Actualizado 26/10/2012 13:40 CET

La Audiencia de Gipuzkoa aumenta la condena a un hombre que causó la muerte de una persona cuando conducía ebrio

SAN SEBASTIÁN, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Gipuzkoa ha dictado, con fecha 5 de octubre de 2012, una sentencia que condena a un hombre a tres años de prisión y cinco años de privación del derecho a conducir como autor de un delito contra la seguridad del tráfico en concurso con un delito de homicidio por imprudencia grave y cuatro delitos de lesiones por imprudencia grave.

La Audiencia de Gipuzkoa modifica de este modo la sentencia que había dictado el Juzgado de lo Penal número 3 de San Sebastián, que había impuesto únicamente dos años de prisión y cuatro años de privación del derecho a conducir vehículos.

Según ha detallado la asociación Stop Accidentes en un comunicado, la Audiencia señala que el acusado que causó la muerte de una persona y provocó lesiones graves a otros cuatro ocupantes, "realizaba una conducción nocturna, con una tasa de alcohol muy elevada, y haciéndolo por una carretera comarcal con doble vía de circulación a una velocidad totalmente desacorde a las condiciones de la vía".

En su opinión, la actuación del condenado representaba "un riesgo evidente y grave para la vida e integridad física de cualquier usuario de la vía", y por ello, considera que debe elevarse la pena para que "realmente sea proporcionada a las graves imprudencias cometidas y a los graves resultados ocasionados".

La solicitud de aumento de las penas, que había sido formulada por la acusación particular que representaba a la familia que resultó afectada por el accidente, contó con la adhesión y participación por primera vez en España de Stop accidentes, asociación de ayuda y orientación a los afectados por accidentes de tráfico.

Esta asociación ejerció la acusación popular "en un intento de demostrar que la sociedad civil y las Asociaciones de Víctimas quieren luchar contra aquellas personas que practican la violencia vial y que deben de responder ante la Justicia por actos tan graves como este".

"De esta forma, se puede conseguir que aquellas personas que producen atrocidades en nuestras carreteras, reciban el reproche penal merecido y deban ingresar en prisión para el cumplimiento de la pena impuesta", ha concluido.