Bilbao aprueba inicialmente el nuevo PGOU que dirigirá su futuro urbanístico desde 2020

APROBACIÓN PLAN GENERAL DE ORDENACIÓN URBANA DE BILBAO
EUROPA PRESS - Archivo
Actualizado 28/02/2019 11:29:20 CET

Abaunza dice que "el reto es pasar de la ciudad de servicios a la del conocimiento, capaz de atraer actividade económica y generar empleos"

BILBAO, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Ayuntamiento de Bilbao ha aprobado este jueves, de manera inicial, el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la ciudad, que determina los objetivos y las propuestas del desarrollo de la ciudad y ha de dirigir el futuro urbanístico de Bilbao en el horizonte de, aproximadamente, los 15 años posteriores a su aprobación definitiva, prevista en 2020.

Con este documento, que ha salido adelante con los votos de PNV, PSE, y PP, la abstención de EH Bildu, y el rechazo de Udalberri Bilbao en Común y Ganemos Goazen Bilbao, se pretende dar respuesta a las necesidades y demandas presentes y futuras en materia de ordenación urbana, regeneración y renovación de entornos urbanos, vivienda, actividades económicas, medio natural, equipamientos, nuevos espacios libres y zonas verdes, y servicios urbanos.

En este PGOU se han recogido los objetivos y propuestas que formaban parte del proyecto de Avance y que fue, a su vez, objeto de un "ambicioso" programa de participación ciudadana. Tras la aprobación en el pleno municipal de hoy, se procederá a la publicación del acuerdo de aprobación en el BOB y a la apertura de un periodo de exposición pública de 45 días hábiles.

En el primer trimestre de 2020 será la aprobación provisional en el pleno y la aprobación definitiva, si todo va sobre lo previsto, se producirá en un pleno a finales del 2020.

A partir del 4 de marzo estarán disponibles en la web municipal todos los documentos (memoria, planos y normativa) que recoge el PGOU y podrán ser consultados por la ciudadanía. Para atender consultas más especializadas que requieran una atención personalizada, el área de Planificación Urbana tendrá habilitado un servicio de atención de cita previa a través de la web en horario de mañana, entre el 11 de marzo y el 16 de mayo.

La Revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) es un documento muy amplio que hace referencia a todos los barrios de la ciudad con alternativas de intervención de diferentes materias.

Los objetivos que definen las principales propuestas son el mantenimiento y preservación del suelo natural, minimizando la extensión de las propuestas urbanas que conlleven su urbanización o su artificialización; la respuesta a las demandas de carácter urbano, minimizando su extensión al medio natural; la orientación del modelo de intervención y de desarrollo del medio urbano hacia la obtención de barrios y entornos urbanos complejos, inclusivos, seguros y sostenibles; y la determinación de un modelo de movilidad, transporte y comunicaciones sostenible, acorde con el PMUS (Plan de Movilidad Urbana Sostenible 2015-2030 de la villa de Bilbao).

Además, con este plan se busca dar respuesta a las demandas de vivienda mediante la ordenación de un total aproximado de 14.638 nuevas viviendas, y también a las demandas de actividades económicas mediante la ordenación de una edificabilidad total aproximada de 460.000 m2.

Asimismo, se persigue la ordenación del sistema de equipamientos, y, entre otros, se reserva suelo para los grandes equipamientos de la ciudad, y el refuerzo de equipamientos base. También se ordenará el sistema de espacios libres, se fortalecerá el carácter integrador de la Ría como eje estructurante de la ciudad, y se identificará y preservará el patrimonio cultural de interés.

El concejal responsable de Planificación Urbana, Asier Abaunza, ha afirmado que "la clave del éxito de la transformación urbana de Bilbao se basa, fundamentalmente, en el consenso en cuanto hacia donde queremos llevar la ciudad", y, en su opinión, "la base está bastante sólidamente consensuada entre todos".

