Publicado 09/08/2022 15:22

Junta aprueba el crédito para ayudas de gestión de crisis por la guerra de Ucrania para los sectores cítrico y ganadero

Archivo - Ovejas y un cordero pastando, en una imagen de archivo.
Archivo - Ovejas y un cordero pastando, en una imagen de archivo. - JUNTA DE ANDALUCÍA - Archivo

SEVILLA, 9 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Gobierno ha aprobado la generación de crédito para pagar las primeras ayudas puestas en marcha por la Unión Europea para paliar los efectos del conflicto armado de Ucrania correspondiendo estas a los productores andaluces de los sectores de vacuno de carne, ovino, caprino, avicultura, conejos y cítricos.

Así lo ha indicado la Junta de Andalucía en un comunicado remitido este martes, en el que ha explicado que, con esta aprobación, la Consejería de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural dispondrá en total de 27,3 millones de euros a repartir entre aquellos agricultores y ganaderos andaluces que se han visto afectados por una mayor subida de los costes de producción, "ya elevados de por sí", y por las alteraciones generadas en los flujos comerciales tras estallar este conflicto internacional, y ha destacado especialmente el incremento sufrido en el precio de los cereales destinados a la alimentación animal.

La tramitación de este crédito permitirá a la Consejería de Agricultura establecer el pago de estas subvenciones en base a los criterios ya establecidos por Europa y el propio Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de España. La pretensión del gobierno andaluz es que las primeras ayudas lleguen a los productores coincidiendo con el inicio de la campaña agrícola en el próximo mes de septiembre. De hecho, el objetivo de Andalucía es, incluso, que estas puedan estar abonadas a lo largo de dicho mes.

La Junta también ha recordado que fue el Gobierno andaluz quien, en los inicios del conflicto armado, solicitó a la Comisión Europea que activara una línea de ayudas con cargo al Fondo de Reserva de Crisis para los agricultores y ganaderos que, sumergidos en una fuerte crisis, estaban viendo agravada la situación de elevados costes de producción.

Esta cuestión fue aceptada por los miembros de la Unión Europea quién puso en marcha, de forma inmediata, un primer paquete de ayudas a España. Dicha línea de subvenciones fue ampliada y complementada por el Gobierno español a petición de Andalucía que las vio desde el principio insuficiente.