Diputación de Bizkaia aconseja tomar medidas preventivas para San Juan

Actualizado 20/06/2015 13:35:11 CET
Hogueras
DIPUTACIÓN

BILBAO, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Diputación Foral de Bizkaia, a través del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento, ha elaborado un listado de recomendaciones de cara a adoptar "medidas preventivas" con el objeto de evitar accidentes durante la celebración de las tradicionales hogueras de la noche de San Juan.

Según ha informado la entidad foral, en total son 17 consejos divididos en tres epígrafes: consideraciones previas, precauciones durante la quema y actuaciones en caso de quemaduras fortuitas.

Entre las consideraciones previas, se encuentra la de ubicar la hoguera en lugar alejado de cualquier edificio, vehículo o vegetación alta, como mínimo a una distancia cinco veces mayor que la altura del apilamiento.

También se aconseja situar la hoguera alejada de líneas aéreas de electricidad o telefonía y se advierte de que ninguna de las dimensiones del apilamiento debe sobrepasar los cuatro metros.

Mantener el entorno del apilamiento limpio y libre de material combustible, tanto hierbas y maleza como papeles o tejidos que puedan propagar el fuego y evitar el apilamiento durante las jornadas previas, no superando las 72 horas antes de su encendido, son otros de los consejos.

Asimismo, si el terreno es asfalto o baldosa se recuerda que se pueda dañar por lo que se pide colocar una base de arena o tierra de al menos 10 centímetros de espesor y se pide tener en cuenta la fuerza y dirección del viento.

DURANTE LA QUEMA

Por lo que respecta a las precauciones a tomar durante la quema se aconseja encender la hoguera utilizando únicamente papel, paja seca y astillas o pastillas para barbacoa.

Se insta además a no utilizar líquidos inflamables como alcohol, queroseno, gasolina o disolventes y no colocar ni arrojar objetos pirotécnicos en el interior o cerca de la hoguera.

No arrojar botes, latas, basura de ningún tipo ni neumáticos o plásticos que puedan generar humos tóxicos y no colocar en la zona exterior del apilamiento papeles o tejidos que puedan ser arrastrados por las corrientes generadas por el fuego son otros de los consejos.

También se solicita no dejar la hoguera sin supervisión de un adulto y mantener en las cercanías una manguera de agua, batefuegos o extintores, en previsión.

"Cuando la fiesta haya terminado o la hoguera se haya consumido, asegurarse de que no quedan brasas o rescoldos encendidos que puedan ser arrastrados por el viento, utilizando agua para su total enfriamiento o cubriéndolo con arena o tierra", añaden.

Por último, y en referencia al hecho de que se produzcan quemaduras fortuitas, aconsejan rociar inmediatamente con agua la zona de piel quemada, durante un buen rato (15 minutos) y se recomienda no echar pomadas ni desinfectantes en un primer momento.

"Si la quemadura es profunda o extensa llamar a SOS Deiak 112 y trasladar a un centro sanitario dejando la zona quemada al aire o cubriéndola con una gasa estéril empapada en suero fisiológico", han añadido.