Publicado 20/10/2021 12:32CET

La secretaria general de Familias destaca el papel de los profesionales implicados en la atención temprana

La secretaria general de Familias, Ana Mata, ha visitado las instalaciones del Centro Quinta Alegre, perteneciente a la asociación Autismo Málaga
La secretaria general de Familias, Ana Mata, ha visitado las instalaciones del Centro Quinta Alegre, perteneciente a la asociación Autismo Málaga - JUNTA

MÁLAGA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

La secretaria general de Familias, Ana Mata, ha visitado las instalaciones del Centro Quinta Alegre, perteneciente a la asociación Autismo Málaga.

Durante la visita, Mata ha señalado el "papel fundamental" de todos los profesionales implicados en la atención temprana pertenecientes a las áreas sanitaria, educativa o sociales, que participan en el conjunto de intervenciones dirigidas a la población infantil menor de seis años que padece trastornos del desarrollo o riesgo de padecerlos.

Además, ha agradecido el trabajo de Autismo Málaga "durante tantos años, durante los cuales no se han rendido jamás" y ha querido destacar "la implicación de la asociación, que ha hecho posible que cada vez más menores puedan recibir la atención que necesitan".

Mata ha acudido acompañada por el delegado Territorial de Salud y Familias, Carlos Bautista, y la jefa del Servicio de Familias de la delegación, Encarnación Peláez.

Creada en 1993, Autismo Málaga es una asociación que tiene como principal objetivo promover el bien común de los afectados por el síndrome de autismo y sus familias. Desde el pasado julio de 2021 participa del concierto social para la prestación del servicio de atención temprana de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía en el CAIT específico de Trastornos del Espectro Autista (TEA) y en el Centro de Atención Infantil Temprana (CAIT) generalista Quinta Alegre.

El Centro Quinta Alegre atiende actualmente a 87 menores al mes y cuenta con un número total de 8.734 sesiones anuales concertadas. Además, Autismo Málaga atiende a 32 menores al mes en el CAIT específico de Trastornos del Espectro Autista (TEA), con un número de sesiones anuales concertadas que asciende a 4.320.

Mata ha señalado que la Atención Temprana en Andalucía está dando un salto cualitativo y cuantitativo muy importante y se ha referido al nuevo concierto social que según ha explicado "ratifica el compromiso de la Junta con la optimización de la gestión, la agilización de los pagos, la reducción de las listas de espera y el aumento de sesiones por niño alcanzando los 28 euros por sesión, principales mejoras del nuevo modelo".

Por su parte, Carlos Bautista ha incidido en "la preocupación del gobierno andaluz de ayudar a las familias con menores que requieran atención temprana de una manera efectiva y transparente".

El objeto del concierto social es la prestación del servicio de Atención Temprana por parte de los Centros de Atención Infantil Temprana, dirigida a la población infantil menor de seis años con trastornos del desarrollo o con riesgo de presentarlos, a su familia y su entorno.

La prestación se concreta en unidades de sesión, que comprenden la dotación de espacio y tiempo que se dedica al menor en su tratamiento, apoyo y seguimiento, así como gastos administrativos y otros. El objeto del contrato está determinado por el número de sesiones anuales necesarias.

Los objetivos del servicio de la Atención Infantil Temprana son promover y favorecer el desarrollo integral y óptimo del menor, con objeto de maximizar sus potencialidades y autonomía personal, así como planificar y ejecutar intervenciones dirigidas a posibilitar las mayores opciones de integración familiar, educativa y socioambiental, facilitando la participación activa y la calidad de vida del niño o niña y de las familias.

Los menores con trastornos del desarrollo o con riesgo de padecerlo podrán requerir intervenciones dirigidas al tratamiento o bien intervenciones de apoyo y seguimiento, según cual sea su estado en el proceso de Atención Infantil Temprana.

El concierto social se configura como un instrumento adaptado a las singularidades del servicio de Atención Infantil Temprana y a las necesidades de los colectivos beneficiarios, que se presta a través de entidades cuya financiación, acceso y control sean públicos.

FOMENTAR LA INICIATIVA SOCIAL

Esta nueva fórmula persigue, entre otras cuestiones, implantar una mayor eficacia y eficiencia en la gestión, ofreciendo una alternativa al modelo de financiación vigente, articulado a través de contratos de gestión de servicios públicos, modalidad concierto. Por otra parte, la regulación del concierto social permite fomentar la iniciativa social frente la privada, reforzando así las garantías que pueden ofrecerse a la ciudadanía tanto en la calidad de la atención prestada como en la continuidad del servicio.

El concierto social responde a una demanda histórica de los profesionales de este ámbito. Reconoce la participación y colaboración de las entidades del Tercer Sector en la puesta en marcha y funcionamiento de los servicios de Atención Infantil Temprana en Andalucía, especialmente de las entidades de iniciativa social que, en muchas ocasiones, tienen su origen en asociaciones de colectivos afectados por esta problemática.