Publicado 16/01/2023 12:56

Medicina Interna del Hospital Costa del Sol obtiene el nivel óptimo de la Agencia de Calidad Sanitaria Andaluza

El servicio de Medicina Interna del Hospital Costa del Sol ya tiene la certificación de nivel óptimo de la Agencia de Calidad Sanitaria Andaluza.
El servicio de Medicina Interna del Hospital Costa del Sol ya tiene la certificación de nivel óptimo de la Agencia de Calidad Sanitaria Andaluza. - JUNTA DE ANDALUCÍA

MARBELLA (MÁLAGA), 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

El servicio de Medicina Interna del Hospital Costa del Sol, en Marbella (Málaga) ha obtenido la certificación de nivel óptimo que otorga la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía (ACSA), entidad de evaluación y certificación perteneciente a la Consejería de Salud y Consumo e integrada en la Fundación Progreso y Salud, cuyos estándares están reconocidos por organismos de acreditación nacional e internacional como la Enac o la International Society for Quality in Healthcare.

Con esta distinción, este servicio es el que cuenta con un mayor número de cumplimiento de estándares de su especialidad de Andalucía. Además, sólo otras dos unidades más de esta especialidad disponen de esta certificación nivel óptimo a nivel andaluz.

Según han apuntado a través de un comunicado, la distinción se suma a las ya obtenidas por el Hospital Costa del Sol y sus centros dependientes, que continúa siendo la institución con mayor número de servicios certificados de nivel 'Óptimo' de Andalucía.

En concreto, se trata de la tercera certificación de calidad con la ACSA de esta Unidad de Gestión Clínica (diciembre de 2022) puesto que su primer proceso finalizó en junio de 2016 y, el segundo, en agosto de 2022, ambos en nivel avanzado.

Con este distintivo, las entidades certificadas demuestran su compromiso con la excelencia y la mejora continua del servicio que ofrecen a la ciudadanía, garantizando que su actividad se ajusta a los estándares de calidad definidos en los manuales de certificación de la ACSA.

Estos criterios de calidad evalúan aspectos referidos a la organización de la actividad, la accesibilidad y continuidad de la atención, los derechos de los usuarios o la seguridad de los procesos.

A través de la autoevaluación que las unidades realizan sobre los estándares de la ACSA y que se ratifican en una visita de evaluación, el proceso de certificación constituye, además de un reconocimiento, una oportunidad de aprendizaje y crecimiento, que permite identificar y desarrollar acciones de mejora.

El manual de estándares para la certificación de Unidades de Gestión Clínica contempla 125 estándares de los cuales la unidad de Medicina Interna del Hospital Costa del Sol ha cumplido el 86%.
De esta forma, la ACSA ha reconocido el compromiso con la calidad de los profesionales de este servicio que ha obtenido resultados excelentes en áreas como información clínica, herramientas de calidad y seguridad, la persona como sujeto activo y dirección y planificación estratégica y gobierno clínico.

Según la ACSA, "destaca la implicación de todo el equipo de profesionales y el trabajo en equipo para adoptar las medidas planteadas en los estándares de calidad y en la mejora continua de los protocolos establecidos, detectando fallos y corrigiéndolos cuando aparecen".

A lo largo del proceso, el equipo evaluador ha podido comprobar entre sus fortalezas la continuidad asistencial, puesto que el servicio dispone de un procedimiento escrito que garantiza la continuidad de la atención de los pacientes entre distintas áreas y niveles asistenciales.

Éste analiza los distintos escenarios en los que se tiene que desplazar el paciente y define los procesos para la coordinación entre los distintos profesionales. También identifica los puntos críticos del proceso, las herramientas y los canales disponibles para garantizar esta continuidad, etcétera.

Además, la unidad ha diseñado el recurso que ha denominado Unidad de Continuidad Asistencial (UCA), un dispositivo de atención en régimen de hospital de día que responde a la inestabilidad o agudización de pacientes frágiles, o con cronicidad compleja, sin necesidad de ingreso hospitalario.

Otro punto destacado por la ACSA es la seguridad del paciente y destaca las infografías elaboradas por el servicio sobre enfermedades de declaración obligatoria y gestión de brotes epidémicos que constituyen una buena herramienta para facilitar la notificación de los profesionales.

En este aspecto, señalan, "hay que destacar la rápida actuación de los profesionales de la unidad ante eventos centinela o situaciones de riesgo para el paciente, la correcta gestión por parte de la unidad y la coordinación para la respuesta ante los mismos, manteniendo la objetividad y valorando la profesionalidad de sus integrantes". También, continúa, "proporcionan sostén a todos los implicados y generan confianza, tanto en los pacientes como en los profesionales".

En cuanto a mejora continua, la ACSA ha identificado como otra fortaleza la verificación continua del soporte de la actividad con el seguimiento e implantación de áreas de mejoras identificadas en anteriores certificaciones.

Finalmente, en el apartado de gestión por procesos, esta agencia ha destacado el trabajo de esta unidad en la elaboración del 'Código Delirio' para detectar pacientes de riesgo, prevenir y, en su caso, manejar la aparición del delirio en pacientes hospitalizados.

Desde la Unidad de Calidad del Hospital Costa del Sol y centros adscritos a través de estas líneas han querido "poner en valor la implicación de los profesionales durante el proceso de certificación, otorgando una importancia fundamental al trabajo en equipo, la seguridad del paciente, la comunicación interniveles, la adhesión a las buenas prácticas asistenciales, la innovación, el valorar la opinión del paciente como clave para la gestión del cambio y la búsqueda permanente de la excelencia en cada una de las actividades que realizan, lo que se traduce en los resultados obtenidos en este proceso".

Por su parte, el director del área de Medicina Interna, Javier García Alegría, ha afirmado que esta certificación "es motivo de orgullo puesto que el resultado no obedece a un trabajo puntual sino a una apuesta por la cultura de la excelencia, la seguridad y la calidad arraigada en el servicio y por un compromiso firme de todos los profesionales. Este reconocimiento refleja el buen hacer y supone un acicate para seguir progresando en la calidad de la atención a los pacientes".

Contador