Publicado 20/07/2020 14:36CET

El Área Sanitaria Málaga-Axarquía realiza más de 1.400 pruebas PCR en sus nueve 'auto-COVID'

Pruebas PCR en auto-COVID'
Pruebas PCR en auto-COVID' - JUNTA DE ANDALUCÍA

MÁLAGA, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los profesionales del Área de Gestión Sanitaria Este de Málaga-Axarquía han realizado hasta la fecha un total de 1.443 pruebas PCR en los ocho 'auto-COVID' instalados en sus zonas básicas de salud (1.114 PCR) y en el ubicado en el Hospital de la Axarquía (329 PCR).

Según han indicado desde el Gobierno andaluz, se trata de un servicio destinado a la toma de muestras a personas que por su sintomatología manifiestan sospechas de posible contagio por el coronavirus SARS-CoV-2, y que garantiza la realización de estas pruebas diagnósticas con total seguridad tanto para los profesionales como para los pacientes.

Desde el inicio de la emergencia sanitaria, en el mes de marzo, se han dispuesto ocho emplazamientos provisionales repartidos por cada Zona Básica de Salud (ZBS) del Área Sanitaria Málaga-Axarquía y uno en el centro hospitalario, han explicado en un comunicado.

Así, se ha desarrollado un sistema de agenda única por que se establece un horario matinal de recogida única de muestras. Su particularidad radica en que el usuario, previa valoración o indicación clínica, es citado de forma programada y acude directamente en su vehículo, desde donde se le recoge la muestra.

Este favorece que el proceso sea "más seguro, ágil y cómodo, dando cumplimiento además en todo momento a los protocolos de actuación y las medidas de protección en este ámbito".

Sin bajarse del vehículo, a través de las ventanillas, un profesional sanitario se acerca con todas las medidas de seguridad y equipos de protección individual necesarios para realizar la prueba, tras la cual se toman los datos del paciente sospechoso que ya puede regresar a retomar su cuarentena domiciliaria preventiva a la espera de la confirmación o no de un posible contagio.

Desde la Junta han señalado que este modelo "ha conseguido reducir al máximo los posibles riesgos que conllevan este tipo de prácticas para todos los agentes implicados, y otorgar mayor rapidez y eficiencia al diagnóstico de la COVID-19".