Actualizado 28/07/2022 10:29

La Junta acoge con "prudencia" el "mejor registro" de la EPA en 14 años en Andalucía por afiliación vinculada al verano

La consejera de Empleo, Empresas y Trabajo Autónomo, Rocío Blanco, toma posesión de su cargo en el Palacio de San Telmo, a 26 de julio de 2022 en Sevilla (Andalucía, España) (Foto de archivo).
La consejera de Empleo, Empresas y Trabajo Autónomo, Rocío Blanco, toma posesión de su cargo en el Palacio de San Telmo, a 26 de julio de 2022 en Sevilla (Andalucía, España) (Foto de archivo). - Joaquin Corchero - Europa Press

SEVILLA, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Empleo, Empresas y Trabajo Autónomo, Rocío Blanco, ha celebrado este jueves que los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondientes al segundo trimestre del año, que reflejan una bajada del paro en 22.600 personas en Andalucía respecto al trimestre anterior, suponen "el mejor registro en 14 años" para Andalucía, si bien ha abogado por la "prudencia" a la hora de calibrar estos datos porque se enmarcan en la "época vacacional" del verano, donde "el sector servicios tira mucho de la afiliación en la comunidad autónoma".

Así lo ha indicado la consejera en una entrevista en Canal Sur Televisión, recogida por Europa Press, en la que ha valorado la referida EPA del segundo trimestre de 2022 que ha difundido este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE), y que en lo que respecta a Andalucía refleja que el número de desempleados ha caído hasta las 753.200 personas, con una caída interanual de 114.900 parados, alcanzando una tasa de paro del 18,6 por ciento.

Además, el número de ocupados se ha incrementado en Andalucía en 60.700 personas en el segundo trimestre del año respecto al primero, hasta alcanzar un total de 3.278.500 trabajadores, y en términos interanuales el incremento ha sido de 123.800 personas.

La consejera ha puesto de relieve que, "desde el tercer trimestre de 2008 no teníamos unos datos del calibre" a los reflejados por la EPA, unos "buenos datos" que, además, coinciden con un aumento del número de activos --personas que están "en edad y en disposición de trabajar"-- en 38.000 individuos en el segundo trimestre respecto al primero, por lo que "la masa crítica" se ha incrementado y, pese a eso, ha bajado el paro, un descenso que tiene así "más mérito", según ha subrayado Rocío Blanco.

No obstante, la consejera ha apostillado que "siempre" prefiere ser "prudente", porque es "consciente de que estamos en época vacacional", y el sector servicios es el área económica "donde más ha bajado el desempleo" de abril a junio, si bien también se ha reducido en la industria y en lo relativo a primeros empleos, según ha abundado.

Asimismo, ha advertido de que "quizá" los datos de la EPA que vengan en próximos trimestres "no sean tan buenos" como los conocidos este jueves, por un contexto en el coexisten "una guerra en Ucrania, una crisis entre Estados Unidos y China, coletazos de la pandemia" de Covid-19, además de una "crisis energética y de materias primas".

"Todo eso confluye" y afecta "a las economías del mundo y, por supuesto, también a las regionales como la andaluza", según ha incidido la consejera, que ha recordado que "gran parte" del tejido productivo andaluz "se basa" en el sector servicios, y dado que "la temporada estival terminará en octubre, puede verse afectado".

RETOS PARA LA NUEVA LEGISLATURA

Por otro lado, de cara a la recién estrenada duodécima legislatura andaluza tras las elecciones del 19 de junio, y una vez que el presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha revalidado a Rocío Blanco en el cargo de consejera de Empleo, para el que en el mandato anterior fue nombrada a propuesta de Ciudadanos (Cs), la consejera ha apuntado que la reforma del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) fue en la anterior legislatura uno de sus "grandes retos" y continuarán con él en este mandato.

Al respecto, ha subrayado que se busca imprimir un "cambio radical" en esta agencia, con "un modelo de gestión integral" que permita al SAE ser "un servicio eficaz en el que nos adelantemos y veamos qué requerimientos necesitan las empresas y qué competencias tienen los trabajadores, las personas que acceden al SAE, para unir y que podamos tener los perfiles que se necesitan".

Se trata de "automatizar todas las competencias que tiene el SAE a través de un perfilado estadístico", empleando para ello "inteligencia artificial", que incluso permitirá "adelantar qué formación tenemos que realizar para que nuestra gente esté formada para los nuevos avances que se necesitan por parte de la realidad económica".

"Nuestro reto es seguir con ello y, sobre todo, avanzar en políticas activas de empleo que sean eficaces para los ciudadanos", según ha zanjado la consejera del ramo.