Actualizado 26/01/2021 15:58 CET

El plan de la Junta para atender a 7.500 ingresados por COVID añadirá más de 1.000 camas a la provincia de Málaga

Habitación hospital camas
Habitación hospital camas - JUNTA DE ANDALUCÍA - Archivo

Navarro asegura que "en este momento de contagio explosivo" de COVID la presión asistencial "todavía está contenida"

MARBELLA (MÁLAGA), 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Andalucía ha aprobado este martes en el Consejo de Gobierno el plan sanitario para adecuar los centros hospitalarios de cara a poder atender a 7.500 pacientes ingresados por COVID. En este sentido, a la provincia de Málaga se añadirán más de 1.000 camas, entre recursos propios y alternativos.

Así lo ha anunciado la delegada del Gobierno andaluz en Málaga, Patricia Navarro, en preguntas de los periodistas este martes durante la presentación de las obras realizadas en el centro de salud Las Albarizas de Marbella (Málaga) que han permitido diferenciar los circuitos respiratorios COVID y no COVID.

Con actuaciones como esta para reorganizar los servicios en los centros hospitalarios y en la Atención Primaria, la presión asistencial "todavía está contenida", ha destacado Navarro, quien ha indicado que el 37,5 por ciento de las camas convencionales están ocupadas por pacientes COVID y el 32 por ciento de las plazas de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

A pesar de ello, la delegada ha advertido de que "en este momento de contagio explosivo" y con la irrupción de la cepa británica, esto no quiere decir que "se pueda desbordar" la atención hospitalaria, por lo que el Gobierno andaluz ha aprobado el conocido como 'plan 7.500'.

En este sentido, la Junta tiene activado el 'plan 4.500', que trajo a la provincia malagueña un aumento en casi 500 camas, entre convencionales y UCIS. Ahora, y "muy lejos de llegar a los 7.000" ingresados por COVID, la provincia "sumará casi 1.000 y pico" de plazas más para, en palabras de la delegada, "prever posibles escenarios que quizá no se den, pero ya estamos preparados por si en algún momento hicieran falta", aunque este escenario "no se contempla aún".

En concreto, se sumarían 260 camas convencionales, pasando de las actuales 2.243 a 2.506, y 160 en UCI, aumentando las 281 disponibles a 441 plazas. A ello, el Plan contempla la habilitación de otros recursos asistenciales si es necesario, lo que supondría 1.146 camas adicionales ubicadas en el Hospital de Campaña Ciudad Polideportiva de Carranque, donde hay 165 camas más diez de UCI con capacidad de ampliar hasta 400 camas, y en la Residencia de Tiempo Libre de Marbella. Así, la provincia malagueña podrá contar con más de 1.000 camas para afrontar la pandemia del coronavirus.