Actualizado 18/04/2020 11:34 CET

La Junta de Andalucía plantea impulsar administración electrónica y cita previa en registros tras el estado de alarma

Interior de Torretriana, donde tienen su sede varias consejerías de la Junta de Andalucía.
Interior de Torretriana, donde tienen su sede varias consejerías de la Junta de Andalucía. - JUNTA DE ANDALUCÍA - Archivo

SEVILLA, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Andalucía estudia "potenciar y sistematizar" el teletrabajo, impulsar la administración electrónica e implantar la cita previa en los registros en el proceso de reincorporación de sus empleados públicos a sus puestos de trabajo de forma presencial, una vez que concluya el estado de alarma decretado por el Gobierno como consecuencia de la crisis sanitaria del coronavirus.

Así se recoge en su propuesta de Plan de incorporación progresiva de la actividad presencial de la actividad de la administración de la Junta que el Gobierno andaluz presentó este pasado viernes en una reunión de carácter técnico con representantes de los sindicatos CSIF-A, CCOO y UGT, y a la que ha tenido acceso Europa Press.

Mediante una orden del pasado 15 de marzo, y en el marco de las "medidas excepcionales" para contener el Covid-19, la Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior dispuso con carácter general la modalidad no presencial para la prestación de servicios en el ámbito de la Administración General de la Junta y sus entidades y consorcios, con un anexo donde se especificaban aquellos "servicios esenciales" respecto a los cuales, "en caso de necesidad, podrá requerirse la realización de actividades presenciales que resulten imprescindibles" para su adecuada prestación.

Después de dos prórrogas, por parte del Gobierno central, del estado de alarma decretado por esta crisis sanitaria, el Ejecutivo andaluz acordó en Consejo de Gobierno el pasado 8 de abril "la paulatina vuelta a la actividad política y administrativa presencial dentro del marco estricto del estado de alarma y garantizando en todo caso las medidas de seguridad y protección que sean necesarios".

La Junta justifica esta decisión por "la necesidad de una reactivación de la actividad económica y el impulso administrativo para el apoyo a sectores cruciales" en Andalucía, "como el turismo, la hostelería, el comercio minorista, la vuelta a la actividad de pymes y autónomos, industrias como la aeronáutica o la automoción, la obra pública y privada o el sector cultural, entre otros".

PLAN QUE SE PACTARÁ CON LOS SINDICATOS

Para ello, el Gobierno andaluz entiende que "es necesario realizar un plan de progresiva reincorporación presencial del personal de la Junta de Andalucía, pactado con las centrales sindicales antes de su entrada en vigor".

La Junta contempla dos fases diferenciadas en el desarrollo de esta progresiva reincorporación presencial de su personal, "vinculadas a la evolución de los datos de emergencia sanitaria y a las medidas adoptadas por el Gobierno", de las que la primera de ellas se inició ya el pasado lunes, 13 de abril, aún con el estado de alarma en vigor, con la reincorporación presencial de altos cargos, máximos responsables del sector público instrumental y personal eventual.

El inicio de la segunda fase se contempla para "cuando finalice la declaración de estado de alarma, pero se mantenga la situación de emergencia sanitaria, que concluirá cuando las autoridades sanitarias lo determinen y permitirá la total incorporación presencial de todos los empleados", según se recoge en la propuesta presentada a los sindicatos este viernes.

Entre los objetivos generales del plan de reincorporación de sus empleados públicos, la Junta se marca "la potenciación y sistematización del teletrabajo, ampliando su extensión a un mayor número de empleados y mejorar el rendimiento"; "el avance en la implantación de la prevención de riesgos laborales en el teletrabajo"; "el impulso de administración electrónica, avanzando en las herramientas de relación de la administración con el ciudadano y en las propias relaciones interadministrativas", y la "implantación de la cita previa en los registros".

La Junta también plantea que, en la primera fase de este proceso, aún con el estado de alarma en vigor, desde cada Consejería se diseñen sus respectivos planes de reincorporación presencial de empleados, "con especial atención en unidades de impulso a la actividad económica", tras la finalización del estado de alarma.

Una vez elaborado ese plan por cada una de las Consejerías, "se reunificará en un solo documento que será negociado con las centrales sindicales en la Mesa General de Negociación y en las Mesas sectoriales y Comisión de Convenio correspondientes", según propone la Junta.

Durante esta primera etapa, se tendrán en cuenta una serie de recomendaciones para el desempeño presencial del trabajo del personal reincorporado, atendiendo a las elaboradas por el Ministerio de Sanidad en su publicación 'Directrices de buenas prácticas en los centros de Trabajo' y en sus "eventuales actualizaciones", y garantizando así que se mantenga "la distancia social ya definida en dos metros", así como procurando "evitar la concentración de personal en las zonas de paso común, especialmente a las horas de entrada y salida, para lo que se recurrirá a la incorporación escalonada", entre otras cuestiones como también el establecimiento de "normas de aforo máximo" en ascensores.

La segunda fase comenzará "con la implantación del plan elaborado tras la negociación con los sindicatos, en la que también se tratará el calendario de implantación de éste, teniendo en cuenta la normativa estatal vigente durante el estado de alarma o, una vez que se levante, la normativa vigente mientras dure la emergencia sanitaria".

ADMINISTRACIÓN ELECTRÓNICA

La Junta entiende que, "en la situación actual, donde se limitan las interacciones personales, dada la necesidad de mantener el distanciamiento social, cobra más importancia si cabe el impulso de las herramientas de administración electrónica, tanto en la relación con los ciudadanos, como las relaciones inter e intra administrativas".

Partiendo del marco jurídico fijado por el Decreto 622/2019, de 27 de diciembre, de administración electrónica, simplificación de procedimientos y racionalización organizativa de la Junta de Andalucía, desde el Gobierno autonómico consideran que "debe avanzarse" en una serie de líneas como la "digitalización de la documentación presentada presencialmente por la ciudadanía en los registros"; los intercambios digitales de documentación entre administraciones mediante el Sistema de Interconexión de Registros (SIR), y en la Administración de la Junta.

Además, la Junta apuesta por avanzar en la implantación de las notificaciones electrónicas en "todas las unidades que realicen dicha práctica".

Finalmente, la Junta también se propone, para "evitar aglomeraciones en las salas de espera y desplazamientos innecesarios", la implantación progresiva en "todos" sus registros de un sistema de cita previa que pueda solicitarse de forma telefónica o por Internet, según se recoge en el documento presentado a los sindicatos.