Publicado 19/01/2021 15:07CET

Los quitanieves andaluces esparcieron más de 7.000 toneladas de sal en las calles de Madrid

Imagen de archivo de una máquina quitanieves
Imagen de archivo de una máquina quitanieves - JUNTA DE ANDALUCÍA - Archivo

SEVILLA, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio ha presentado en el Consejo de Gobierno de este martes un informe sobre las actuaciones de los equipos de conservación de carreteras para hacer frente a la borrasca 'Filomena', que afectó a la península entre los días 6 y 10 de enero, tanto de las acciones realizadas en los centros de conservación andaluces como del trabajo de los once equipos quitanieves andaluces desplazados a Madrid. Se estima que cada uno de estos dispositivos esparció unas 96 toneladas de sal en las calles madrileñas al día, por lo que los once equipos durante los días que permanecieron en la capital española emplearon 7.392 toneladas de cloruro sódico (sal).

Se desplazaron hasta Madrid equipos desde las provincias de Almería, Granada, Jaén y Málaga y sus trabajos fueron de 24 horas al día, con turnos de operarios de ocho horas que un coordinador del Ayuntamiento por equipo iba ordenando. Las actuaciones han sido eliminación de nieve en la calzada (trabajos curativos), esparcido de cloruro sódico (sal) y ayuda a la salida de vehículos atrapados.

El objetivo, informa la Junta en una nota de prensa, fue restablecer, en lo posible, la movilidad urbana y permitir el transporte desde grandes centros logísticos como Mercamadrid hasta los centros de consumo (supermercados, pequeños comercios de alimentación, etcétera). La consejera de Fomento, Marifrán Carazo, ha trasladado a estos trabajadores su gratitud por la "importante y generosa" labor realizada durante estos duros días en los que Madrid sufrió una temporal de nieve y frío histórico.

En cuanto a las actuaciones realizadas en Andalucía para minimizar los efectos de la borrasca 'Filomena', el informe presentado al Consejo de Gobierno detalla que la zona norte de la provincia almeriense el temporal de nieve y los trabajos realizados para la correcta vialidad de las carreteras comenzaron el miércoles 6. Se produjeron de forma discontinua, variando la intensidad en distintos momentos y se emplearon 610,5 toneladas de sal en esta zona. En la zona centro de Almería se registró alerta naranja en La Sierra de Los Filabres y alerta amarilla en la comarca de Nacimiento y Campo de Tabernas, por lo que se aplicó un tratamiento preventivo de sal en las carreteras A-92, A-349, A-1178, A-1176 Y A-92R2.

Siguiendo el Plan de Vialidad Invernal, se dio prioridad a la autovía A-92 y a la carretera A-349 asignándoles los dos equipos quitanieves propios del Centro durante las 24 horas y se solicitó apoyo de quitanieves de la Zona Sur. Durante la borrasca, se han invertido 222 horas de trabajo de camión quitanieves y 177 toneladas de sal para deshielo, así como han sido necesarias 443 horas de personal para la conducción de los camiones y esparcimiento de sal y 48 horas de refuerzo de vigilancia en el puerto de montaña del Collado García en la carretera A-349 para soporte al tráfico y para los cortes de carretera del puerto de montaña de las Menas en la A-1178.

En la Sierra de Cádiz se detectó desde aparición de barro en la A-371 hasta presencia de hielo y nieve en la carretera A-372 en el tramo comprendido entre los puntos kilométricos 37 y el 47, lo que provocó el corte de dicho tramo entre Benamahoma y Grazalema durante los días 9 y 10. En la zona noroeste, las incidencias sufridas se produjeron básicamente el viernes 8 de enero, cuando se detectaron bolsas de agua en la calzada de la A-2001, la A-491 y la A-471, entre otras. En la zona Suroeste y Sur de Cádiz también se registraron algunas incidencias provocadas por bolsas de agua o caídas de árboles.

En la provincia cordobesa las actuaciones consistieron básicamente en el tratamiento preventivo con sal a lo largo de toda la red, no habiéndose cortado ninguna carretera gracias a esas labores preventivas y a que durante los días de precipitaciones subieron las temperaturas en la provincia por encima de los cero grados. Durante diez días se esparcieron más de 5.100 toneladas de fundentes.

