Inician la obra de resonancia magnética de Materno que incluye un quirófano para intervenir tumores del sistema nervio

Infografía obras resonancia magnética en el REgional
JUNTA
Publicado 15/10/2018 13:27:46CET

MÁLAGA, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Regional de Málaga ha comenzado la obra de la nueva resonancia magnética del Materno Infantil, que contará con un quirófano de Neurocirugía que permitirá que este equipamiento se convierta en intraoperatorio para aumentar la seguridad en las intervenciones de tumores cerebrales.

La incorporación de esta nueva tecnología, conocida como quirófano con resonancia magnética híbrida, evitará que muchos de los pacientes que presentan estas patologías vuelvan a ser reintervenidos en el futuro, con más calidad de vida en su recuperación y mejorando su supervivencia.

La dirección del centro pide disculpas por las molestias que los trabajos puedan ocasionar a los usuarios y pacientes, fundamentalmente a aquellos que acudan a Urgencias de Pediatría o a realizarse alguna prueba diagnóstica en el sótano del Materno Infantil.

Así, el jefe de servicio de Neurocirugía del Hospital, Miguel Ángel Arráez, ha explicado que la incorporación de la resonancia magnética intraoperatoria "permite evaluar en tiempo real el grado de resección de un tumor cerebral, facilitando la extirpación de las zonas de la lesión que antes podían quedar ocultas en las estructuras anatómicas cerebrales o medulares".

El beneficio de la combinación de este equipo de alta tecnología será doble. Por un lado, hará las funciones habituales de una resonancia magnética, diagnosticando a pacientes con todo tipo de patologías y, por otro, funcionará de forma intraoperatoria al encontrarse en una sala anexa al nuevo quirófano de neurocirugía del centro, que comenzará a funcionar en el primer trimestre de 2019.

Así, ha detallado que cuando los profesionales demanden un diagnóstico intraoperatorio, la resonancia magnética y el habitáculo se convertirán en una zona estéril cumpliendo con los requisitos para convertirse en zona quirúrgica.

"No existe otro procedimiento de mayor sofisticación para evaluar en tiempo real y corregir, si es necesario, el grado de extirpación de una tumoración en el sistema nervioso", ha añadido Arráez.

La resonancia magnética intraoperatoria funcionará de manera programada y con la estrecha colaboración de los servicios de Radiología y Neurocirugía. La sala en la que se ubicará el quirófano dispondrá de una puerta especial que, con un sistema mecánico transferirá al paciente desde la mesa quirúrgica a la de la resonancia magnética.

En este sentido, ha explicado que "se trata de un sistema pionero que permitirá que el neurocirujano evalúe en la resonancia el grado de extirpación de la tumoración y decidir con el paciente aún en quirófano si la resección tumoral se da por concluida o por el contrario se debe continuar ante la presencia de algún resto tumoral" explica Arráez.

El responsable de Neurocirugía del Hospital Regional Universitario de Málaga explica que la incorporación del quirófano con resonancia magnética híbrida, el primero de la sanidad pública española, "evitará reintervenciones innecesarias y prolongará la supervivencia de los pacientes con tumores cerebrales disminuyendo las complicaciones, lo que se traduce en una mejora de su calidad de vida".

Las patologías que se beneficiarán en mayor grado de esta técnica son las tumorales cerebrales y medulares, los tumores de hipófisis, además de malformaciones e, incluso, determinados procesos de compresión medular por patología degenerativa.

En total, se calcula que la combinación del equipo diagnóstico y del quirúrgico podrá beneficiar a unas 80 personas cada año entre adultos y pacientes pediátricos. Además, la suma de estos servicios abre la puerta al desarrollo futuro de otras tecnologías, como la ablación mediante láser, una técnica en expansión en la Neurocirugía.

NUEVA RESONANCIA MAGNÉTICA

Con la incorporación de la resonancia magnética, el Hospital Regional de Málaga suma un total de tres de estos equipos de alta gama y dará servicio, fundamentalmente, a pacientes pediátricos y ginecológicos, si bien también se empleará para llevar a cabo diagnósticos ambulatorios derivadas de otras consultas hospitalarias, además de las ya mencionadas pruebas intraoperatorias en pacientes con tumores cerebrales.

Para la instalación de este equipo diagnóstico de alta tecnología, la dirección del centro ha reordenado el servicio de Radiología del Materno Infantil, situado en el sótano. En este sentido, ha habido que reubicar un telemando --aparato diagnóstico empleado para la atención de niños que padecen problemas urológicos y digestivos, además de patología ginecológica en mujeres-- así como la secretaría del servicio.

Así, una vez se ha habilitado un espacio para la nueva secretaría, cuyas obras se han llevado a cabo este verano, se ha procedido a su traslado para la posterior demolición del antiguo espacio.

Por último, una vez concluida esta primera fase se instalará un telemando de alta tecnología. Con la liberación de estas dos zonas, esta parte del sótano gana más de 300 metros que permitirán la instalación de la resonancia, una herramienta que necesita de espacios amplios para la ubicación de la zona de exploración así como para la zona técnica, anexa a la anterior.

Esta resonancia será la novena en instalarse en la provincia tras una inversión del Servicio Andaluz de Salud (SAS) de 7.599.234 euros, ya que en el último año se han adquirido cinco equipos de alto campo de 1.5T (teslas). El destino de las otras cuatro resonancias, que ya están instaladas, ha sido el Área de Gestión Sanitaria Este de Málaga-Axarquía, el Área de Gestión Sanitaria Serranía de Ronda, el Hospital Universitario Virgen de la Victoria -aún en fase de obras- y el Hospital Valle del Guadalhorce.

El contrato adjudica a la empresa Siemens HealthCare, S.L.U. la instalación y mantenimiento de este equipamiento tecnológico de última generación que supondrá una mayor rapidez en la realización de los estudios y una mejor resolución de las imágenes. Así, el nuevo equipo permitirá realizar estudios avanzados en determinadas patologías gracias a la precisión y calidad de las imágenes y al innovador sistema de software que incorpora.

Además, la mayor rapidez y resolución de los equipos va a reducir de forma importante los tiempos en la ejecución de los estudios, aspecto que tiene una especial relevancia en Pediatría reduciendo de forma significativa los tiempos de exploración, pudiéndose evitar, en algunos casos, la sedación. También mejorará el confort para los pacientes debido a la menor sensación de claustrofobia y reducción de ruido.