Actualizado 05/07/2018 13:22 CET

Susana Díaz firmará el 18 de julio un acuerdo con patronal y sindicatos contra la precariedad laboral

Teresa Rodríguez, portavoz parlamentaria de Podemos Andalucía.
EUROPA PRESS

SEVILLA, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha anunciado este jueves que el próximo 18 de julio firmará con los representantes de la patronal y los sindicatos un acuerdo para combatir la precariedad laboral y para apoyar la negociación colectiva en la comunidad andaluza.

En su turno de réplica a la portavoz parlamentaria de Podemos, Teresa Rodríguez, en la sesión de control del Pleno de la Cámara andaluza, la jefa del Ejecutivo andaluz ha destacado, además, que en el próximo Consejo de Gobierno aprobará 70 millones en incentivos para contratos indefinidos y empleo joven.

Así, ha asegurado que "hay margen" para trabajar por la mejora de la calidad y el empleo y, tras tres años de legislatura creando empleo, "ahora hay una segunda batalla para luchar contra la precariedad y por la calidad en el empleo de la mano de los sindicatos y la patronal".

Tras recordar frases negativas de la portavoz parlamentaria de Podemos sobre su gestión al frente del Gobierno andaluz y exigirle "respeto mutuo", la presidenta de la Junta ha insistido en su rechazo a la última reforma laboral del PP, que ha considerado "infame" y que "no ha contribuido en absoluto a la recuperación económica, que se ha llevado por delante los derechos de los trabajadores y la negociación colectiva". "Ha permitido que con un PIB de hace diez años, la masa salarial esté cinco puntos por debajo", ha subrayado.

Por su parte, la portavoz parlamentaria de Podemos, Teresa Rodríguez, tras apuntar que puede que esta legislatura se quede "cortita", en referencia a un posible adelanto electoral en la comunidad, ha pedido a Susana Díaz que defienda "con igual bravura", que ha demostrado en asuntos como la financiación autonómica, la defensa de los derechos de los trabajadores y la derogación de la reforma laboral del PP.

Así, ha criticado que la Junta no haya tenido "la más mínimas predisposición" en sacar adelante algunas de las propuestas de su grupo parlamentario, por lo que ha afeado que Díaz pida a los grupos su "apoyo incondicional", y ha mostrado su preocupación por la última reforma laboral, un tema que afecta "especialmente" a Andalucía, con la tasa de temporalidad en el empleo más alta, y con la caída de salarios "más potente" de España. En detalle, ha precisado que el 60 por ciento de la población no llega a mileurista y un tercio cuenta con menos de 320 euros al mes.

De igual manera, ha llamado la atención sobre el aumento de la brecha salarial entre hombres y mujeres, así como a la diferencia de este dato en Andalucía frente al resto de territorios. Además, ha destacado la situación laboral de los jóvenes en Andalucía. "Ser joven, mujer y de Jaén es perder un conglomerado de oportunidades", ha subrayado.

"Esto es la Andalucía real que nos duele y que hay que cambiar. Y, en esto tiene mucho que ver, la reforma laboral", una normativa que ahora la nueva ministra socialista de Trabajo, Magdalena Valerio, ha anunciado que "no va a derogar" a pesar de que el programa electoral socialista así lo recogía.

En este sentido, la portavoz morada ha advertido de que lo que recogía el programa electoral "en la página 181" ahora "lo quieren intercambiar" por un acuerdo entre la patronal y los sindicatos. "¿Lo que ha pasado qué ha sido un problema de diálogo entre patronal y sindicatos? ¿No será que los gobiernos han permitido que haya abusos brutales¿", ha señalado Rodríguez, quien ha instado a ir a "la raíz de los problemas".

No obstante, ha valorado el preacuerdo alcanzado entre la patronal y los sindicatos a nivel nacional, que incluye una recuperación salarial, pero ha destacado que es "insuficiente" para cubrir lo perdido en diez años y que no plantea un salario mínimo interprofesional de unos mil euros.

DÍAZ: "NO VOY A CAMBIAR MI POSICIÓN SOBRE LA REFORMA LABORAL"

Por último, en el turno de cierre del debate con Teresa Rodríguez, la presidenta de la Junta ha dicho no salir de su asombro al parecer que la diputada de Podemos se está dirigiendo a sus portavoces en el Congreso para que sepan lo que tienen que decir en este asunto, en vez de ceñirse al debate autonómico que se estaba produciendo.

"Yo no voy a cambiar mi posición sobre la reforma laboral del PP, que es infame", ha insistido Díaz, quien ha tendido su mano a Rodríguez siempre que tenga ánimo de colaborar, de defender los intereses de Andalucía y no "si se acerca para intentar sacar tajada".