Actualizado 25/08/2022 18:38

El Hospital de Andújar (Jaén) ha realizado desde 2019 cerca de medio millar de colonoscopias preventivas

Colonoscopia
Colonoscopia - JUNTA DE ANDALUCÍA

JAÉN, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Alto Guadalquivir, en Andújar (Jaén), ha realizado desde 2019 cerca de medio millar de colonoscopias en el marco del programa de cribado poblacional para detectar de forma precoz el cáncer de colon. Este programa de la Consejería de Salud y Consumo va dirigido a toda la población diana con edades comprendidas entre 50 y 69 años y tiene como objetivo reducir la carga de enfermedad, en términos de disminución de la incidencia y mortalidad, así como mejorar la calidad de vida en los casos detectados.

De los resultados extraídos, un tres por ciento de las personas que dieron positivo en el test de sangre oculta en heces (Tsoc) presentaron tras la colonoscopia un carcinoma invasor. Del resto, un 24 por ciento de los pacientes tenían lesiones de bajo riesgo, un 28 por ciento de riesgo medio y un ocho por ciento de riesgo alto.

En cuanto al porcentaje de aceptación de la prueba, se ha registrado que en la comarca de Andújar está por encima de la media andaluza, siendo la primera un 49,9 por ciento y la segunda un 34,9 por ciento.

El especialista en aparato digestivo Juan Jesús Puente ha explicado que el cáncer colorrectal es uno de los cánceres más frecuentes en los países desarrollados, con una incidencia en aumento en las últimas décadas. En Europa es el segundo cáncer de mayor incidencia poblacional, al igual que en Andalucía.

"Lo importante a destacar y de lo que debe ser consciente la ciudadanía es que este tipo de cáncer es un tumor que se puede curar en el 90 por ciento de los casos si se detecta en estadios precoces o en forma de lesiones premalignas", ha dicho Puente.

De hecho, la detección precoz disminuye la mortalidad entre un 30 y un 35 por ciento, lo que equivaldría en España a salvar unas 4.000 vidas cada año. De ahí, según Puente, que sea "fundamental" que cualquier persona de entre 50 y 69 años que reciba la carta de la Consejería de Salud y Consumo proponiéndole participar en el programa de cribado de cáncer colorrectal, "no lo dude y la acepte, porque puede salvarle la vida".