Publicado 19/04/2024 17:30

Especialistas en derecho bancario reivindican el secreto profesional de los abogados que prestan servicio a financieras

Archivo - Edificio del Colegio de la Abogacía de Madrid (ICAM), a 5 de noviembre de 2023, en Madrid (España). El Colegio de la Abogacía de Madrid (ICAM) ha presentado esta semana para el próximo ejercicio, un presupuesto equilibrado en 31,5 millones de eu
Archivo - Edificio del Colegio de la Abogacía de Madrid (ICAM), a 5 de noviembre de 2023, en Madrid (España). El Colegio de la Abogacía de Madrid (ICAM) ha presentado esta semana para el próximo ejercicio, un presupuesto equilibrado en 31,5 millones de eu - Ricardo Rubio - Europa Press - Archivo

MADRID, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los desafíos del sector financiero y bancario en materia de regulación, sostenibilidad, gobernanza o digitalización han sido los principales hilos conductores del IV Congreso ICAM de Derecho Bancario celebrado este jueves y viernes en la sede del Colegio de la Abogacía de Madrid.

Los intensos debates mantenidos entre los cerca de 60 especialistas participantes han confluido en un decálogo presentado en el acto de clausura por el director del encuentro y diputado de la Junta de Gobierno del ICAM, José Ramón Couso.

Junto a la también diputada del ICAM, Mabel Klimt, y en compañía del vicesecretario del Banco de España, Jaime Herrero; el secretario del Consejo de CECABANK, Fernando Conlledo, la viceconsejera de Justicia de la Comunidad de Madrid, Carmen Martín, y la Subdirectora de Tirant Lo Blanch, Laura Barrios, Couso ha adelantado las 10 principales conclusiones extraídas a lo largo de las siete mesas redondas y tres conferencias magistrales celebradas.

En el documento, se hace hincapié en la necesidad de proteger a los abogados que prestan servicios al sector financiero y se aborda la necesidad que tiene estos profesionales de adaptarse a la constante evolución normativa del sector, así como el importante papel que están llamados a desempeñar en la prevención del blanqueo de capitales.

También se destaca la implicación de las entidades financieras en la descarbonización de la economía y la creciente importancia del gobierno corporativo, los riesgos y oportunidades del euro digital y la tecnología blockchain, las reestructuraciones empresariales o el impacto de la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Entre otros asuntos, los participantes subrayan cómo, lejos de ralentizarse, la inmensa regulación de la que es objeto el sector bancario desde el año 2008 parece intensificarse en los ámbitos internacional, europeo, nacional, autonómico e incluso local.

Algo que, a juicio de los expertos en este ámbito, refleja la existencia de una cierta asimetría en las exigencias de información para la banca respecto de lo que es exigido a empresas de otros sectores, como el tecnológico.

En materia de sostenibilidad, se pone de manifiesto la implicación de las entidades de crédito en la lucha contra el cambio climático, aunque los especialistas recuerdan que las finanzas sostenibles son sólo uno de los aspectos del nuevo paradigma en el que se encuentra el sector financiero, que se completará con las obligaciones que se incluyan en las reformas pendientes de la Ley de Sociedades de Capital y la Ley de Auditoría.

Respecto al gobierno corporativo, se advierte la necesidad de fortalecer las líneas de defensa para asegurar el cumplimiento normativo, recordando a los abogados que prestan servicio a las entidades bancarias que deben tener siempre en cuenta la responsabilidad del órgano de administración, sobre el que recae la responsabilidad de impulsar un cambio de cultura en materia de cumplimiento que supere el ámbito legal.

Durante el encuentro se ha constatado también el avance de un euro digital que exige a los abogados analizar y valorar su marco legal y las previsibles consecuencias jurídicas, al no estar exento de riesgos, al igual que la irrupción de otras monedas digitales y, en particular, las CDBC's.

Finalmente, se ha reivindicado la figura de los profesionales de la abogacía que asesoran y prestan servicios al sector bancario y financiero, a quiénes se debe dotar de todas las garantías para ejercer su función, ya sea como abogados internos o externos.

En este sentido, los participantes en el Congreso reivindican la importancia del secreto profesional como uno de los más preciados derechos para ejercer debidamente la función de asesoramiento, en estricto cumplimiento de las normas deontológicas y ajustados al estricto marco del Estado de Derecho.

Leer más acerca de: