Publicado 02/05/2020 11:59:45 +02:00CET

La Junta de Andalucía elabora una guía práctica sobre la aplicación de la declaración responsable en urbanismo

La consejera andaluza de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo.
La consejera andaluza de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo. - JUNTA DE ANDALUCÍA

SEVILLA, 2 May. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía va a difundir una guía práctica de aplicación de la declaración responsable y la comunicación previa en materia de urbanismo, dirigida fundamentalmente a entidades locales, colegios y asociaciones profesionales, para orientarles "en las cuestiones que frecuentemente se pueden presentar en la práctica acerca del régimen jurídico de estas formas de intervención".

Así se recoge en un acuerdo del Consejo de Gobierno celebrado el pasado miércoles, 29 de abril, consultado por Europa Press, por el que se toma conocimiento de la elaboración y difusión de dicha guía que se publicará "en los próximos días" en la página web de la Consejería de Fomento, junto con un documento resumen de la misma.

La elaboración de esta guía se enmarca en la aprobación del Decreto-ley 2/2020, de 9 de marzo, de mejora y simplificación de la regulación para el fomento de la actividad productiva de Andalucía, con el que, "en virtud de un juicio de proporcionalidad, se sustituyen parcialmente las licencias urbanísticas por declaraciones responsables o comunicaciones previas, o simplemente comunicaciones".

Así, mediante la incorporación del artículo 169 bis en la Ley 7/2002, de 17 de diciembre, de Ordenación Urbanística de Andalucía, el decreto revisa "los procedimientos de intervención administrativa en los actos de edificación al objeto de eliminar cargas innecesarias o desproporcionadas para el desarrollo de las actividades económicas, priorizando los mecanismos de declaración responsable y comunicación previa en aquellas actuaciones que, por su alcance y naturaleza, no tienen un impacto susceptible de control a través de la técnica autorizatoria".

El Gobierno andaluz de PP-A y Ciudadanos entiende que con ello "se produce una ganancia de competitividad y productividad que favorece la creación de empleo en los sectores implicados, y una mejora de la eficiencia en la administración pública que interviene en estos procesos".

Para la Consejería de Fomento, "el cambio legislativo operado, junto a las escasas referencias contenidas en la propia legislación básica (...), aconsejan la confección de una guía que sirva para delimitar el ámbito de aplicación y efectos de los supuestos en los que se ha suprimido la obligación de un previo acto administrativo habilitante para llevar a cabo una actuación urbanística, que acometa un desglose de las actuaciones declaradas o comunicadas, la posible documentación a incorporar y para disipar las potenciales dudas e incertidumbres que se plantean en orden a su aplicación práctica".

Con este propósito y un "valor meramente orientativo", la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio elabora esta guía como un documento que "sirva de marco de referencia a las corporaciones locales y les oriente en las cuestiones que frecuentemente se pueden presentar en la práctica acerca del régimen jurídico de estas formas de intervención, los diferentes supuestos en que se pueden utilizar, así como la documentación a presentar, efectos y potestades de control".

La guía incorpora cinco anexos con un desglose de obras sometidas a declaración responsable; actuaciones sometidas a declaración responsable de ocupación o utilización; actuaciones sometidas a comunicación previa; relación "no exhaustiva" de normativa sectorial que requiere intervención de la administración competente, y modelos de impresos para la presentación de declaración responsable y comunicación previa.

"INSUFICIENTE" UTILIZACIÓN DE LA DECLARACIÓN RESPONSABLE

Desde la Consejería de Fomento argumentan en el referido acuerdo que, en el ámbito de Andalucía, la declaración responsable y la comunicación previa "no han tenido el desarrollo ni la aplicación deseados", y aunque la Ley 3/2014, de 1 de octubre, de medidas normativas para reducir las trabas administrativas para las empresas, "implementó estas figuras en el urbanismo andaluz", su utilización por las corporaciones locales "podría calificarse como poco regular e insuficiente, detectándose una especial dificultad en su utilización por los ayuntamientos de pequeña población".

Además, desde el departamento que dirige Marifrán Carazo señalan que la implementación de estas figuras en la legislación andaluza resulta "deficiente e incompleta", y "el sometimiento a licencia previa de determinadas actuaciones que ya habían sido objeto de un control previo anterior --caso de la licencia de ocupación necesaria para utilizar una vivienda que ya había sido objeto de licencia de obras-- provoca retrasos que afectan directamente a la calidad de vida de las personas y al buen ritmo de las relaciones económicas".