Consumo inicia controles en establecimientos para verificar el etiquetado de más de 700 productos industriales

Publicado 15/06/2019 10:54:34CET
ISTOCK - Archivo

SEVILLA, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Dirección General de Consumo de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, a través de los Servicios Provinciales de Consumo, ha puesto en marcha la campaña de control general de información, calidad y seguridad de productos industriales para verificar el etiquetado de al menos 720 productos y su adecuación a la normativa en vigor.

La Consejería ha concretado en una nota de prensa que, con carácter general, el 50% de las actuaciones se realizarán en establecimientos de precio reducido y el cien por cien se distribuirán en igual proporción entre establecimientos de la capital de la provincia y de otros municipios de la misma.

Las inspecciones se dirigen a una amplia variedad de productos industriales no alimenticios, enmarcados en las categorías denominadas accesorios del hogar; automóviles y accesorios; comunicaciones; cueros y similares; electrodomésticos; equipos de protección individual; joyería; material de informática; material eléctrico; materiales de construcción; muebles; productos de ocio y productos textiles.

Además de estos controles de etiquetado, los inspectores recogerán muestras de algunos productos para su envío al laboratorio del Centro de Investigación y Control de la Calidad (CICC), donde se realizarán los análisis necesarios para comprobar su calidad y seguridad.

El año pasado, los Servicios Provinciales de Consumo realizaron 754 actuaciones inspectoras de este tipo de productos, siendo el número de actas que arrojaron algún incumplimiento 172, el 22,81% del total de actas levantadas.

Respecto a los resultados obtenidos, los mayores porcentajes de incumplimientos detectados en el etiquetado se referían a no indicarse el domicilio del fabricante, envasador, transformador o vendedor establecido en la Unión Europea, o su domicilio; no indicarse el lugar de procedencia u origen del producto, y no especificar correctamente las instrucciones, advertencias o consejos para su uso, instalación, mantenimiento y manejo.

Además, en la campaña desarrollada en 2018 se tomaron 70 muestras, de las que han resultado 46 (65,71%) como no conformes, si bien sólo en 15 de estos productos se han detectado problemas que afectan a la seguridad del mismo, lo que ha provocado que se incluyan en la Red de Alerta de productos de consumo.

Desde la Dirección General de Consumo se aconseja a la ciudadanía que, ante cualquier duda, pueden ponerse en contacto con Consumo Responde, un servicio gratuito de información y asesoramiento a los consumidores, impulsado por la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía. Se trata de un servicio multicanal, al que se puede acceder de forma continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, de la página web 'www.consumoresponde.es', del correo electrónico consumoresponde@juntadeandalucia.es o del perfil de Twitter @consumoresponde.

También se puede recibir asesoramiento en los Servicios Provinciales de Consumo presentes en todas las capitales de provincia, así como en las Oficinas Municipales de Información al Consumidor (OMIC) y en las organizaciones de consumidores.