Actualizado 09/12/2021 18:51 CET

La Junta resalta la importancia de sumar conocimiento al aceite de oliva para incrementar su consumo en el mundo

Intervención de Salud Aranda durante la inauguración del IV Congreso sobre Aceite de Oliva y Salud
Intervención de Salud Aranda durante la inauguración del IV Congreso sobre Aceite de Oliva y Salud - JUNTA DE ANDALUCÍA

JAÉN, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

La delegada territorial de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Junta en Jaén, Soledad Aranda, ha resaltado la importancia de sumar conocimiento al aceite de oliva para prestigiar el producto e incrementar su consumo en el mundo.

Así lo ha explicado en el Congreso de Aceite de Oliva y Salud, que se ha inaugurado en el Centro de Convenciones de la Institución Ferial. Precisamente, Aranda ha resaltado las líneas de apoyo que mantiene la Junta de Andalucía para alimentar la generación de conocimiento, impulsar su transferencia al sector y ayudar a agricultores y agroindustria a su incorporación.

La delegada de Agricultura, Ganadería y Pesca ha destacado que los últimos estudios señalan que el aceite de oliva representa alrededor del tres por ciento del consumo de grasas en el mundo, lo que "nos da una idea de todo el margen que tenemos para crecer y vender el producto estrella de Jaén".

Según Aranda, una vía de promoción es la gastronomía, "donde se trabaja sin parar, pero otra, sobre todo para los países en los que existen más diferencias gastronómicas con la cultura mediterránea, es la salud".

Por eso, ha recalcado que "el aceite de oliva es salud" y hay que "trabajar para que los científicos continúen aportando evidencias de todos los beneficios que tiene el aceite de oliva para la salud de las personas". Si el aceite de oliva continúa aumentando su reputación saludable se consumirá más, lo que redundará en más ventas y mejores precios para toda la cadena de valor y redundará en nuestros pueblos y ciudades", ha dicho la delegada.

Asimismo, ha hecho referencia a la importancia que tiene el aceite en la economía jiennense donde más de 100.000 personas están relacionadas directamente con su producción. "Trabajar por el aceite de oliva es trabajar por nuestra economía, por fijar la población al territorio, por la supervivencia de nuestros pueblos y por conservar el patrimonio natural, en el que ese bosque de 66 millones de olivos es determinante", ha señalado Aranda.

Por ello, ha aludido a las líneas de apoyo a los grupos de investigación de las universidades, los incentivos a la calidad de los aceites vírgenes extras, que son los que los científicos nos dicen que tienen más propiedades saludables; la puesta en marcha de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Aceite de Jaén, el respaldo a las empresas en el exterior con la Empresa Pública Andaluza de Promoción Exterior (Extenda), las ayudas para impulsar el relevo generacional o la mejora de los regadíos para mejorar y aumentar las producciones.

La delegada de Agricultura, Ganadería y Pesca también se ha referido al "constante trabajo" por aumentar la profesionalización e impulsar el rejuvenecimiento del campo, que pasa por incrementar la cualificación en aceite de oliva y olivar.

En este sentido, se ha referido a la red de centros de FP para formar a los adolescentes en aceite y olivar, en el que la Junta de Andalucía va a invertir cinco millones de euros a través de la ITI y que se implantará en 28 centros educativos de la provincia.

Tampoco se ha olvidado de las ayudas para modernizar las fábricas para mejorar la calidad del aceite en el proceso de producción y también en el de almacenamiento y las subvenciones para animar a la fusión de cooperativas y almazaras para que las empresas "ganen volumen y puedan asumir retos productivos y comerciales mucho más importantes".