Publicado 14/06/2021 11:40CET

Ayuntamientos vascos se suman a las concentraciones por las niñas Anna y Olivia, víctimas de violencia machista

Dos niñas, participan en una concentración feminista en la Plaza de la Candelaria en repulsa por "todos los feminicidios", a 11 de junio de 2021
Dos niñas, participan en una concentración feminista en la Plaza de la Candelaria en repulsa por "todos los feminicidios", a 11 de junio de 2021 - Europa Press

BILBAO, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los Ayuntamientos vascos se suman a las concentraciones convocadas para este lunes en todo el Estado en solidaridad con todas las víctimas de violencia machista y, en concreto, por "el cruel" final de las niñas Anna y Olivia.

En un comunicado, la Asociación de Municipios Vascos, Eudel, ha mostrado su "más firme condena y repulsa" por los supuestos crímenes de Anna y Olivia, a manos de su padre Tomás Gimeno, después de que hace un año se rompiera su relación con la madre de las pequeñas.

Eudel se suma, de esta forma, la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) ha emplazado a las entidades locales e invitado a los ciudadanos a realizar concentraciones silenciosas este lunes a mediodía frente a los consistorios, en solidaridad con las últimas víctimas de violencia machista y "como demostración de unidad para acabar con esta lacra".

"Unámonos activamente, sin descanso, contra la violencia machista", ha señalado el presidente de la FEMP, Abel Caballero en la comunicación remitida a las entidades locales, en la que ha expresado su "dolor y solidaridad" con los familiares y amigos de las últimas víctimas, las niñas Anna y Olivia o la adolescente Rocío.

La Asociación de Municipios Vascos también ha trasladado su solidaridad con las familia y personas allegadas de todas las víctimas de la violencia machista y, en concreto, de las últimas, y ha invitado a los ayuntamientos de Euskadi a sumarse a las concentraciones, que pueden celebrarse a las 12.00 horas o bien a otra hora a lo largo del día de hoy, "según la costumbre en cada municipio".

Eudel recuerda que "las muertes sólo muestran una parte del problema de la violencia contra las mujeres, cuyo caldo de cultivo se genera en la desigualdad de mujeres y hombres". "La violencia que en sus diferentes formas (vicaria, psicológica, económica, física, sexual) se ejerce contra las mujeres, supone un serio atentado contra su dignidad e integridad física y moral, en consecuencia, una grave e intolerable violación de los derechos humanos", concluye.

Para leer más