Publicado 03/08/2021 15:25CET

La fundación Faisem prestará servicios a la Junta en el ámbito de la salud mental

SEVILLA, 3 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha dado conformidad para que la Fundación Pública Andaluza para la Integración Social Personas con Enfermedad Mental (Faisem) actúe como medio propio personificado de la Administración de la Junta y de sus entidades instrumentales vinculadas o dependientes de ella, por lo que Faisem podrá prestar servicios a la Junta en el ámbito de sus objetivos y finalidades.

Esta conformidad llega después de que el pasado 28 de junio de 2021, el Patronato de la Fundación aprobara la modificación de los artículos 41 y 13, para incluir que la Fundación tendrá la consideración de servicio técnico y medio propio personificado, según ha informado la Junta en un comunicado.

Esta modificación se aprobó previo cumplimiento de los requisitos establecidos en la Ley 40/2015, de 1 de octubre, y en la Ley 9/2017, de 8 de noviembre, habiéndose obtenido en este aspecto informe favorable por parte de la Intervención General de la Junta con fecha 20 de julio, conforme a su instrucción 14/2018 por la que se regula la elaboración del informe a emitir en virtud del artículo 86.3 de la Ley 40/2015, de 1 de octubre, sobre la declaración de medio propio personificado de la Junta.

Entre los requisitos acreditados por la Intervención General destacan que el poder adjudicador que "pueda conferirle encargos a la entidad ejerce sobre ésta un control, directo o indirecto", análogo al que ostentaría sobre sus propios servicios o unidades, de manera que "puede ejercer sobre ella una influencia decisiva sobre sus objetivos estratégicos y decisiones significativas".

Además, por parte de la Consejería de Salud y Familias se han aprobados las tarifas en referencia a las cuáles se fija la retribución de los encargos que se realicen a Faisem.

Igualmente, se ha acreditado que la Fundación realiza más del 80% de su actividad para la Junta y sus poderes adjudicadores, que la totalidad del capital o patrimonio de la Fundación es de titularidad o aportación pública, que la Fundación dispone de recursos "suficientes e idóneos" para realizar prestaciones en el sector de actividad que se corresponde con su objeto social, y que el recurso al encargo es "una opción más eficiente" que la contratación pública y "resulta eficaz y sostenible en términos de rentabilidad económica".