Publicado 15/02/2021 16:53CET

UE.- Un total de 39 ciudadanos de la UE y Gran Bretaña fueron asesinados en atentados terroristas en 2020

El yihadismo causó 29 víctimas mortales y la extrema derecha 10, según datos del Centro Memorial de Víctimas del Terrorismo de Vitoria

VITORIA, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un total de 39 ciudadanos de países de la Unión Europea --incluyendo a Gran Bretaña-- o residentes en la UE fueron asesinados durante el pasado año como consecuencia de acciones terroristas, según datos del Centro Memorial de Víctimas del Terrorismo, de Vitoria.

En un comunicado, el Centro Memorial ha dado a conocer estos datos recopilados por Álvaro H. de Bethencourt para el Centro Memorial, con el objetivo de actualizar la base de datos contenida en 'El libro blanco y negro del terrorismo europeo', realizado por un equipo de trabajo promovido por la europarlamentaria Maite Pagazaurtundua.

Esta publicación incluye una base de datos de las víctimas registradas desde 2000 a 2018, tanto en atentados cometidos en la UE como de ataques registrados en otros países, pero que han provocado víctimas entre ciudadanos de los países que conforman la Unión.

Los datos de 2020 indican que la mayoría de las víctimas, un total de 25, perdieron la vida en atentados registrados en la Unión Europea, mientras que los 14 restantes fueron asesinados fuera de este territorio. El número de víctimas europeas en 2020 fue ligeramente superior al del año precedente en el que se contabilizaron 37 personas asesinadas por el terrorismo.

El yihadismo fue el responsable de 29 de los asesinatos registrados, mientras que los diez restantes se ocasionaron en un ataque de extrema derecha. De las 39 víctimas contabilizadas, 21 fueron asesinadas con armas de fuego, once con armas blancas y siete con explosivos.

La edad media de los asesinados fue de 34 años, dos menos que en 2019. La víctima más joven fue el ciudadano bosnio Hamza Kenan Kurtovic, de 20 años, asesinado en la ciudad alemana de Henan el 19 de febrero, mientras que la de mayor edad fue la ciudadana alemana Gabriele Rahtjen, de 72, fallecida en el mismo ataque.

El Centro Memorial, que fue depositario de la base de datos contenida en 'El libro blanco y negro del terrorismo europeo', ha procedido a la actualización de las víctimas correspondientes a los años 2019 y 2020. Desde el año 2000 hasta el pasado año los ciudadanos europeos víctimas de atentados mortales ocurridos tanto fuera como dentro de la UE ascienden a 1.944, de los cuales 320 eran españoles o extranjeros residentes en España.

El pasado año, de los 39 asesinatos registrados, 25 se ocasionaron en ocho atentados perpetrados en suelo europeo, mientras que los 14 restantes se cometieron fuera del espacio UE, concretamente en Mali y Níger.

ALEMANIA

En Europa, Alemania registró el mayor número de víctimas, con once muertos en dos atentados, uno de ellos provocado por un terrorista de extrema derecha. Este último atentado, cometido en la localidad de Henan, con diez víctimas mortales, casi iguala en número de víctimas a todos los asesinatos cometidos en Alemania por grupos ultraderechistas en los veinte años anteriores, en los que se contabilizaban 13 víctimas.

Ese país suma desde el año 2000 veintitrés víctimas mortales cometidas por extremistas de esta ideología. Hay que sumar a ello otros tres crímenes cometidos en el Reino Unido y uno más en Francia. En total, 27 muertos a manos de terroristas de extrema derecha.

El segundo país con más atentados y víctimas en su suelo fue Francia, que contabilizó el pasado año siete personas asesinadas en cuatro atentados, mientras que Austria registró un atentado que dejó cuatro víctimas mortales y Gran Bretaña contabilizó otras tres personas asesinadas.

FUERA DE LA UE

Fuera de la UE, hubo dos países que concentraron el resto de las víctimas. Mali, con ocho soldados franceses asesinados en cinco atentados, y Níger, con seis trabajadores franceses de una ONG muertos en otro ataque terrorista.

Si se tiene en cuenta la nacionalidad de los afectados, dentro y fuera de la UE, el país con mayor número de ciudadanos asesinados fue Francia, que contabilizó 18 víctimas mortales, seguida de Alemania con seis, Austria con tres y Turquía con dos igual que Gran Bretaña.

El resto de las víctimas se distribuían entre Bosnia, Bulgaria, Rumanía, Afganistán, Ucrania, Madagascar, Estados Unidos y Brasil, con una cada uno. Todos los atentados perpetrados en suelo europeo, tanto el de extrema derecha como los de inspiración yihadista, fueron cometidos por actores solitarios, al igual que había ocurrido el año anterior, aunque el ataque de Viena fue asumido por el Estado Islámico.

Los asesinatos cometidos en Mali y Níger fueron asumidos por el Grupo de Apoyo al Islam y los Musulmanes (JNIN por las siglas del nombre en árabe) y por el Estado Islámico del Gran Sáhara, respectivamente. JNIN es una organización alineada con Al Qaeda, mientras que el EIGS está en la órbita del Estado Islámico o Daesh.

Para leer más