Publicado 20/07/2021 14:53CET

La Federación Española del Reciclaje pide evitar "trabas" y garantizar el libre comercio de las materias secundarias

Archivo - Federación Española de la Recuperación y el Reciclaje. Móvil viejo. Residuos y Aparatos Eléctricos y Electrónicos
Archivo - Federación Española de la Recuperación y el Reciclaje. Móvil viejo. Residuos y Aparatos Eléctricos y Electrónicos - FER - Archivo

   MADRID, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La Federación Española del Reciclaje (FER) pide al Gobierno que implante medidas para garantizar el libre comercio de materias primas secundarias en la modificación del Reglamento de traslados de residuos de la Unión Europea, porque considera que restringir la exportación de materiales reciclados fuera de Europa que cumplan con los estándares de calidad frenaría la competitividad de las empresas recuperadoras, impediría cumplir con los objetivos de la UE y ralentizaría la transición hacia la economía circular.

   La reclamación llega tras la publicación de la propuesta de modificación del Reglamento 1013/2006 sobre traslados de residuos por parte de la Comisión Europea, que se publicará después de verano, establecerá un nuevo escenario para las exportaciones de materias primas secundarias.

   A juicio de la FER, este reglamento podría suponer "nuevas trabas" al comercio internacional de materiales reciclados. Si bien, la directora general de la FER, Alicia García-Franco, admite de que el reglamento actual tiene "graves deficiencias, como procedimientos muy largos, enrevesados, costosos y anticuados, además de notables carencias en la armonización entre los países".

   La también vicepresidenta de la Confederación Europea de Industrias del Reciclaje (EuRIC) señala que de acuerdo con los datos de Eurostat, la industria europea sigue siendo principalmente lineal, con solo el 12 por ciento de las materias primas que utiliza provenientes del reciclaje, como así se destaca en el Pacto Verde Europeo.

   De este modo, ha reclamado cambios en la modificación de la normativa que sean "de gran alcance" para incentivar las cadenas de valor circulares, alinear los procedimientos de envío de residuos con los objetivos establecidos por el nuevo Plan de Acción de Economía Circular y abordar de manera más efectiva los traslados ilegales".

   No obstante, alerta de que para la industria europea del reciclaje sospecha que entre las modificaciones al Reglamento se incluirán restricciones o prohibiciones a la exportación de residuos fuera de la zona euro.

   "Se podría pensar que cerrar las fronteras a las materias primas secundarias contribuirá a aumentar la proporción de material reciclado y a disminuir la proporción de materias primas extraídas, pero tal premisa jamás se cumplirá si antes no se consigue que las materias primas secundarias sean más baratas que las materias primas vírgenes y no se aumente la capacidad y el número de instalaciones de producción y aplicaciones que usen materias primas secundarias, tales como la granza de plástico, la chatarra o el caucho granulado", alerta.

   En todo caso, asegura que si se limita el libre comercio de materias primas provenientes del reciclaje, "se frenará la competitividad de la industria del reciclaje europea".

   Por ello, solicita que antes de implantar una "decisión tan radical" sería más positivo establecer antes requisitos más estrictos para evitar las exportaciones de residuos sin procesar y/o tratar a países no pertenecientes a la OCDE, así como distinguir claramente los residuos que no se han tratado de las materias primas secundarias que sí han sido procesadas, una cuestión fundamental para lograr unas condiciones equitativas respecto a las materias primas vírgenes".

   En este contexto, recuerda que las materias primas secundarias procedentes del reciclaje pueden sustituir a las materias primas vírgenes en los procesos de producción, por lo que reclama "incentivos para que compitan en precio, cantidad y calidad".

Contador

Para leer más