Publicado 25/01/2021 20:34CET

Ruiz resalta el "compromiso" de la Junta en la lucha contra los delitos de odio y el "blindaje" de los derechos sociales

[Medios.Bienestar.Cipsc] Embargada Hasta Las 20:00 Horas Np: Rocío Ruiz Resalta El Compromiso De La Junta De Andalucía En La Lucha Contra Los Delitos De Odio Y El Blindaje De Los Derechos Sociales
[Medios.Bienestar.Cipsc] Embargada Hasta Las 20:00 Horas Np: Rocío Ruiz Resalta El Compromiso De La Junta De Andalucía En La Lucha Contra Los Delitos De Odio Y El Blindaje De Los Derechos Sociales - JUNTA DE ANDALUCÍA

SEVILLA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, ha resaltado la importancia de abordar desde una perspectiva multidisciplinar la actuación contra los discursos de odio durante la inauguración de las jornadas 'Derechos Humanos, El desafío del racismo', "cuyos ponentes nos van a arrojar luz sobre el modo en el que debemos actuar para no dar un paso atrás en los territorios ya conquistados y seguir avanzado en pos de blindar los derechos de los andaluces y andaluzas".

Organizadas por la asociación Makom Sefarad y Veralex Abogados, estas jornadas analizarán hasta el próximo 29 de enero aspectos relacionados con el desarrollo de la protección y extensión de los derechos humanos frente al racismo, la intolerancia, la xenofobia, el antisemitismo, el antigitanismo o la islamofobia.

"No tenemos tan lejos el recuerdo de una vida con derechos recortados y actitudes y opiniones perseguidas. Por eso, es nuestra obligación ser garantes de todo lo conseguido y guardianes de nuestras conquistas sociales", ha señalado en un comunicado la consejera andaluza, resaltando que estos encuentros "son el ejemplo a seguir" porque "la contraposición de ideas, la exposición de pensamientos diferentes y el debate de propuestas son la base de cualquier sociedad democrática".

Durante su intervención, Ruiz ha subrayado el "compromiso" de su departamento con las políticas de respeto a los derechos humanos y la defensa de las libertades, y ha adelantado que su gabinete jurídico tiene ya bastante avanzado el informe que permitirá a la Junta de Andalucía personarse de oficio como acusación en los delitos de odio de cualquier tipo, porque "entendemos que es nuestra obligación moral" actuar ante esta realidad.

"Los andaluces y andaluzas deben saber que su Gobierno los defenderá siempre y en todo lugar", ha resaltado la consejera de Igualdad durante su intervención. Así, ha valorado que no ha sido hasta esta legislatura cuando se ha creado en el organigrama de la Junta una área específica para Igualdad de Trato de Diversidad, fruto de ese compromiso con la defensa de los derechos fundamentales de los ciudadanos y ciudadanos andaluces.

Además, la Consejería ha puesto en marcha diversas medidas para promover el respeto a la diversidad, como el primer Consejo Andaluz Lgtbi o la creación del primer protocolo interadministrativo para implicar a las distintas consejerías de la Junta en favor de los derechos del colectivo. Asimismo, en estos dos años se han multiplicado los fondos para las asociaciones de mujeres, y se han impulsado líneas de subvenciones en apoyo del asociacionismo gitano.

La consejera de Igualdad se ha referido además al "auge" de los discursos populistas en los últimos años, que "encuentran en el empeoramiento de las condiciones de vida por la pandemia el caldo de cultivo perfecto para ganar adeptos y que se han extendido por las redes sociales". "Un vehículo de comunicación surgido para conectarnos con nuestro entorno que se ha transformado en un lugar en el que el insulto, la humillación y la falta de respeto campan a sus anchas al amparo del anonimato o de la impunidad que supone la distancia".

En este sentido, Ruiz ha destacado que, como recuerda el último informe del Ministerio de Interior, han aumentado exponencialmente los discursos y actitudes de odio, especialmente relacionados con el racismo, la xenofobia, y la orientación sexual y la identidad de género de las víctimas, aunque las denuncias siguen siendo "escasas". Un discurso de odio que "se ceba" en la franja de edad de los 18 a los 50 años.

"Son unos datos alarmantes que nos cuestionan como sociedad y que demuestran que somos capaces de desandar un camino que nos ha costado muchos años edificar", ha concluido Ruiz.