Según ha dicho, Bilbao ha pasado de ser "una ciudad de industrial a una de servicios" y, ahora, "el nuevo reto es pasar de la ciudad de servicios a la del conocimiento, una ciudad que sea capaz de atraer nuevas actividades económicas, de generar nuevos puestos de trabajo".

Para eso, ha dicho, "necesitamos que el chasis de la ciudad se adapta también a estas nuevas necesidades de la ciudad, y es lo que se platea en este documento, no consumiendo suelo no urbanizable alrededor de la ciudad, sino al revés, desclasificando suelo que estaba planteado como edificable en el plan de 1995 y consolidando el anillo verde de la ciudad".

Por su parte, el portavoz del PSE, Alfonso Gil, ha asegurado que se está "consolidando el plan de 1995 y mirando al futuro". "Estamos pasando de una ciudad industrial a una de servicios, y vamos a una sociedad de conocimiento y de servicios avanzados de alto valor añadido, lo que es mejora de calidad de vida", ha remarcado.

OPOSICIÓN

Desde los grupos de la oposición, el portavoz de Ganemos Goazen Bilbao, Francisco Samir Ladhou, ha dicho que el Ayuntamiento de Bilbao "debe impulsar la rehabilitación como forma de recuperar viviendas que tienen una media de 50 años, muchas de las cuales no son ni accesibles ni energéticamente sostenibles". Por ello, ha demandado "más ayudas a la rehabilitación en vez de levantar más edificios en el extrarradio".

Además, ha considerado que Bilbao, con este plan, es "una pequeña ciudad de provincias, que va con mucho retraso en el tránsito a una ciudad verde, generadora de energías alternativas y, por tanto, lo más autónoma posible a las grandes empresas que dominan las fuentes de energía y que se ocupan de no tener competencia".

La portavoz de Udalberri Bilbao en Común, Carmen Muñoz, ha considerado que la planificación urbana "debe concebirse desde una perspectiva más amplia que la pura planificación de actividades de transformación urbanística".

En su opinión, éste "no es el plan que Bilbao necesita para los próximos 20 años porque carece de perspectiva suficiente para afrontar los retos de Bilbao". Así, cree que "no se ajusta a los retos de movilidad sostenible, el envejecimiento de la población y la vivienda asequible" y "faltan compromisos asumidos en el PMUS y protección a los equipamientos sociales".

Por su parte, el portavoz del PP, Luis Eguíluz, ha considerado que, con la propuesta de aprobación inicial de la revisión del PGOU se da "un paso importantísimo" y ha destacado que el documento cuenta con "un amplio consenso social". Aunque "no es la propuesta del PP, ha reconocido que "existe una gran coincidencia con nuestra idea de lo que debe ser el futuro de Bilbao".

Eguíluz ha apostado por un Bilbao en el que la mejora "llegue a todos los distritos y barrios" y ha considerado fundamental que "no solo se contemplen grandes infraestructuras como el AVE, sino otras más proximidad, como el soterramiento de FEVE o la eliminación del viaducto de Rekalde".

Así mismo, ha advertido que "los espacios de profundidad que aparecen y las posibilidad de que ofrecen no pueden convertirse en una especie de cheque en blanco para obras faraónicas, sino para dar continuidad a la trama urbana y extender el ensanche de Bilbao".

La portavoz de EH Bildu, Aitziber Ibainarriaga, ha considerado que "se ha dibujado esta primera propuesta a trazo gordo, y se nos han quedado cosas por el camino", aunque "hay cosas que nos gustan", como que "se cambia el paradigma de cómo debemos dibujar el futuro de la ciudad, y se va a hacer lo contrario de lo que se hacía hasta ahora, como que no se va a urbanizar más allá de la ciudad consolidada".

Así, ha dicho que la nueva propuesta", aunque no es la de EH Bildu, porque "no vemos ideas ambiciosas para los barrios y se plantean recalificaciones de viviendas desde el prisma economicista, pasa a alinearse con los planteamiento de EH Bildu".

Contador

Para leer más