Actualizado 14/12/2021 15:11 CET

El Hospital de Linares (Jaén) diseña un algoritmo diagnóstico para prevenir la preeclampsia

Profesionales del Hospital San Agustín.
Profesionales del Hospital San Agustín. - JUNTA

LINARES (JAÉN), 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Hospital San Agustín de Linares, del Área Norte de Jaén, ha diseñado un nuevo algoritmo diagnóstico para prevenir la preeclampsia, del que se han beneficiado en el mes de noviembre más de 100 gestantes.

La preeclampsia es una enfermedad multisistémica caracterizada por la existencia de un daño endotelial que precede al diagnostico clínico y afecta a alrededor de un tres por ciento de las gestantes en el mundo, con una importante morbimortalidad materna y neonatal. En los países desarrollados, esta enfermedad es la segunda causa de mortalidad materna.

Debido a estos factores, se ha puesto en marcha este novedoso sistema de selección de pacientes en riesgo, incorporado recientemente en su cartera de servicios de forma pionera en la provincia de Jaén, según ha informado este martes el Gobierno andaluz.

"Se trata de una nueva herramienta diagnóstica que permite optimizar el manejo clínico de la preeclampsia y disminuir la incidencia de la enfermedad y sus complicaciones", ha señalado José Luis Pascual, facultativo especialista en Análisis Clínicos.

Así, este centro ha implementado una nueva estrategia de predicción y prevención a través de nuevos marcadores bioquímicos que aumentan la seguridad diagnóstica y posibilitan una mayor eficacia en su abordaje y selección de pacientes que presentan más riesgo de desarrollarla, para instaurar un tratamiento preventivo, con lo que se alcanza mayor precisión diagnóstica y cribado universal fruto del trabajo en equipo de Obstetricia, Análisis Clínicos y Atención Primaria.

La implementación de este innovador abordaje diagnóstico es fruto del trabajo en equipo de varios servicios clínicos: Ginecología/Obstetricia, Laboratorio de Análisis Clínicos y Medicina Familiar y Comunitaria. Este equipo ha coordinado un protocolo asistencial que incluye esta nueva herramienta.

Su objetivo es identificar aquellos pacientes que presentan alto riesgo de desarrollar la enfermedad mediante un novedoso algoritmo diagnóstico que combina datos de la historia personal y familiar de la paciente, parámetros bioquímicos determinados en sangre materna y parámetros biofísicos recogidos durante la primera consulta en Obstetricia Hospitalaria.

Todo esto permite instaurar un tratamiento preventivo en las pacientes con alto riesgo de desarrollar la enfermedad y realizar un seguimiento específico de estas pacientes para detectar de forma precoz cualquier signo o síntoma sugerente de inicio de la enfermedad.

Por tanto, se ha pasado de realizar el cribado simple de aneuploidías a realizar un cribado combinado de detección de riesgo de alteraciones cromosómicas habituales y preeclampsia en un solo paso y con una única extracción a la paciente embarazada.

Los marcadores séricos de preeclampsia son proteínas placentarias que están implicadas en los procesos fisiopatológicos que suceden en la circulación uteroplacentaria y son el origen de esta patología. Actualmente, pueden ser medidas en una muestra de sangre materna mediante un simple análisis y constituyen una herramienta eficaz de cribado poblacional, así como una ayuda a su rápida detección y un diagnostico más preciso de los estados hipertensivos del embarazo.

"Hay que poner en valor la gran implicación de todos los profesionales que intervienen en el proceso tanto de cribado como de detección rápida una vez que se presenta sospecha clínica", ha manifestado Pascual.

ORIGEN DESCONOCIDO

De origen desconocido, la preeclampsia consiste en la aparición de hipertensión arterial después de la vigésima semana de gestación y la presencia de niveles elevados de proteína en la orina (proteinuria). Se vincula a alteraciones en la placenta que dan origen a una disfunción de los vasos sanguíneos maternos.

Las formas más graves se asocian con altos riesgos de parto prematuro, restricción del crecimiento intrauterino, desprendimiento de la placenta o con mortalidad perinatal e incluso materna. Puede aparecer hasta a las seis semanas del postparto, por lo que debe diagnosticarse y tratarse rápidamente, dado que en casos graves se pone en peligro la vida del feto y de la madre.

En los últimos años se han creado diferentes algoritmos para seleccionar aquellas gestantes con alto riesgo de desarrollar la enfermedad, ya que el empleo en las mismas de un tratamiento preventivo se ha demostrado eficaz en la disminución del riesgo de presentar la enfermedad a lo largo de la gestación.

La validación de dichos algoritmos y la recomendación para comenzar su empleo en la práctica clínica por parte de diferentes sociedades científicas a nivel nacional ha hecho que se haya implementado desde el mes de noviembre uno de los más recientes algoritmos predictivos para seleccionar las pacientes con alto riesgo de desarrollar preeclampsia durante la gestación.