CEAR-Euskadi advierte de que las plazas de acogida a refugiados están ocupadas

 Javier Galparsoro Y Patricia Bárcena (CEAR Euskadi)
EUROPA PRESS
Actualizado 18/06/2018 18:17:54 CET

Euskadi recibió el año pasado 970 solicitudes de asilo, casi el doble que en 2016

BILBAO, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Comisión de Ayuda al Refugiado en Euskadi (CEAR-Euskadi) ha advertido de que las 463 plazas de acogida a personas refugiadas en la Comunidad Autónoma Vasca están ocupadas o ya adjudicadas, por lo que ha afirmado que es necesario ampliar el sistema de acogida no sólo para atender la "situación excepcional" del Aquarius, sino para "dar respuesta a un sistema que está colapsado". También ha urgido a crear un albergue público de primera acogida.

El presidente de CEAR-Euskadi, Javier Galparsoro, su directora, Patricia Bárcena, y la coordinadora de Acogida, Elena Valverde, han presentado este lunes, en una rueda de prensa en Bilbao, el informe 'Las personas refugiadas en España y Europa', con motivo del Día Internacional de las Personas Refugiadas el próximo día 20.

En la comparecencia, los responsables de CEAR en el País Vasco han alertado de "la magnitud de la crisis humanitaria" que se está produciendo en el mundo ya que se estima que el pasado año 70 millones de personas se vieron obligadas a abandonar sus hogares y "miles de personas" perdieron la vida en las rutas migratorias, entre las que el Mediterráneo es la "más mortal".

No obstante, han destacado que la llegada del Aquarius este fin de semana a España evidencia que, "cuando se quiere acoger y dar respuesta humanitaria, se puede". Sin embargo, han advertido de que, a lo largo del fin de semana, han llegado a las costas andaluzas otras 1.290 personas que "no han sido recibidas con los mismos honores y probablemente no van a recibir "el mismo tratamiento jurídico". "No podemos hacer refugiados de primera y de segunda categoría", ha demandado Javier Galparsoro.

Los responsables de CEAR han explicado que durante el pasado año se incrementaron los solicitantes de asilo en todo el mundo por los "conflictos y motivos de persecución" que se dan en distintos países. Siguiendo esta tendencia, el Estado anotó un "nuevo récord" de solicitudes de asilo, con un total de 31.120, y Euskadi prácticamente duplicó sus datos respecto a 2016. En concreto, 970 personas solicitaron asilo en el País Vasco, de los que 592 corresponden a Bizkaia, 258 a Álava y 121 a Gipuzkoa.

En este incremento, han indicado, ha influido también el mayor conocimiento del derecho de asilo y los "ciertos avances" en los recursos públicos y privados. En esta línea, han explicado que el sistema de acogida ha experimento en Euskadi, así como en el conjunto del Estado, un "considerable aumento" en el número de plazas, de manera que en el caso vasco se ha pasado de 200 en 2016 a las 463 actuales.

No obstante, han advertido de que "no son suficientes". En este sentido, Galparsoro ha señalado que existe "la falsa creencia" de que las personas refugiadas "no llegan" debido al "fracaso" del programa de reubicación y reasentamiento de la UE, en función del cual han llegado a Euskadi 167 personas desde la firma del acuerdo en 2015 (el 6% del total del Estado). Sin embargo, ha remarcado, están llegando "por su cuenta", en casos que "no son tan mediáticos" como el Aquarius.

De este modo, la directora de CEAR-Euskadi ha indicado que, con motivo de la acogida de este barco, "erróneamente" se ha extendido la creencia de que "en Euskadi había plazas suficientes como para ofertar la acogida a personas", pero las plazas de acogida existentes actualmente "no están vacías". "Las 463 están ocupadas o reservadas para ser ocupadas en las próximas semanas", ha explicado Bárcena, que ha añadido que, en las plazas gestionadas por CEAR, hay además una lista de espera de más de 100 personas.

En este sentido, ha indicado que "es necesario ampliar el sistema de acogida si realmente queremos dar respuesta no sólo al Aquarius, sino también a la llegada de personas a las costas andaluzas".
A juicio de CEAR-Euskadi, es preciso "no sólo ampliarlas porque estamos en una situación excepcional de acogida humanitaria para dar respuesta al barco Aquarius, sino para dar respuesta a un sistema que está colapsado y que necesita un ampliación mayor, tanto de plazas estables como de la primera acogida".

De hecho, una de las principales reivindicaciones de CEAR-Euskadi es la puesta en marcha de un albergue público de primera acogida, con entre 60 y 100 plazas "mínimo", para las personas que todavía no han podido entrar en el programa de asilo y que no tienen posibilidad de alojamiento en casas de familiares o en su red social. Actualmente, existen 50 plazas en albergues y hostales que, en su opinión, son "absolutamente insuficientes".

También pide "minimizar" el tiempo de espera para tramitar la solicitud de asilo, con una media de tres meses. Según ha señalado la directora de CEAR en Euskadi, en este momento, la oficina de San Sebastián está dando citas para septiembre, la de Bilbao para octubre y la Vitoria para agosto.

Asimismo, CEAR reivindica adecuar el sistema de asilo a las necesidades de las personas y no al contrario, el acceso efectivo a derechos como el empleo o la vivienda, y apostar por la "salud integral" ya que la experiencia que viven y la incertidumbre a la que se enfrentan supone un "fuerte impacto en su salud mental".

Desde esta organización reconocen el "interés" por parte de las instituciones en mejorar el sistema, pero han advertido de que "queda mucho camino por recorrer". Asimismo, han lamentado que, en el Estado, dos de cada tres solicitudes de asilo son rechazadas, mientras que la media de resoluciones favorables en la UE es del 45%.

Por otro lado, su presidente ha cuestionado "qué opciones podemos tener de hacer un sistema europeo de asilo" con acuerdos como el que mantiene la UE con Turquía o con la actitud del Gobierno italiano sobre el Aquarius. Según ha indicado, los dirigentes europeos no pueden "escurrir el bulto" mientras sigue habiendo "conflictos en el mundo" y Europa "mira a otro lado", sino que "Europa tiene que reconstruir sus valores".

En palabras de Patricia Bárcena, el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez, a quien CEAR ha aplaudido su decisión de acoger el Aquarius, tiene la oportunidad de "liderar" las políticas europeas en esta materia para dar "un giro real".

EL PERFIL DEL SOLICITANTE EN EUSKADI

Aunque no existen datos oficiales, las cifras recogidas por CEAR-Euskadi, que tramitó el 70% de las solicitudes de asilo en 2017 en la comunidad autónoma, casi el 60% de las personas atendidas proceden de tres países, Venezuela (40,33%), Colombia (9,52%) y Ucrania (8,16%). Precisamente, la comparecencia ha contado con la presencia de un solicitante colombiano que ha narrado su experiencia en su país "homofóbico", en el que fue agredido y recibió amenazas contra la vida de su hija.

El resto de los solicitantes se reparte entre 40 nacionalidades distintas y, en concreto, Siria supuso el año pasado "apenas 30 personas", ha indicado Patricia Bárcena.

Por otro lado, los responsables de CEAR-Euskadi han realizado un llamamiento para participar en la carrera solidaria que celebrarán este sábado, 23 de junio, desde la explanada del Guggenheim para reivindicar los "derechos que deben amparar a los solicitantes de asilo y que tantas veces se vulneran". La prueba partirá a las once y media de la mañana, aunque también se han organizado conciertos y un espacio lúdico.