Publicado 20/06/2024 14:22

La Junta destina 730.700 euros para inversiones en seguridad laboral en pymes malagueñas

La delegada de Empleo, Empresa y Trabajo Autónomo, Carmen Sánchez Sierra; vicepresidenta ejecutiva de la CEM, Natalia Sánchez Romero, y el presidente de la Comisión de Formación de la Cámara de Comercio de Málaga, Julio Andrade Baeza
La delegada de Empleo, Empresa y Trabajo Autónomo, Carmen Sánchez Sierra; vicepresidenta ejecutiva de la CEM, Natalia Sánchez Romero, y el presidente de la Comisión de Formación de la Cámara de Comercio de Málaga, Julio Andrade Baeza - JUNTA

MÁLAGA, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

La delegada de Empleo, Empresa y Trabajo Autónomo, Carmen Sánchez Sierra, ha inaugurado este jueves una sesión informativa en la Confederación de Empresarios de Málaga, en la cual se han explicado de manera detallada las últimas ayudas dirigidas a pymes y autónomos con al menos, un trabajador a su cargo, para la realización de proyectos e inversiones en materia de prevención de riesgos laborales, cuya convocatoria permanecerá abierta hasta el próximo 4 de julio.

La responsable de Empleo ha estado acompañada en la apertura de este acto por la vicepresidenta ejecutiva de la CEM, Natalia Sánchez Romero, y por el presidente de la Comisión de Formación de la Cámara de Comercio de Málaga, Julio Andrade Baeza.

Así, Sánchez Sierra ha agradecido "la colaboración y cooperación" mostrada por ambas instituciones, ya que "siempre estáis dispuestos a apoyar la gestión de la Junta de Andalucía, facilitando el camino que nos conduce a nuestro tejido empresarial al organizar sesiones informativas como la que aquí nos ha reunido hoy".

"Estas ayudas están enmarcadas en el Plan de Choque contra la Siniestralidad Laboral, que fue firmado con los agentes sociales y económicos más representativos de Andalucía, y con el cual se han incrementado tanto las actuaciones como la dotación presupuestaria, contando este año con 4,8 millones de euros para Andalucía, de los que 730.730 euros están destinados a la provincia de Málaga", ha agregado.

Por su parte, Sánchez ha declarado que esta jornada "resulta muy necesaria, pues a través de la misma se le da difusión a unas ayudas que, en régimen de concurrencia competitiva, promueven la prevención de riesgos laborales en las empresas, a través de la dotación de recursos que aumentan la seguridad de sus trabajadores, con el objetivo final de reducir la temida siniestralidad laboral".

Ha incidido en que, aunque la estadística de accidentes laborales mortales se haya reducido en 2023 respecto a 2022 en Málaga, "ya han muerto 12 personas en el trabajo en lo que llevamos de año, por lo que se torna urgente frenar este ritmo tanto de fallecimientos como de accidentes independientemente del grado de gravedad que presenten, y deseamos que la puesta en marcha de estas ayudas conciencie a empresas y a sus empleados de la importancia del cumplimiento de la legislación en este ámbito".

De igual modo, la vicepresidenta de la CEM ha añadido que "el ecosistema de la prevención de riesgos laborales está formado por tres agentes: las empresas, la Administración y los trabajadores, y que estos últimos deben hacer uso de los medios y herramientas que hay a su disposición para salvaguardar su vida, dándole prioridad a su seguridad por encima del exceso de confianza, pese a la realización diaria de tareas repetitivas".

Posteriormente, el equipo técnico del Centro de Prevención de Riesgos Laborales, encabezado por su director, Javier Campos, ha participado en la parte práctica de esta sesión informativa, realizando en directo, paso a paso, una simulación de presentación de solicitud de las ayudas, con objeto de facilitar en la mayor medida de lo posible, el acceso a las ayudas por parte de los empresarios.

AYUDAS EN PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES PARA PYMES

Desde la Junta han recordado que el plazo de solicitud de estas ayudas se prolongará hasta el próximo 4 de julio, y las solicitudes deberán registrarse necesariamente de manera telemática, a través de la Oficina Virtual de la Consejería de Empleo, Empresa y Trabajo Autónomo.

Los incentivos, de entre 1.200 y 15.000 euros, podrán cubrir hasta el 75% de las inversiones que realicen las empresas e irán destinados a financiar dos líneas de ayudas.

Por un lado, se establecen ayudas de 1.500 a 15.000 euros para financiar actividades y proyectos que contemplen inversiones dirigidas a la incorporación en las empresas de medidas de mejora preventiva, como la sustitución de maquinaria antigua existente en los centros de trabajo, la incorporación de instalaciones específicas para el control de contaminantes de naturaleza química, física o biológica, las adaptaciones de seguridad de equipos de trabajo y maquinaria, o la adquisición de sistemas inteligentes para el control activo de la protección de las personas trabajadoras, entre otras.

Por otro lado, se establece una segunda ayudas de 1.200 a 12.000 euros para las iniciativas y proyectos de mejora de la integración de la prevención en las empresas, que faciliten el cumplimiento de la normativa, así como la realización de proyectos innovadores y buenas prácticas preventivas.

Se incluyen en este apartado planes de formación, estudios ergonómicos y psicosociales, proyectos de I+D+i dirigidos a la mejora de las condiciones de trabajo, diagnósticos preventivos sobre riesgos emergentes y primeras implantaciones de sistemas de gestión de seguridad y salud laboral.

Contador