Publicado 29/05/2020 13:16:31 +02:00CET

Los trabajadores de los centros de Atención Temprana de Sevilla serán sometidos a pruebas de Covid-19

SEVILLA, 29 May. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Salud y Familias ha informado este viernes de que realizará pruebas de coronavirus Covid-19 a todos los trabajadores que prestan servicio en los Centros de Atención Temprana de Sevilla ante la vuelta de estos centros a su actividad presencial. Además, y para asegurar las condiciones de los pacientes, señala que ha establecido una serie de recomendaciones higiénico-sanitarias.

Así, estos centros, que atienden a población infantil andaluza de 0 a 6 años con determinados trastornos en su desarrollo deben implementar medidas generales de higiene de sus trabajadores y profesionales y cuidar la limpieza y desinfección de locales y la disposición de elementos, salvaguardando la distancia social.

La delegada territorial de Salud y Familias de la Junta en Sevilla, Regina Serrano, ha explicado que "en Sevilla son 12 los centros que prestan atención presencial desde el día 18 de mayo y 23 más lo harán a partir del 1 de junio; mientras hay siete que se están siendo acondicionados en estos momentos. Estos centros ofrecerán asistencia presencial a un 26,6 por ciento de los niños, un 18,73% los atenderá de forma combinada (presencial y telemáticamente), mientras que el 45,14% restante continuará recibiendo asistencia telemática".

Regina Serrano ha resaltado que "para esta vuelta a la actividad presencial se ha priorizado a aquellos menores que presentan diagnósticos más graves, como parálisis cerebral, prematuridad con complicaciones en el parto, menores con cromosomopatías, signos de alerta de trastorno del espectro autista (TEA), factores graves de riesgo social y familias con grandes niveles de ansiedad y se han realizado (de forma telemática) entrevistas, anamnesis y valoraciones a 400 familias para empezar a derivar a los pacientes a los centros".

Respecto a la comunicación con las familias, se recomienda a los centros retomar la actividad y evaluar la progresiva incorporación a las sesiones de los menores que presenten patologías que puedan suponer un mayor riesgo de complicaciones en caso de infección por coronavirus.