Actualizado 21/01/2016 18:03 CET

De Llera espera que la Justicia "acierte" con el yacimiento de Huelva

El consejero de Justicia, Emilio de Llera.
EUROPA PRESS

HUELVA, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Justicia e Interior de la Junta de Andalucía, Emilio de Llera, espera que la justicia "acierte" si tiene que actuar sobre la destrucción de parte del yacimiento arqueológico La Orden-Seminario de Huelva.

En rueda de prensa en Huelva, junto al presidente del Consejo Andaluz de Colegios de Gestores Administrativos, Jorge Alcántara Gallego, para presentar la II edición del Premio Andaluz para la Difusión de la Mediación con motivo del Día Europeo de la Mediación, y preguntado por este asunto, el consejero ha remarcado que la justicia "tendrá que actuar si algo se ha hecho mal", a lo que ha añadido que si se ha realizado este expolio "sería una burrada".

A su juicio, este yacimiento es "el mejor testigo de que hace 3.500 años ya existía Huelva", por tanto ha insistido en que, si la justicia tiene que actuar, espera que "acierte en su decisión y el resultado sea bueno".

Por su parte, la Fiscalía de Medio Ambiente de Huelva se encuentra a la espera de recibir el atestado del Seprona de la Guardia Civil sobre la destrucción de parte de este yacimiento --que a su vez está pendiente del informe que está elaborando la Delegación de Cultura de la Junta en Huelva y de la toma de declaraciones pertinentes--, y el fiscal responsable, Alfredo Flores, ha asegurado que "el daño" causado es "incalculable porque la zona ya no se puede estudiar al haberse alterado".

En declaraciones a Europa Press, Flores precisó este miércoles que tiene constancia de los hechos desde la semana pasada, por lo que la Fiscalía ha abierto diligencias de investigación y en cuanto tenga toda la documentación la remitirá al juzgado de guardia o al decanato para que reparta este caso, sobre todo para agilizar en caso de que haya de tomarse alguna medida cautelar, como la paralización de cualquier actividad en las parcelas.

"Desgraciadamente lo grave está hecho", ha remarcado el fiscal, quien entiende que los hechos denunciados por el arqueólogo Diego González son constitutivos de un delito de daños en yacimiento arqueológico, "desde el momento que está catalogada como zona arqueológica y Bien de Interés Cultural (BIC), según las denuncias aportadas".