Ya en la provincia de Granada desde finales de noviembre y hasta la fecha, de manera prácticamente diaria, se están llevando a cabo tratamientos tanto preventivos como curativos en las vías de mayor altitud. Durante este periodo hubo tres episodios excepcionales de nieve: del 3 al 5 de diciembre, del 31 de diciembre al 1 de enero y del 5 al 8 de enero (borrasca Filomena). Estos dos últimos han sido los de mayor envergadura, llegando la Aemet a decretar alerta naranja en la cuenca Guadix-Baza con una previsión de acumulación de nieve de más de cuatro centímetros el 5 de enero.

Esta situación afectó de manera importante a la A-92 y A-92N, A-330, A-337, A-4301, A-308, A-323, A-317, teniendo una menor repercusión en otras carreteras o tramos de estas vías descritas con anterioridad que se encuentran a más de 1.000 metros de altitud. Se han producido cortes por acumulación de nieve en las A-317, A-4301 y A-337. Como dato significativo, el consumo de sal para la realización de las tareas de vialidad invernal desde el 31 de diciembre asciende a 1.700 toneladas.

En la zona del norte de la provincia, los equipos de conservación tenían a disposición varias máquinas tipo palas y retroescavadoras en diferentes puntos y se han esparcido 500 kilos de sal para evitar formaciones de placas de hielo. El resto de la provincia no se ha visto afectada.

Mientras, en la provincia jiennense entre el 5 y el 8 de enero se realizaron trabajos preventivos (esparciendo sal) y curativos (eliminación de nieve en la calzada). La alerta por nevadas de 20 centímetros en 24 horas en Cazorla y Segura, así como en la capital y montes, se fue prorrogando aunque perdiendo intensidad en cuanto a caída de nieve hasta el día 8. A partir de ese día la alerta era por bajada de temperaturas y posible presencia de hielo en la calzada, por lo que los trabajos fueron preventivos. Se emplearon más de 780 toneladas de sal durante este periodo de borrasca.

Las huellas de 'Filomena' en la provincia de Málaga no han provocado afecciones graves a la red provincial de carreteras autonómicas. En la nevada de los días 9 al 11 de enero se emplearon 30.000 litros de salmuera y 380 toneladas de sal en todas las carreteras de la provincia.

En general en la provincia de Sevilla no incidió mucho el temporal en cuanto a nevadas. La lluvia tampoco se ha producido de forma torrencial en ningún punto de la provincia, aunque hubo continua y abundante.

PLAN DE VIALIDAD INVERNAL DE ANDALUCÍA

Este plan se desarrolla, fundamentalmente, en Almería, Granada, Jaén y Málaga. Los recursos materiales son 37 quitanieves (35 camiones equipados con cuchillas quitanieves y esparcidores de sal y dos máquinas quitanieves dinámicas) que se ven reforzadas con 104 vehículos entre retroexcavadoras, tractores, furgonetas, palas cargadoras, todoterrenos o turismos, empleados todo el año para la conservación de carreteras y que pueden servir de apoyo para garantizar el tránsito de vehículos en condiciones de seguridad durante eñ invierno. Además de este parque móvil, se cuenta también con unos depósitos de 6.648 toneladas de fundentes, sobre todo sal.

A esta se suma una plantilla de 417 operarios que desempeñan estas labores coordinados desde 23 Centros de Conservación Integral y Centros Operativos de control existentes en esas cuatro provincias y que permiten velar por la seguridad de los usuarios a lo largo de 2.021 kilómetros.

La mayor parte de la red autonómica de carreteras, un 60%, se mantiene por debajo de la cota de 500 metros, donde por regla general no existen problemas de tráfico en el periodo invernal. En cambio, un 8,5% de esa trama se ubica justo en el lado opuesto, por encima de los 1.000 metros, donde son más que previsibles conflictos por heladas y nevadas. Los tramos de mayor altitud se localizan en las zonas montañosas, como Sierra Nevada, y las sierras del norte de las provincias de Granada, Jaén y Almería.