La Carta de Derechos Sociales llama a la sociedad a "la lucha" por unas pensiones dignas y se suma a los actos del día 1

Rueda de prensa de la Carta de Derechos Sociales
CARTA DE DERECHOS SOCIALES
Publicado 26/09/2018 12:30:02CET

BILBAO, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

Las organizaciones sociales y sindicales que integran la Carta de Derechos Sociales de Euskal Herria han llamado a la ciudadanía vasca a "la lucha" por unas pensiones "dignas" y, en concreto, a participar en las movilizaciones convocadas el lunes día 1 de octubre por el Movimiento de Pensionistas de Euskal Herria.

Los integrantes de esta iniciativa han ofrecido una rueda de prensa en Bilbao para sumarse a los actos de protesta previstos para el 1 de octubre tanto en el País Vasco y Navarra coincidiendo con el "Día del Mayor".

En su comparecencia, han asegurado que garantizar un sistema de pensiones público es "responsabilidad del conjunto de trabajadores" y es "fundamental para el reparto equitativo de la riqueza y la creación de una sociedad vasca justa y solidaria".

En este sentido, se han mostrado convencidos de que los avances que se podrán conseguir van a ser "directamente proporcionales a la capacidad de lucha", y por ello, han llamado a toda la ciudadanía vasca a participar en las movilizaciones.

"Nuestro compromiso ha sido y sigue siendo garantizar unas pensiones dignas y unos servicios socio-sanitarios públicos y universales, coincidiendo con las reivindicaciones planteadas por el
movimiento de pensionistas de Euskal Herria", han añadido.

Según han destacado, el reparto "equitativo" de la riqueza está en el "centro de estas reivindicaciones" y, por ello, han demandado una
revalorización automática de las pensiones en función del IPC, una pensión mínima de 1.080 euros, derogación de las reformas de pensiones de 2011, 2013 y factor de sostenibilidad; un Salario Mínimo Interprofesional de 1.200 euros, la recuperación del poder adquisitivo de los salarios o la derogación de las reformas laborales que "han incrementado la
precariedad".

También han pedido acabar con la brecha salarial y de pensiones entre hombres y mujeres, el reparto del trabajo y creación de una red pública universal de servicios socio-sanitarios.

La Carta de Derechos Sociales ha exigido a las instituciones vascas que "hagan lo que sea necesario" para garantizar "los derechos de las personas pensionistas en Euskal Herria" y que tomen "medidas efectivas reales" como las que se plantean para la movilización "con el fin de acabar con la pobreza, la desigualdad desde las políticas fiscales y presupuestarias".