procederá de la misma forma que la fase anterior, con el cambio del tráfico de calzada mediante transfers semanales. Además, se mejorará la señalización vertical existente, se repondrá las barreras en mal estado y se dotará de nueva señalización horizontal.

ANDALUCÍA, ÚNICA CON FONDOS REACT-EU PARA CARRETERAS

El Gobierno andaluz ha encontrado soluciones sostenibles para "extender la Revolución Verde también al cuidado y mantenimiento de las carreteras". Esa búsqueda ha valido para que Andalucía sea la única comunidad que ha recibido fondos React-EU para mejorar su red viaria y, en concreto, la A-92. Para ello, ha escogido las mezclas Masai, que son cien por cien andaluzas, ya que han sido confeccionadas por el Laboratorio de Ingeniería de la Construcción de la Universidad de Granada (Labic).

Las mezclas Masai son materiales bituminosos de altas prestaciones mecánicas y funcionales, producidos a temperatura máxima de 140 grados. Están modificados en al menos un 0,5% de su peso con polímeros reciclados/reutilizados (polvo de neumático, polietileno, polipropileno, etc.) y fabricados con materiales del entorno reutilizados, como el fresado procedente de carreteras deterioradas (20%) o subproductos de otras industrias (5%).

La última novedad es la integración de sensores y/u otros dispositivos capaces de recibir/enviar información para ofrecer diferentes funciones que mejoren la seguridad vial, evalúen su estado de deterioro, realicen aforos o hagan pesajes.

La denominación del nuevo material asfáltico hace honor a la tribu Masai asentada en el este de África. Para sus miembros, la tierra y todos sus elementos son sagrados y por ello se niegan a degradarla. Su supervivencia depende de la salud y fortaleza de la naturaleza de su entorno y de aprovechar al máximo todo lo que ésta les proporciona, no generando ningún residuo.

Este es el espíritu principal de los nuevos materiales Masai: reutilizar, reciclar y valorizar productos ya preexistentes, incluso de la propia carretera, de forma que no se sobreexploten los recursos naturales.

Contador