Publicado 23/06/2021 18:58CET

BBK Museoa contará con una sala de exposiciones de 1.500 m2 y se abrirá a una terraza de 700 m2 para exponer esculturas

Xabier Sagredo, Juan Mari Aburto, Norman Foster y Bingen Zupiria, en la firma del convenio.
Xabier Sagredo, Juan Mari Aburto, Norman Foster y Bingen Zupiria, en la firma del convenio. - MUSEO DE BELLAS ARTES DE BILBAO

BBK y Museo de Bellas Artes de Bilbao firman un convenio que establece las líneas estratégicas de actuación conjunta para los próximos 15 años

BILBAO, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

El nuevo espacio museográfico BBK Museoa, ideado por los arquitectos Norman Foster y Luis María Uriarte dentro del proyecto "Agravitas" para la ampliación y reforma del Museo de Bellas Artes de Bilbao, contará con una nueva sala de exposiciones de 1.500 metros cuadrados y, además, se abrirá a una terraza al aire libre que aportará 700 metros cuadrados adicionales para exposiciones de escultura.

BBK y el Museo de Bellas Artes de Bilbao han renovado esta tarde su colaboración con la firma de un convenio que establece las líneas de actuación para los próximos 15 años, en un nuevo espacio bajo la identidad "BBK Museoa", que ha sido presentado por el arquitecto Norman Foster.

El presidente de BBK, Xabier Sagredo, y el alcalde de Bilbao y presidente del Patronato de la Fundación Museo de Bellas Artes de Bilbao, Juan Mari Aburto, han firmado el convenio de colaboración entre BBK y el museo, que renueva el "histórico" compromiso de colaboración entre ambas instituciones y aspira a reforzar su liderazgo cultural.

Al acto de la firma han asistido también el consejero de Cultura y
Política Lingüística y portavoz del Gobierno Vasco, Bingen Zupiria, y el arquitecto Norman Foster.

Este nuevo acuerdo, que establece las líneas estratégicas de actuación conjunta para los próximos 15 años, permitirá la organización de dos grandes exposiciones anuales en el nuevo espacio museográfico BBK Museoa, ideado por los arquitectos Norman Foster y Luis María Uriarte dentro del proyecto "Agravitas" para la ampliación y reforma del museo.

BBK Museoa dispondrá, tal y como ha explicado Norman Foster, de una amplia sala de exposiciones temporales de 1.500 metros cuadrados que conectará a través de un óculo con las dependencias de la entreplanta destinadas a las actividades educativas y de difusión. Será, por tanto, un nuevo espacio capaz de albergar "valiosas experiencias de contemplación artística, conocimiento y aprendizaje", ha añadido.

Así mismo, Foster ha dado a conocer la principal novedad en el avance del proyecto, que permitirá abrir el espacio BBK Museoa a una terraza al aire libre, que aportará 700 metros cuadrados adicionales para exposiciones de escultura.

El acuerdo permitirá desarrollar un programa conjunto de exposiciones y actividades de "máximo nivel" en la sala BBK Museoa, que aspira a convertirse en un espacio cultural "icónico del territorio", han destacado en la presentación.

AUTOSUFICIENCIA DE LA FINANCIACIÓN

Este "ambicioso" programa busca la autosuficiencia de la financiación a través de la aportación de BBK de un millón de euros anuales, de los ingresos generados por el desarrollo del programa y de las eventuales aportaciones de otros colaboradores y patrocinadores.

La firma de este convenio renueva el posicionamiento cultural y establece un nuevo "hito" en las cinco décadas de colaboración entre BBK y el Museo de Bellas Artes de Bilbao. Una alianza que dio comienzo a finales de los años setenta del pasado siglo, se amplió en 1994 con
la creación de la Sala BBK y tuvo su respaldo decisivo en 2001 con la adhesión de BBK como Patrono de Honor y miembro del Comité Ejecutivo del museo junto con las tres instituciones fundadoras (Ayuntamiento de Bilbao, Diputación Foral de Bizkaia y Gobierno Vasco).

Es en ese año -en el que, además, se constituye la Fundación Museo de Bellas Artes de Bilbao-Bilboko Arte Ederren Museoa Fundazioa- cuando se establece el Programa BBK Museo que en este tiempo ha dado cobertura al
marco de actuación conjunta.

A lo largo de estos años el desarrollo de actividades de interés general se ha materializado en el programa artístico de mayor dimensión en el museo con el apoyo de una entidad privada y que respalda tres programas principales -exposiciones temporales, actividades educativas y difusión-, que han protagonizado la acción cultural en el territorio y su representación en un contexto artístico más amplio.

El grueso del programa expositivo del museo, que se realiza, precisamente, gracias a la colaboración con BBK, tiene como objetivo prioritario dar a conocer al público artistas, periodos o episodios
relevantes en la historia del arte. En el archivo quedan citas tan memorables como El bodegón español. De Zurbarán a Picasso (1999) o Antonio López (2011).

También persigue la contribución a la investigación, como ha sido el caso de Obras maestras de la Colección Valdés (2020), así como valorar la colección propia del museo, como en las muestras 110 Años 110 Obras (2018) y ABC. El alfabeto del Museo de Bilbao.

En este sentido, BBK ha contribuido también al enriquecimiento de la
colección a través de diversas fórmulas, uno de cuyos ejemplos más recientes ha sido el patrocinio de la adquisición, en 2017 por los Amigos del Museo, de la espléndida Vista de Bermeo (1783) del
pintor Luis Paret.

BBK MUSEOA

BBK Museoa es el nuevo proyecto de colaboración entre BBK y la Fundación Museo de Bellas Artes de Bilbao que sucede, después de 25 años de actuación conjunta, a la actividad desarrollada, principalmente, en la Sala BBK del museo.

En 2019, BBK patrocinó el Concurso Internacional de Arquitectura para la ampliación y reforma del museo, cuyo fallo se resolvió a favor del proyecto "Agravitas", elaborado por Norman Foster y Luis María Uriarte y cuyo inicio está previsto para este otoño. Una de las actuaciones de mayor trascendencia del proyecto plantea un nuevo espacio que concentrará en un solo ámbito museográfico, identificado con la nueva marca BBK Museoa, toda la actividad expositiva y las actividades de educación y difusión asociadas al programa conjunto.

Con una superficie expositiva de más de 2.000 metros cuadrados, que duplica a la actual Sala BBK, el espacio BBK Museoa ocupa el conjunto principal del espacio público de la ampliación, que se proyecta sobre la arquitectura existente para ofrecer al museo un nuevo protagonismo en la ciudad.

Se trata de una "extraordinaria" sala que se extiende a través de una terraza al aire libre que sobrevuela el parque y ofrece un punto de vista "privilegiado" sobre la renovación urbanística y arquitectónica de las ultimas décadas en la ciudad.

BBK Museoa será, además de un nuevo espacio, un ambicioso programa de arte dirigido a la comunidad más cercana al museo y, al mismo tiempo, abierto a una audiencia internacional. Su objetivo es presentar dos grandes exposiciones anuales que fomenten, a través de la creación artística y junto con un ambicioso programa de actividades de educación y de difusión, la reflexión sobre los grandes retos a los que se enfrenta nuestra sociedad actual.

Para leer más