Publicado 03/03/2021 14:32CET

BBK y Agintzari impulsan, con Basauri y Santurtzi, una red de "agentes beharis" contra la soledad de los mayores

Presentación de los resultados del programa BBK Behari
Presentación de los resultados del programa BBK Behari - BBK

BILBAO, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

BBK y la asociación Agintzari, junto con los Ayuntamientos de Basauri y Santurtzi, han presentado los primeros resultados del programa 'BBK Behari', que usa tecnología GIS y 'big data' para la creación de una base de datos geográfica de personas mayores vulnerables al servicio de los servicios sociales municipales y de los agentes 'beharis'. Sus impulsores han subrayado su disposición a impulsar "una amplia red de colaboradores" frente a la soledad de las personas mayores.

Estos primeros datos han sido detallados en una rueda de prensa en Bilbao por la directora de Obra Social de la BBK, Nora Sarasola, el alcalde de Basauri, Asier Iragorri, la alcaldesa de Santurtzi, Aintzane Urkijo, y la directora de Agintzari, Itziar Etcheverry.

'BBK Behari' forma parte de los proyectos que BBK está poniendo en marcha para fomentar "la construcción de una comunidad cuidadora, inclusiva y solidaria" para las personas mayores que viven en soledad. Solo en Bizkaia, han destacado sus responsables, se estima que 60.000 personas mayores de 65 años viven solas.

En este contexto, BBK y Agintzari han trasladado su disposición a crear "una amplia red de colaboradores para atajar las consecuencias negativas de vivir en soledad".

Las localidades de Basauri y Santurtzi han sido las primeras en acoger "una prueba piloto de innovación social que pretende involucrar a los servicios sociales municipales y a la población civil en la visibilización de aquellas personas mayores que viven solas y cuentan con dificultades para tener un proyecto de vida satisfactorio". El nuevo modelo, han destacado sus responsables, une las potencialidades de la participación comunitaria y la tecnología.

De este modo, este programa propone a los servicios sociales municipales el uso de las últimas tecnologías para generar respuestas eficientes a las necesidades de las personas mayores en situación de soledad.

El sistema está basado en la tecnología GIS y en el 'big data' y permite hacer un diagnóstico de la población mayor del municipio e identificar a aquellas personas que se encuentran en riesgo de soledad a través de un sistema de información geográfico que incluye un sistema diagnóstico del riesgo de aislamiento social.

La información de la ciudadanía se traslada al sistema a través de una aplicación móvil que transfiere la información de las personas que participan como "beharis" (centinelas en euskera) a los servicios sociales.

El sistema de valoración del riesgo de soledad para personas mayores de 65 años se basa en indicadores de salud y cuidados, relacionales, económicos, vivienda, distancia de recurso básicos y de ayuda, recepción de prestaciones sociales y económicas, análisis habitacional del entorno, entre otras cuestiones.

PRIMERA FASE EN BASAURI Y SANTURTZI

En la primera fase del proyecto en Basauri y Santurtzi, se ha podido extraer información relativa al volumen y a la localización de personas mayores en situación de fragilidad asociada al aislamiento social y con una prospectiva temporal de 15 años. De este diagnóstico previo se han extraído datos sobre la realidad de ambos municipios.

En el caso de Basauri, su población mayor alcanza las 11.262, de las que 7.275 tienen entre 65 y 79 años y 3.987 son personas mayores de 80 años. Casi una de cada cuatro de estas personas (el 22,6%) viven solas.

El estudio refleja que la tasa de envejecimiento (27,4%) y la tasa de sobre envejecimiento (9,7%) superan "de forma considerable" los valores de la comarca del Gran Bilbao y del territorio de Bizkaia. En concreto, se estima que en el año 2035 la tasa de envejecimiento de Basauri se situará cerca del 35%, 7,6 puntos más que en la actualidad.

En Santurtzi, la prueba piloto se ha centrado en conocer los recursos y la red comunitaria en el barrio de San Juan. En este caso, la mayor dificultad que observan los agentes que han participado en el análisis de situación está relacionada con la detección, "dada la invisibilidad de las situaciones de soledad en general". Aún así, el diagnóstico realizado valora la iniciativa Santurtzi Adeitsua, que está promovida por el Ayuntamiento y liderada por personas mayores.

Santurtzi cuenta en la actualidad con un total de 11.328 personas mayores de 65 años, lo que supone el 24,3% de la población del municipio. De ellas, 3.754 son personas mayores de 80 años, con lo que la tasa de sobreenvejecimiento se sitúa en el 8,1%. La feminización del envejecimiento es del 58,4% y la feminización del sobreenvejecimiento asciende hasta el 65,2%.

De todas las personas mayores de 65 años del municipio, el 23,5% viven en hogares uniconvivenciales (2.664 personas). Un 53,5% (1.426 personas) tienen entre 65 y 74 años y un 46% (1.238 personas) son mayores de 80 años. El 76% del total de personas mayores de 65 años que viven solas son mujeres y, de ellas, la mitad tiene más de 80 años.

El 14,5% de la población mayor de 65 años que vive sola percibe algún tipo de prestación económica (RGI, PCV o AES). Respecto a las ayudas sociales, el 3,6% personas son beneficiarias del Servicio de Asistencia a Domicilio (SAD), el 28,8% personas del Servicio de Teleasistencia y el 4,5% tienen reconocido algún grado de dependencia. Tanto en las prestaciones económicas y sociales predominan las mujeres mayores de 80 años.

Teniendo en cuenta el proyecto piloto, los expertos plantean que "se hace necesario establecer una acción comunitaria conjunta --sociedad civil y servicios sociales-- que tenga en cuenta la feminización del envejecimiento, y que haga un abordaje escalonado, una consolidación de una red de cuidados sensible con la situación de las personas mayores, y un trabajo compartido en red, así como generar dinámicas de cuidados y de detección usando las nuevas tecnologías, ya que el fenómeno del envejecimiento y de la soledad no deseada está en alza".

En este contexto, BBK, Agintzari y los ayuntamientos de Basauri y Santurtzi proseguirán con el desarrollo del 'programa Behari'. Los siguientes pasos serán la formación del personal en el uso de las herramientas informáticas, la búsqueda de "agentes beharis" en los barrios y su formación en mirada social para detectar señales de fragilidad y el establecimiento de los contactos personales con personas mayores identificadas en situación de fragilidad para conocer mejor sus necesidades e implicarlas en el proyecto.

Para leer más