Actualizado 24/03/2015 17:37 CET

La red antirrumores desmontará bulos sobre la población inmigrante

Junta impulsa esta iniciativa en la que colaboran 22 organizaciones y que se difundirá fundamentalmente a través de las redes sociales

SEVILLA, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

El director general de Coordinación de Políticas Migratorias en funciones de la Consejería de Justicia e Interior, Luis Vargas Martínez, ha presentado este martes la Red Anti-Rumores, un proyecto impulsado por la Junta para identificar y desmentir bulos, prejuicios, estereotipos y opiniones infundadas que afectan a la población inmigrante en Andalucía.

Vargas ha explicado que este proyecto, en el que participan 22 organizaciones de toda Andalucía, surge como respuesta a la preocupación surgida ante las situaciones discriminatorias detectadas con la población inmigrante, un colectivo que resulta más vulnerable aún en condiciones económicas y sociales más desfavorables.

Según una nota de prensa, el proyecto Anti-rumores tiene como fin fundamental articular en Andalucía una red compuesta por entidades sociales, vecinales, grupos de investigación y personas a título individual que trabajan con personas de origen extranjero o estén interesadas en contribuir a identificar rumores y prejuicios asociados a la población inmigrante, con el fin de buscar nuevas fórmulas que contrarresten estas opiniones infundadas.

Las 22 entidades sociales andaluzas que han suscrito la carta de adhesión han aprobado una fórmula de trabajo basada en una estructura abierta y colaborativa que incluye a asociaciones, expertos en materia de inmigración y todo tipo de personas interesadas en colaborar, que recibirán la denominación de agentes antirrumores.

Vargas ha resaltado el aspecto participativo de este proyecto, colaboración que, a su entender, resulta fundamental, para neutralizar las conductas que atacan la igualdad de las personas en nuestra sociedad.

En la presentación del proyecto, Manuel Martínez, de la Universidad de Sevilla, ha subrayado que el "el rumor no es más que una transmisión de creencias erróneas, una distorsión de la información", que en el caso de la población inmigrante puede ser propagada por intereses de determinados grupos o comunidades.

A juicio de Martínez, la transmisión de rumores lleva a la discriminación y a un proceso de exclusión social, por lo que es necesario desmontar con argumentos esas creencias erróneas a través de una red lo más extensa posible. Por su parte, Juan Ramón Jiménez, del Centro de Investigación en Migraciones de la Universidad de Huelva, ha destacado la importancia de incentivar la investigación sobre la realidad de la inmigración en Andalucía y fomentar la educación intercultural para acabar con los bulos.

VÍDEO Y REDES SOCIALES

Durante el acto se ha presentado también el vídeo del proyecto, elaborado por 'Xul Comunicación Social', responsable de la dinamización de la Red y del desarrollo del plan de trabajo, cuyo responsable, José Castillo, ha indicado que este proyecto se irá extendiendo progresivamente a toda la comunidad andaluza, especialmente en redes sociales e Internet.

A partir de ahora, la labor de la red se centrará en la celebración de reuniones y debates que servirán para definir la metodología de trabajo y desmontaje de rumores, así como para concretar las estrategias de movilización de los agentes antirrumores en las ocho provincias andaluzas.

En lo que se refiere a los rumores que se van a desmontar en esta primera etapa de trabajo son los relacionados con la identificación de los inmigrantes como competidores desleales en el mercado de trabajo, su vinculación con la delincuencia o la violencia de género, la asociación de islamistas con el terrorismo, la creencia sobre el interés material de las mujeres inmigrantes en sus relaciones sentimentales, la relación de estas personas y su llegada con mafias o la opinión de que esta población no quiere integrarse ni adaptarse a las costumbres autóctonas.

El proyecto se va a difundir a través de las redes sociales, donde ya se han puesto en marcha sendos perfiles en Facebook (https://www.facebook.com/RedAntiRumores) y en twitter (@RedAntiRumores) con el propósito de conseguir la participación ciudadana en el desmentido de opiniones e informaciones infundadas que sean detectadas en relación con la población inmigrante.