Publicado 09/08/2022 15:16

La Junta aprueba la modificación de la Ley de Emergencias que "garantiza" la promoción de los bomberos

Archivo - Un bombero actuando en un incendio, foto de recurso
Archivo - Un bombero actuando en un incendio, foto de recurso - JUNTA DE ANDALUCIA - Archivo

SEVILLA, 9 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Gobierno ha aprobado la modificación de determinados preceptos de la ley 2/2002, de 11 de noviembre, que se refiere a la Gestión de Emergencias en Andalucía, por la cual el colectivo de bomberos pasará a integrarse en la categoría C1.

Según apunta la Junta en un comunicado, esta decisión, que responde a la apuesta del Gobierno andaluz "por mejorar la gestión de emergencias en Andalucía", tiene por objetivo avanzar en la homogeneización del régimen jurídico, dotación de medios y procedimientos de actuación de los servicios de prevención y extinción de incendios y salvamento, atendiendo a las demandas más urgentes de los profesionales afectados.

A colación de lo anterior, cabe destacar que con esta modificación, además, no sólo se armoniza y consagra la importancia de este colectivo, sino que también se incardina con el ciclo formativo de Grado Medio de la Formación Profesional de 'Técnico en emergencia y protección civil'.

Esta propuesta legislativa en materia de emergencias está precedida por el análisis de un Grupo de Trabajo creado en el seno del Consejo Andaluz del Fuego integrado por representantes de la Junta de Andalucía, de las entidades titulares de los servicios y de su personal. Este órgano propone acometer una revisión inmediata y puntual de la Ley 2/2002, de 11 de noviembre, a efectos de completar la clasificación del personal en base a un desarrollo reglamentario que posibilite atender las demandas más urgentes de los profesionales afectados.

Por último, otra novedad introducida en el Anteproyecto se refiere al ámbito de la formación. Así, la Junta, a través del Instituto de Emergencias y Seguridad Pública de Andalucía, planificará, homologará e impartirá cursos de formación para el acceso y la promoción de la carrera profesional de los servicios de prevención y extinción de incendios y salvamento, tendentes a la cualificación y la excelencia. Las escuelas municipales y otras entidades privadas deberán respetar esta nueva planificación de los cursos de formación.