Aranburu cree que se está "ante la muerte anunciada" de La Naval y defiende inyectar dinero público "con condiciones"

 Garbiñe Aranburu, Secretaria General De LAB
EUROPA PRESS
Publicado 11/10/2018 13:29:05CET

Pide a las instituciones públicas una "apuesta clara" por el astillero y reprocha a Tapia su "política industrial de foto y mucha pose"

BILBAO, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

La secretaria general de LAB, Garbiñe Aranburu, cree que, tras el anuncio de un ERE de extinción para toda la plantilla de La Naval, se está ante la "muerte anunciada" del astillero y se ha mostrado favorable a la inyección de dinero público pero con una serie de "condiciones".

En declaraciones a Europa Press, Aranburu se ha referido, de esta manera, a la situación del astillero, que ha anunciado al comité de empresa la presentación de un ERE de extinción para toda la plantilla.

Tras este anuncio, la dirigente de LAB cree que, "desgraciadamente", se está ante "una muerte anunciada", y ha denunciado que los problemas con el astillero empiezan desde que el Gobierno del PSOE "apuesta por la privatización" de La Naval y también cree que la actual situación se debe a "la falta de una apuesta, de una política industrial adecuada" por parte del Gobierno Vasco.

"Hay responsabilidad pública pero eso no quita también para mencionar la responsabilidad que tienen los propietarios en este momento porque también esta situación se debe a la mala gestión que ha habido y a la falta de un apuesta política por esta empresa porque los propietarios se han dedicado a dar carga de trabajo también a otras empresas del grupo", ha criticado.

Aranburu ha indicado que, además de hablar de los empleos de La Naval, hay que tener en cuenta "todo el volumen de trabajo que se genera alrededor del astillero y de las contratas" que serían unas 2.000 empleos, con las consiguientes "consecuencias" en la Margen Izquierda y en toda Bizkaia.

Asimismo, ha señalado que el astillero tiene deudas por "más de 500 millones" y hay "más de 400 empresas proveedoras, subcontratas y empresas auxiliares que "están afectadas". "Dependiendo de cómo se lleve adelante este proceso de liquidación, van a salir muy perjudicadas en este proceso", ha apuntado.

Por ello, cree que las instituciones públicas tienen que hacer una "apuesta clara" por La Naval porque se trata de un "sector estratégico por el que hay que apostar" y ha defendido modificar las políticas que se han llevado hasta este momento.

INYECCIÓN DE DINERO PÚBLICO

En este sentido, ha reclamado inyección de dinero público para el astillero pero cree que "se tiene que dar con una serie de condicionantes".

En concreto, Aranburu considera que se debe garantizar que "se da salida" no solo a los trabajadores de la Naval sino a todos los empleados de las subcontratas. Asimismo, cree que tiene que haber un "proyecto industrial muy claro y una apuesta por la continuidad de la actividad muy clara".

Además, ha indicado también que, cuando se inyecta dinero público en una empresa, hay que tener en cuenta "el modelo relaciones laborales que va a impulsar la compañía, que tiene que garantizar un empleo de calidad y dejar de lado la precariedad".

"Por ello, sí que estamos a favor de esa inyección de dinero público pero con una serie de condiciones, no vale inyectar dinero público a la empresa para que venga otro gestor o propietario y haga lo que ha hecho el actual", ha afirmado.

Aranburu ha señalado que se debería buscar "una solución" al astillero porque "no tiene ningún sentido que una empresa que tiene carga de trabajo se vaya a pique, bien por la responsabilidad directa de los actuales gestores de la empresa pero también porque las instituciones públicas no apuesten por esa empresa". "No tiene ningún sentido, ninguna lógica que se produzca esta situación porque, además, tiene unas consecuencias muy graves", ha apuntado.

La secretaria general de LAB ha indicado también que puede haber voluntad en el actual proceso de "hacer una quita, limpiar un poco los pasivos de la empresa" para que "luego pueda entrar otro propietario en mejores condiciones". "Vamos a estar un poco vigilantes en todo ese proceso y ya iremos viendo cómo se desarrolla", ha advertido.

POLÍTICA INDUSTRIAL DE TAPIA

Por otro lado, ha denunciado la "falta de política industrial" del Departamento de Arantxa Tapia y ha indicado que no solo "queda en evidencia" con lo que está ocurriendo en La Naval porque "durante la crisis se han cerrado muchísimas empresas y se han perdido muchos puestos de trabajo".

"La política industrial que tiene la consejería de Tapia es una política industrial de foto, de mucha propaganda, de mucha estética y de mucha pose, pero luego no vemos que haya ninguna apuesta por los sectores estratégicos del país, por empresas que apuesten por el valor añadido y no por empresas que se están beneficiando de las diferentes reformas laborales y de todas las ventajas legales que tienen para garantizar su margen de beneficio reduciendo costes laborales", ha añadido.

Aranburu ha indicado que no ven "una apuesta por I+D+i" y que la política industrial del Gobierno Vasco "vaya por ahí". Además, ha denunciado que, en los casos en los que el Gobierno Vasco inyecta dinero público en alguna empresa, "no hay ninguna serie de control hacia ese dinero y el objeto de ese dinero". "Se da dinero público sin ninguna condición a cambio y eso es algo que tiene que cambiar", ha concluido.