Atentado.- El Ayuntamiento de Bilbao lo condena y pide su desaparición, y Azkuna reclama la unidad de demócratas

Actualizado 10/10/2007 15:53:19 CET

Imaz y Urkullu se sumaron a la concentración, a la que asistieron también San Gil, Madrazo, Azkarraga, Atutxa y Ziarreta, entre otros

BILBAO, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Bilbao, formada por PNV, PP, PSE y EB, condenó y rechazó rotundamente, de forma unánime, el atentado perpetrado ayer por ETA y pidió a la banda terrorista que "desaparezca y atienda el deseo de paz de la sociedad bilbaina".

El documento fue leído por el alcalde en el interior del Ayuntamiento pocos minutos antes de que a la doce del mediodía se desarrollara la concentración convocada por la Asociación de Municipios Vascos, Eudel, en repulsa por el atentando.

El acto de condena, que concluyó sobre las doce y diez del mediodía y al que se sumó un centenar de ciudadanos, contó con la presencia de destacados representantes políticos como el presidente del EBB, Josu Jon Imaz, el portavoz de la Ejecutiva jeltzale, Iñigo Urkullu, y la presidenta del PP vasco, María San Gil.

En la concentración de repulsa de Bilbao estuvieron también presentes los consejeros de Vivienda y Justicia del Gobierno vasco, Javier Madrazo y Joseba Azkarraga, el secretario general de EA, Unai Ziarreta, el ex presidente del Parlamento vasco y presidente de la Fundación Sabino Arana, Juan María Atutxa, así como el presidente del Foro de Ermua, Iñaki Ezkerra.

Concluida la concentración, el propio alcalde, Iñaki Azkuna, volvió a leer la declaración institucional aprobada unos minutos antes y aseguró, a preguntas de los periodistas, que "la solución es estar todos unidos para luchar contra ETA, porque, si estamos desunidos nos gana y si estamos unidos, ganamos siempre nosotros y gana la democracia". En este sentido, el primer edil defendió la necesidad de que todas las fuerzas democráticas se unan para luchar contra ETA.

SOLIDARIDAD

La declaración aprobada hoy expresa el deseo del Consistorio de que el escolta herido Gabriel Ginés se "recupere con prontitud y sin ningún tipo de secuela" de las heridas que sufridas, y muestra su solidaridad a la víctima, al colectivo de escoltas, y a los vecinos del barrio bilbaino de La Peña.

El texto, refrendado por todos los grupos del Ayuntamiento, afirma que ETA, "una vez más, desoye" la petición de la sociedad vasca "y, mostrando su actitud fascista y autoritaria, ha querido matar a un trabajador, para intimidar al colectivo de escoltas y a los cargos electos y, en definitiva, atentar contra el conjunto de la sociedad. El escrito asegura, en este sentido, que "ETA atenta contra la democracia y la libertad".

Ante esta situación, la Junta de Portavoces de los Grupos Políticos del Ayuntamiento de Bilbao, solicita a los vecinos de la Villa que "confíen en la fuerza de la democracia y de las instituciones que les representa, frente a la intolerancia y sinrazón de ETA".

La declaración, de cinco puntos, concluye reiterando que "estos actos son una amenaza para la libertad, la convivencia y la seguridad de todas las personas", por lo que pide a ETA que "desaparezca y atienda el deseo de paz de la sociedad bilbaina".