Publicado 21/06/2021 15:22CET

La consejera de Agricultura pide la revisión de los acuerdos comerciales entre Europa y terceros países

La consejera andaluza Carmen Crespo
La consejera andaluza Carmen Crespo - JUNTA DE ANDALUCÍA

Crespo solicita al Gobierno central que actúe para acabar
con el arancel de EEUU a la aceituna negra y con el veto ruso

SEVILLA, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, ha participado este lunes telemáticamente en el Consejo consultivo de política agrícola para asuntos comunitarios y ha reiterado que, dados los cambios que han ido acaeciendo en los últimos años, es necesario revisar los acuerdos comerciales firmados entre la Unión Europea y países terceros "para evitar que los productores europeos asuman desventajas competitivas respecto a otros países".

En esta línea, ha comentado que los convenios actualmente en vigor "han perdido su vigencia y su razón de ser". Según ha informado un comunicado de la Junta, Crespo se ha referido concretamente al caso de Marruecos, que tras el 'Brexit', "está negociando acuerdos directos con Reino Unido y posicionando sus alimentos en Rusia, donde los productos andaluces se encuentran aún con la limitación del veto ruso".

Crespo ha resaltado que es el momento de "trabajar para el futuro" y ha solicitado al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación que interceda ante Bruselas, donde "se debería plantear la posibilidad de rehacer esos acuerdos con terceros países, ya que son lesivos para los intereses de los productores españoles y, especialmente, andaluces".

La consejera ha apuntado que desde Andalucía, "se cree que hay que defender en Europa la puesta en marcha de una nueva negociación relativa a los acuerdos con terceros países" y, por otro lado, ha comentado la "necesidad de controlar que los contingentes establecidos en los convenios para importaciones sin arancel se ajusten a la realidad". "Es importante para garantizar que se respeta a nuestros productores de frutas y hortalizas". Además, ha subrayado que, en caso de que no se cumplan las condiciones pautadas, "hay que denunciarlo ante la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF)".

En cuanto al mercado ruso, Crespo ha apostado por trabajar para "intentar que los vetos se acaben" y ha recordado que, en respuesta a la reclamación conjunta de Murcia y Andalucía, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo ha afirmado que se incluirá esta reivindicación entre los temas a abordar en las reuniones hispano-rusas. "Es de vital importancia que los vetos vayan acabando", ha aseverado.

En su intervención, Crespo se ha referido también al "injusto arancel" impuesto por el gobierno de EEUU a la aceituna negra en base a un "supuesto caso de 'dumping'" que, como ha aclarado Carmen Crespo, no es más que "una cuestión muy particular de un empresario norteamericano".

Por otro lado, la responsable de Agricultura ha mostrado su alegría por el fin de los aranceles impuestos a otros productos agroalimentarios porque, de esta manera, "será posible ir recuperando el mercado que hemos perdido" pero, por otro lado, ha afirmado que "le sigue preocupando la dificultad que afronta aún la aceituna negra, un sector muy importante para Andalucía, que ha perdido 120 millones de euros".

CONVERGENCIA Y ECOESQUEMAS DE LA NUEVA PAC

Respecto a las negociaciones de la nueva Política Agrícola Común (PAC), la consejera ha recordado que "desde Andalucía siempre hemos defendido una convergencia máxima del 85%" del valor medio regional
el 2026 y ha pedido al ministro de Agricultura, Luis Planas, "que no decaiga en esa defensa".

Asimismo, Crespo se ha referido a los ecoesquemas que contemplará la política europea y ha exigido flexibilidad y recursos económicos para los agricultores y ganaderos porque, en caso contrario, "será muy difícil hacer realidad la ambición medioambiental de la nueva PAC".

La consejera ha puesto en valor que todas las comunidades autónomas españolas hayan mostrado su intención de trabajar por la conservación del medio natural, al tiempo que ha concluido que el Gobierno andaluz apuesta por destinar un 20% a los escoesquemas y por una aplicación nacional por regiones productivas.