Publicado 26/12/2022 12:01

La Junta pide evitar el desperdicio de alimentos y de agua encumplimiento del Objetivo de Desarrollo Sostenible 12

Archivo - Imagen de archivo de un grifo que gotea agua.
Archivo - Imagen de archivo de un grifo que gotea agua. - María José López - Europa Press - Archivo

SEVILLA, 26 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Dirección General de Consumo es una institución comprometida con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de Naciones Unidas, y uno de los propósitos que persigue es alentar a las personas consumidoras y usuarias a ejercer un consumo responsable y sostenible.

El director general de Consumo, José Agustín González, hace hincapié en uno de los ODS, el número 12, que "nos implica y apela directamente como personas consumidoras y usuarias", según una nota de la Junta de Andalucía.

El ODS 12 lleva como epígrafe 'Producción y consumo responsables', y recoge "todas aquellas acciones que contribuyen a la sostenibilidad medioambiental, reduciendo nuestra huella ecológica, mediante acciones que promuevan un uso eficiente de los recursos naturales, reducir el desperdicio de alimentos, lograr una gestión ecológicamente racional de los productos químicos y desechos a través de la economía circular, y estilos de vida en armonía con la naturaleza".

González recuerda que, por ejemplo, "es en los hogares donde se produce un mayor desperdicio de alimentos", y puede mitigarse mediante acciones como "una buena planificación del menú semanal, evitando las improvisaciones; adquiriendo únicamente, valiéndose de una lista, los productos que realmente se necesiten; apostando por productos procedentes del comercio de proximidad y productos frescos de temporada, así como los que tengan canales cortos de comercialización, es decir, pocas entidades intermediarias entre el lugar de producción y el sitio donde se comercian; observando al comprar las fechas de caducidad y de consumo preferente".

E incluso si se va a un restaurante, solicitando que se facilite un envase para llevarse lo que haya sobrado.

Otra manera de contribuir al ODS 12 es comprometerse con la eficiencia energética, no solamente a través de nuestros hábitos diarios, sino también a través de nuestras compras.

Consumo Responde anima a las personas consumidoras a contribuir con electrodomésticos eficientes, y por ello es fundamental fijarse en el etiquetado energético de los mismos.

De igual modo, en la iluminación del hogar, se aconseja optar por el uso de bombillas de bajo consumo y aprovechar al máximo las horas de luz natural.

Consumo Responde subraya evitar el consumo excesivo de agua en el hogar, con medidas tales como mantener en buen estado las instalaciones para que no haya fugas, utilizar el lavavajillas o la lavadora de forma inteligente (cuando estén llenos), o cerrar el grifo mientras se lava los dientes, se afeita o se friega los platos.

Como subraya el director general de Consumo, José Agustín González, "es esencial que cada persona en su día a día, tenga un compromiso con la economía circular, a través de acciones basadas en las 3R, a saber, y por este orden de prioridad, Reducción del consumo, Reutilización de productos y Reciclaje de los residuos".

La web de Consumo Responde dispone de un apartado donde consumidores y usuarios pueden consultar los consejos y recomendaciones más importantes para un consumo responsable y sostenible.

Ante cualquier duda o consulta en materia de consumo, la ciudadanía puede contactar con Consumo Responde, un servicio gratuito de información y asesoramiento a las personas consumidoras y usuarias, impulsado por la Consejería de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía.

Es un servicio multicanal, al que se puede acceder de forma continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, de la página www.consumoresponde.es , del correo consumoresponde@juntadeandalucia.es; y de los perfiles de Twitter (@consumoresponde), Facebook (www.facebook.com/consumoresponde) e Instagram (@consumoresponde).

También se puede recibir asesoramiento en los Servicios Provinciales de Consumo de las delegaciones territoriales de Salud y Consumo presentes en todas las capitales de provincia, así como en las Oficinas Municipales de Información al Consumidor (OMIC), y en las organizaciones de personas consumidoras y usuarias.