Cabimer recauda fondos para un proyecto sobre prevención de riesgos asociados al uso de radioterapia en niños con cáncer

Investigadores del Cabimer
CONSEJERÍA DE SALUD Y FAMILIAS
Publicado 24/01/2019 11:52:32CET

La plataforma Precipita, del Ministerio de Ciencia, permite que la ciudadanía pueda hacer donaciones y contribuir a la investigación

SEVILLA, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un proyecto de investigación que se desarrolla en el Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa, Cabimer, cuyo objetivo principal es encontrar estrategias que permitan prevenir los problemas neurológicos asociados al uso de la radioterapia en niños con cáncer ha sido seleccionado por la Fundación Española de la Ciencia y Tecnología (FECYT) del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades para participar en la plataforma Precipita, una iniciativa institucional que permite la donación de fondos de la ciudadanía a proyectos de investigación.

Este proyecto, liderado por la doctora Vivian Capilla, ha sido seleccionado por su singularidad y relevancia, ya que su finalidad es conseguir que los niños con cáncer no solo superen la enfermedad, sino que los tratamientos oncológicos no interfieran con su calidad de vida. Las donaciones, según una nota de prensa, se pueden realizar a través de la plataforma de crowdfunding Precipita (https://www.precipita.es).

Estas cantidades suponen una financiación adicional para el proyecto, que ya cuenta con financiación pública para su desarrollo. El dinero recaudado de las aportaciones ciudadanas será destinado principalmente a un contrato de investigación a tiempo completo durante un año para llevar a cabo una investigación preclínica que ayude a evaluar la seguridad y la eficacia de la estrategia propuesta en un modelo de experimentación animal.

Cada año se diagnostican en España unos 1.500 casos nuevos de cáncer en menores de 15 años, siendo los tumores cerebrales el tipo de cáncer sólido más común. Un alto porcentaje de los pacientes con este tipo de tumor tendrá que someterse a tratamientos con radiación. Los niños representan el grupo más vulnerable a las secuelas de la radioterapia, ya que su cerebro se encuentra en pleno proceso de desarrollo.

A pesar de la seriedad de la situación, actualmente no existen soluciones satisfactorias para paliar este problema. Por ello, estos investigadores de Cabimer están trabajando en la elaboración de un medicamento celular a partir de células madre tomadas de la grasa de donantes (células madre mesenquimales humanas, hMSCs) que se emplearán como terapia neuroprotectora en un modelo preclínico de cáncer. En concreto, el proyecto evaluará la seguridad y efectividad del trasplante de hMSCs por vía nasal (trasplante intranasal) en ratones con glioma (un tipo de tumor que se origina en el cerebro o la médula espinal) que reciben radiación.

Hasta el momento, el grupo ha obtenido resultados preclínicos muy prometedores que animan a poner en marcha un ensayo clínico, si bien los investigadores quieren antes obtener datos preclínicos más robustos que garanticen la seguridad y eficacia de la intervención en humanos. La traslación de este estudio a la práctica clínica ayudará a resolver un problema de salud que actualmente carece de tratamiento y que afecta a un sector de la población ya castigado por su lucha contra el cáncer.

Aunque la estrategia planteada está enfocada a casos de cáncer infantil, podría extenderse también a adultos e incluso a otros tipos de cáncer en los que el tratamiento radioterápico también se asocie con la aparición de efectos secundarios con componente inflamatorio.

Estos investigadores de Cabimer forman parte de un grupo de investigación multidisciplinar con experiencia en terapia celular en el que también colaboran profesionales sanitarios del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz (Madrid), del Hospital Universitario Virgen Macarena (Sevilla), del Clínico San Carlos (Madrid) y del Hospital Regional Universitario de Málaga.

INVESTIGACIÓN TRASLACIONAL EN CABIMER

Cabimer es un centro de investigación multidisciplinar participado por la Consejería de Salud y Familias, la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad de la Junta de Andalucía; las universidades de Sevilla y Pablo de Olavide; y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Se trata de un centro pionero en España, ya que integra la investigación básica y aplicada con la finalidad de traducir los resultados de los trabajos científicos en mejoras directas en la salud y en la calidad de vida de los ciudadanos.

En la actualidad, alrededor de 200 personas desarrollan su trabajo en este centro de investigación que cuenta con tres grandes departamentos científicos: departamento de Biología del Genoma; departamento de Dinámica y Señalización Celular; y departamento de Regeneración Celular y Terapias Avanzadas. En el marco de este último trabajan ocho grupos de investigación liderados por el doctor Bernat Soria, centrados en el desarrollo de nuevas terapias para el tratamiento de enfermedades como la diabetes o los problemas neurológicos.

Contador