Publicado 04/06/2020 18:03:05 +02:00CET

Junta garantiza limpieza, agua y alimento a 4.300 migrantes durante la crisis en los asentamientos de Huelva y Almería

La directora general de Coordinación de Políticas Migratorias de la Junta, María del Mar Ahumada.
La directora general de Coordinación de Políticas Migratorias de la Junta, María del Mar Ahumada. - JUNTA DE ANDALUCÍA.

SEVILLA, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

La directora general de Coordinación de Políticas Migratorias de la Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, María del Mar Ahumada, se ha reunido este jueves por videoconferencia con alcaldes y concejales de los cinco municipios onubenses y los siete de Almería que cuentan con ayudas extraordinarias para atender a la población migrante en los asentamientos ante la crisis sanitaria.

En total, la Junta ha distribuido 1,1 millones de euros en la provincia de Huelva, para atender a los más de 2.100 migrantes repartidos en una treintena de asentamientos ante la pandemia por la Covid-19, y 1,1 millones de euros para garantizar la asistencia de unas 2.210 personas repartidas en 79 asentamientos e infraviviendas de la provincia de Almería, según ha informado la Junta en una nota de prensa.

En Huelva, el municipio al que mayor cuantía se ha asignado es Lucena del Puerto, 428.155 euros, al contar con 13 asentamientos que acogen en total a unas 815 personas. Le siguen Lepe, al que se han asignado 260.251 euros para atender a medio centenar de inmigrantes repartidos en nueve asentamientos, y Moguer, con una ayuda de 252.380 euros para asistir a los 480 inmigrantes que viven en sus ocho asentamientos.

Por último, para Palos de la Frontera, con unas 360 personas concentradas en un núcleo de infraviviendas, se han destinado 189.941 euros. Y para la capital, con una quincena de migrantes en un asentamiento, 7.894 euros.

La mayor cuantía en Almería, 704.147 euros, se ha asignado a Níjar, al contar con 34 asentamientos y una población migrada de unas 1.342 personas. Le siguen El Ejido, con 159.508 euros para atender a unas 300 personas repartidas en 13 asentamientos; y Roquetas de Mar, con una dotación de 124.353 euros para asistir a unos 340 migrantes de 19 asentamientos.

El resto se ha distribuido entre La Mojonera (55.093 euros para varios núcleos de infraviviendas); Cuevas de Almanzora, (54.568 euros para un centenar de migrantes de tres asentamientos); Vícar (53.519 euros para otro centenar de personas diseminadas en ocho asentamientos); y Antas (7.345 euros para una quincena de inmigrantes asentados en dos zonas).

Los responsables municipales han explicado que están utilizando estas ayudas en dotar a esta población, de forma directa o a través de ONG, de alimentos y productos higiénicos básicos, bidones de agua potable y equipos de protección como mascarillas y guantes, para limitar sus desplazamientos.

Asimismo, han alquilado equipos y contratado personal para realizar labores de limpieza, desinfección y recogida de basuras en los asentamientos así como furgonetas para transportar a muchos de ellos a las fincas agrícolas en las que trabajan con las medidas de seguridad establecidas en cada fase.

Ahumada les ha trasladado que, aunque el objetivo final debe ser la erradicación de este tipo de infraviviendas, era "necesario" ayudar a los ayuntamientos "que no tienen recursos para hacer frente a esta situación sobrevenida".

Durante el confinamiento, ha resultado imprescindible reducir al máximo los desplazamientos de estas personas y proveerles para ello de suministros básicos. Además, para prevenir contagios, es fundamental garantizar la limpieza y desinfección de los asentamientos y su entorno.

Todos los alcaldes y concejales han agradecido estos recursos al haber resultado "fundamentales" ante "un problema de salud pública". De hecho, ninguno de ellos ha reportado que se hayan registrado casos de contagio en estos asentamientos hasta el momento. No obstante, algunos tienen alquilados módulos para aislamiento si se produjera algún caso que no requiera hospitalización ahora o ante un eventual rebrote en otoño.