El SAS integra la lavandería del Valme en la provincial del Virgen del Rocío de Sevilla ante posibles riesgos laborales

Publicado 14/08/2019 15:33:38CET
Fachada del Hospital Virgen de Valme
Fachada del Hospital Virgen de ValmeJUNTA - Archivo

SEVILLA, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha decidido integrar "de forma urgente" a partir de este miércoles la lavandería del Hospital Universitario Virgen de Valme en la lavandería provincial ubicada en el Hospital Univesitario Virgen del Rocío, ambos en Sevilla, con el objetivo de "garantizar el servicio más adecuado a profesionales y usuarios" y debido a "deficiencias" en la infraestructura y maquinaria de este servicio.

Como ha resaltado la viceconsejera de Salud y Familias, Catalina García, "la prioridad de esta decisión es garantizar la seguridad de los trabajadores y mantener la calidad del servicio". García ha añadido en un comunicado que la Consejería mantiene un "firme compromiso" con los trabajadores de los servicios de lavandería de los centros sanitarios, con el empleo público y con la salud laboral de estos profesionales, y ha insistido en que "no existe ninguna intención de privatización del servicio de lavandería en Andalucía".

Según expone, las deficiencias de la lavandería de Valme ya fueron identificadas en 2013 en varios informes realizados por técnicos del centro hospitalario "sin que, durante todos estos años, se tomara ninguna medida para subsanarlas" por parte del anterior Gobierno.

Así pues, un nuevo estudio solicitado por el SAS este mes, constata que "estas deficiencias suponen riesgos para la salud de los trabajadores", por lo que se decide acelerar la integración de este servicio en la lavandería provincial.

Los informes realizados por los técnicos, tanto del centro hospitalario como de la empresa de mantenimiento, subrayan que gran parte de la maquinaria tendría que haberse adaptado al Real Decreto 1215/1997 sobre seguridad y salud "hace más de 22 años y, al menos, en los últimos seis".

En este sentido, la Consejería subraya que las condiciones inadecuadas de su infraestructura están provocando también averías constantes debido a la antigüedad de su maquinaria y que la obsolescencia técnica genera una necesidad de "repuestos industriales que son imposibles de encontrar en el mercado actualmente".

Por todo ello, "la Dirección del centro hospitalario se ve forzada a integrar el servicio hospitalario en la lavandería provincial para evitar posibles riesgos a los trabajadores", añade la misma fuente, que subraya que igualmente "se apuesta por continuar ofreciendo este servicio desde un centro público y mediante gestión pública".

LAVANDERÍA PROVINCIAL, UN PROYECTO DE 2018

La Junta de Andalucía incide en que el proyecto de lavandería provincial para los centros sanitarios públicos de la provincia de Sevilla se inició el pasado verano con una inversión que superó los cuatro millones de euros y que la previsión inicial del Gobierno anterior del PSOE era la integración progresiva de los diferentes centros sanitarios en un único servicio.

Así pues, añade que los cerca de 30 puestos de trabajo de la lavandería de Valme "se mantienen" y la integración supondrá "importantes mejoras en las condiciones laborales" en las que estos profesionales realizan su labor diariamente. Además, a algunos profesionales se les ha dado la oportunidad de cambiar su centro de destino en función de sus preferencias.

También reitera que el SAS mantiene una "defensa decidida del empleo público" en estas áreas, "tal y como pone de manifiesto la convocatoria de plazas de personal fijo en estas unidades" en la última Oferta de Empleo Público, con 229 plazas para personal de lavandería y planchado.

Por último, lamenta que las distintas organizaciones sindicales "conocían las deficiencias" en la lavandería de Valme y los posibles riesgos para sus trabajadores. Sin embargo, a pesar de contar con toda la información necesaria, "la situación puntual de esta lavandería se está usando para generar una alarma injustificada entre los trabajadores de otros centros hospitalarios", concluye.

Contador