Los hospitales Infanta Elena y de Riotinto pondrán en marcha Unidades del Dolor para pacientes no oncológicos

Huelva.- Los hospitales Infanta Elena y de Riotinto pondrán en marcha Unidades del Dolor para pacientes no oncológicos
JUNTA DE ANDALUCÍA
Publicado 14/05/2019 18:45:32CET

HUELVA, 14 May. (EUROPA PRESS) -

Los Hospitales Infanta Elena y de Riotinto de Huelva incrementarán su cartera de servicios con la puesta en marcha de sendas Unidades de Atención al Dolor que prestarán un tratamiento integral y preventivo a los pacientes con dolor crónico de origen no oncológico, según informa la Junta de Andalucía en un comunicado.

Se ofrece al paciente nuevas alternativas asistenciales cuando otras opciones terapéuticas previas, como la quirúrgica o la rehabilitadora, no han surtido el efecto deseado. Las nuevas unidades se integran en la estrategia del Plan Integral de Atención al Dolor Crónico no Oncológico de la Consejería de Salud y Familias.

La viceconsejera de Salud y Familias, Catalina García, ha mantenido este martes una reunión con la delegada territorial del ramo en Huelva, Manuela Caro, y los gerentes de los hospitales y distritos sanitarios para informar de la puesta en marcha de estos nuevos dispositivos, que reducirán el número de pacientes que precisen derivación a otros centros hospitalarios fuera de la provincia.

Las Unidades del Dolor facilitan la coordinación de las diferentes actividades médicas, quirúrgicas y de enfermería para aliviar el dolor del enfermo intervenido o con un proceso crónico con tratamientos medicamentosos convencionales y la implantación y seguimiento de bloqueos anestésicos centrales y periféricos o el uso de otras terapias más complejas como la neurolisis por radiofrecuencia.

El principal objetivo de esta iniciativa, que requiere del trabajo coordinado de los profesionales de Atención Primaria y de Anestesia, es proporcionar alivio a los pacientes con este problema.

Según la Encuesta de Salud de Andalucía, el dolor de espalda, cuello, hombro o cintura afecta al 18,1 por ciento de la población y la prevalencia aumenta progresivamente con la edad. Pasa de un 4,4 por ciento en el grupo de edad más joven al 35,5 por ciento en el grupo de edad de 75 y más años.

La Unidad del Dolor del Hospital Infanta Elena la integrarán anestesistas, traumatólogos y rehabilitadores, además de dos profesionales de enfermería, e incorporará un nuevo ecógrafo como refuerzo al equipamiento.

En el caso del Hospital de Riotinto, su plantilla la compondrá un anestesista, un especialista en Medicina Interna y una enfermera. Ambos hospitales incorporarán también sendos generadores de radiofrecuencia con sonda para infiltraciones y otras intervenciones.

Estas unidades se encargarán del tratamiento de pacientes dolor crónico que no responden a la terapia convencional o requieran de un abordaje más complejo, propio de una Unidad del Dolor.

También de enfermos en los cuales las dosis de analgésicos provoquen efectos indeseables o no se consigue una analgesia adecuada con una estrategia farmacológica por vía oral.

En el Hospital Infanta Elena se ha elaborado un protocolo de derivación a esta unidad. Se prevé que inicie la actividad en junio de forma piloto con el centro de salud de La Palma del Condado, para extenderlo de forma progresiva a todos las zonas básicas que dependen del centro hasta final de año.

En cuanto al Hospital de Riotinto, la nueva unidad reactivará el dispositivo asistencial de este tipo puesto en marcha en el pasado en el centro hospitalario, que no estaba operativo en los últimos años.

Contador