La Semana de la Ciencia convertirá en arqueólogos, químicos o microbiólogos a 3.500 personas de Jaén

Conmemoración 10 años tabla periódica en la Semana de la Ciencia en Jaén
EUROPA PRESS/FUNDACIÓN DESCUBRE
Actualizado 08/11/2017 15:17:47 CET

Más de medio centenar de actividades combinan radioteatro con catas de aceite o visitas a excavaciones con química

JAÉN, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

La provincia de Jaén acercará la vida de los laboratorios y las claves científicas de sus investigadores a más de 3.500 personas gracias a las 53 actividades diseñadas en la XVII Semana de la Ciencia de Andalucía, un programa coordinado por la Fundación Descubre que desde el lunes facilita ponerse en la piel de químicos, arqueólogos, informáticos o microbiólogos.

Hasta el próximo 16 de noviembre, los jienenses podrán catar el mejor de los aceites, conocer cómo se mueve un sismógrafo cuando tiembla el suelo o comprobar su ojo artístico participando en una subasta de obras de arte. Son algunas de las propuestas diseñadas por la Universidad de Jaén, el Cosmolarium de Castillo de Hornos de Segura, el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa), la Escuela de Estudios Hispanoamericanos o el Biobanco del Sistema Sanitario Público de Andalucía, informa la Fundación Descubre en una nota.

Para empezar con ánimo la jornada, el Parque Científico y Tecnológico Geolit sirve este miércoles un Café con Ciencia para que más de medio centenar de chavales conozcan las funciones de este centro que, desde Mengíbar, centra su actividad en la experimentación agroalimentaria.

La Universidad de Jaén marcará el ritmo de la programación destinada a la divulgación científica y abrirá sus instalaciones a los estudiantes con una oferta variopinta para sacar el espíritu investigador de los alumnos. Hasta que acabe esta Semana de la Ciencia, la oferta científica permite pasear por dos exposiciones permanentes.

Por un lado, la muestra 'Excavando en el sur de Egipto' facilita meterse en la piel de un arqueólogo y adentrarse en las recreaciones de las distintas áreas de trabajo del proyecto Qubbet el-Hawa que llevó a la Universidad de Jaén (UJA) hasta los secretos de la necrópolis de la ciudad egipcia de Asuán.

La otra propuesta museística permite adentrarse en los efectos que ocasiona el ser humano en el planeta gracias a 'Antropoceno: la era del cambio global', un proyecto de la UJA diseñado en colaboración con el Museo Nacional de Ciencias Naturales que explica el pasado y el presente de la huella humana.

La Semana de la Ciencia ofrece además la posibilidad de conocer otra huella, las de los antepasados, con un viaje programado por el Instituto Universitario de Investigación en Arqueología Ibérica, que cerrará la programación el 17 de noviembre con una ruta por Oppidum Íbero de Puente Tablas (Jaén).

La ciudad fortificada permite conocer cómo vivían los íberos del alto Guadalquivir y contemplar una de las mayores fortificaciones de la época, con más de 300 metros conservados a los que se puede acceder caminando como lo hicieron antaño los antiguos pobladores del 'oppidum' hasta atravesar la conocida como Puerta del Sol.

Como la ciencia está plagada de buenas letras, el Departamento de Filología de la UJA ha programado para el próximo día 14 una actividad de radioteatro para acercarse a la literatura en estado puro, una propuesta que combina a la perfección con un taller destinado a descubrir los diccionarios y encontrar en ellos cualquier cosa que se busque.

La Semana de la Ciencia de Jaén busca además fusionar imaginación y arte con un concurso organizado por Cosmolarium Castillo de Hornos de Segura, que invita a volcar la inmensidad del Cosmos en el papel. Quien quiera comprobar la rigurosidad de los dibujos podrá compararlos con la realidad durante unas jornadas para observar el cielo y aprender a identificar las constelaciones.

La Facultad de Ciencias Experimentales de la universidad, por su parte, ofrece a medio centenar de participantes disfrutar de una cata guiada por los aceites de oliva vírgenes. También oleícola es la propuesta de la Escuela de Estudios Hispanoamericanos que, el próximo sábado, ofrecerá con el Balneario San Andrés de Canena y el CSIC una fusión del termalismo y el aceite.

La provincia de Jaén suma más ingredientes a esta receta aderezada para divulgar la ciencia y generar vocaciones investigadoras y, para que nadie se pierda, ofrece este miércoles las claves para manejar la información geográfica. A este taller al que sumarán desde este jueves charlas para adentrarse en las aplicaciones del GPS en la ingeniería geomática o el uso de la alta tecnología para entender los movimientos de los fluidos.

La programación de esta quincena científica incluye además la oportunidad de adentrarse en los laboratorios para descubrir el uso de la química en la arqueología, cómo lucen las bacterias de los alimentos en un microscopio o celebrar los diez años de la tabla periódica.